El fútbol en tierra de béisbol

Rostros pintados, banderas o cualquier trozo de tela con los colores de las selecciones preferidas adheridos a los autos y las viviendas, son imágenes que brotan también en Cuba cuando la fiebre del fútbol mundial contagia al archipiélago. La Copa en Brasil llega a la nación caribeña en un momento en que la pasión por el más universal de los deportes está plenamente instaurada y le disputa la preferencia al deporte históricamente más seguido en el país: el béisbol.

Por José Jasán Nieves

Hace un par de años atrás la discusión generó más de un artículo y documentales en la televisión, pues cada vez más se oye hablar del desempeño del Real Madrid y el Barcelona sobre los resultados de la Serie Nacional (el torneo local de las bolas y los strikes).

El debate, aunque disminuido, no culmina, pues semanas atrás el periodista y bloguero Claudio Peláez, de La Habana, evocando las intervenciones de intelectuales que insistieron en el rescate de la identidad nacional, comentaba en su muro de Facebook: “El Canal de los Deportes en Cuba transmite 10 partidos de fútbol a la semana (…) De béisbol, el deporte nacional, después de terminada la serie nacional transmite sólo uno durante toda la semana (…). Terminado el VIII Congreso de la UNEAC (Unión de Escritores y Artistas de Cuba) me parece que mucha gente no ha entendido nada de nada”.

Sin embargo, para seguidores del fútbol como el arquitecto Roberto Ripoll y la joven periodista Litzie Álvarez, no hay fundamentos para la polémica. “La televisión cubana encuestó al público y resultó que las audiencias prefieren consumir más balonpié que pelota. Pienso que tal vez tiene que ver con que “cansa” más seguir un partido de pelota durante 3 o 4 horas, casi todos los días, que un tope de fútbol por 90 minutos dos veces a la semana”, opina Ripoll, comentarista de fútbol en una radioemisora del centro del país.

“Consumimos en tv lo mejor del fútbol mundial, en cambio de béisbol sólo apreciamos el torneo doméstico, en franca crisis de calidad, y uno o dos partidos de ligas profesionales extranjeras con el mayor nivel”, argumenta la periodista Álvarez, confesa fanática de ambos deportes.

La salida constante de peloteros cubanos hacia el profesionalismo en Estados Unidos o circuitos subordinados a la organización de las Grandes Ligas norteamericanas, supone un desgaste anual para el brillo del campeonato criollo. La afectación es mayor pues para probar suerte en esos eventos, los atletas de la mayor de las Antillas deben renunciar a cualquier vínculo con su país, como resultado de las políticas de aislamiento contra Cuba del gobierno estadounidense.

Ante la realidad de las emigraciones incontenibles y la demanda popular, las autoridades deportivas comienzan a admitir la inserción de deportistas en torneos profesionales, una decisión de la cual la mayoría espera (incluidos Ripoll y Álvarez) el incremento del nivel en las competiciones nacionales, incluido, por supuesto, el fútbol.

“En los últimos años, cubanos como Maikel Galindo y Osvaldo Alonso, han brillado en la liga profesional de fútbol de los Estados Unidos, lo que quiere decir que aquí existe talento y preparación para formar competidores”, argumenta Ripoll.

“Las canchas cubanas no venden ahora resultados de gran nivel, pero esa realidad podría cambiar si se concreta la inserción de nuestros “prospectos” en copas del área como México o Panamá. Con esos pasos volveríamos a ser una potencia deportiva como lo fuimos años atrás”, vaticina su coterránea Álvarez.

Los augurios y contradicciones en torno al balompié nacional quedan un poco al margen por estos días mientras la fiebre mundialista comienza a subir y las pantallas de televisión atrapan a millones de nuevos brasileños, argentinos, españoles o italianos. Es momento de divertirse y no de debatir, guardando las energías para cuando un gol arranque los gritos que también motiva un batazo de “home run” (el cuadrangular).    

 

Autor

 

José Jasán Nieves. "Periodista cubano. Canalicé mi curiosidad innata en un oficio y una profesión que me permite invitar a mirar hacia, lo que muchas veces, no se mira."

Historial

Miembro durante
8 meses 1 semana

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.