Costosas keratinas o uñas acrílicas, extensiones, tintes… las jóvenes cubanas apuestan cada día más por “embellecerse” con productos artificiales. A la par, uno de los sectores privados más pujantes tienen que ver con la belleza, debido a los altos precios y costos que tiene, unido a una gran demanda.

Ary Guerrero recorre Holguín buscando respuestas al auge de estas preferencias.