Desde hace años, los desfiles del 1ro de Mayo en Cuba son, más que cualquier consigna o arenga, un maravilloso espacio para congas y cuanta gozadera cubana se pueda imaginar. Así lo hicieron los jóvenes esta vez.