Las ondas perturban su sueño

Piensa en cuántos aparatos eléctricos hay en tu dormitorio. Todos emiten alguna especie de señal electromagnética. Aunque sea muy leve. Súmale todas las señales electromagnéticas que entran o salen de ahí. Doy algunas ideas: teléfono celular, computadora, tableta, 3G, tv análoga, tv vía satélite, Bluetooth, Wi-Fi, radio, etc.

Si vivimos en una ciudad, la situación se complica: Aunque nosotros no tengamos dichas tecnologías, nuestros vecinos sí. Si no es posible escapar de este maremoto de señales, ¿es seguro vivir en medio de todas ellas?

Sin consenso

Los investigadores no se ponen de acuerdo. Cada tipo de señal parece tener su propio nivel de seguridad y nadie está seguro de qué efecto tienen cuando se mezclan entre sí. Algunos estudios aseguran, por ejemplo, que las señales Wi-Fi son inofensivas incluso para los bebés. Por el contrario, el uso de las señales celulares parece ser potencialmente más dañino, en especial para los más pequeños.

Aunque la mayoría de las investigaciones coinciden en que los riesgos son menores, nunca está de más prevenir. Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, las señales electromagnéticas están clasificadas de forma similar al café, el talco y la gasolina como "posibles agentes cancerígenos en humanos". Es decir, que podrían ocasionarnos cáncer, pero no hay evidencia suficiente para asegurarlo.

¿"Posibles agentes cancerígenos"?

Por suerte, esa clasificación también significa que dichos agentes no tienen la suficiente potencia para dañar por sí solas, sino como "efectos bioquímicos de cooperación". Es decir, que sus efectos serían complementarios a otros estímulos mucho más peligrosos.

Vale la pena destacar que dentro de los "campos de frecuencia electromagnéticos" se encuentra una variedad enorme de señales: tv, radio, 3G, Wi-Fi, con diferentes características cada uno. Aunque han sido clasificados como "posiblemente cancerígenos" recientemente, hay que recordar que llevamos décadas conviviendo con las señales de radio y televisión sin que se haya podido comprobar que tienen tales efectos.

Resultaría ingenuo intentar alejarse de todas las ondas electromagnéticas para evadir sus efectos nocivos. Aunque las elimináramos de nuestro hogar, seguiríamos expuestos en la calle, lugares de trabajo o de entretenimiento. Por esa razón proponemos una serie de acciones para disminuir los riesgos y efectos nocivos.

Algunas ideas para disminuir riesgos:

  • Habla sólo el tiempo que sea necesario con el teléfono móvil cerca de la cabeza: Según las investigaciones, las señales celulares son las que más riesgo entrañan, en especial cuando se emiten cerca del cerebro. Por ese motivo se recomienda usar audífonos si se realizaran llamadas de larga duración. 
  • Evita dormir con el celular cerca de tu cabeza (O al menos desconecta la señal 3G): De la misma forma, podría ser peligroso dormir con la señal celular emitiendo durante toda la noche. Si vas a utilizar tu teléfono para monitorear tu sueño o como alarma, procura desconectar la señal del teléfono.
  • Apaga y desconecta los aparatos que no vayas a utilizar: Si sabes que no utilizarás tu computadora o tu televisión por unos días, es mejor dejarlas desconectadas. La mayoría de los electrodomésticos siguen emitiendo señales electromagnéticas incluso estando apagados porque entran en un modo de "suspensión" para poder iniciarse más rápidamente. Al desconectarlos te aseguras de que no emitan ninguna frecuencia y además puedes incluso ahorrar algo de dinero pues no estarán consumiendo energía eléctrica.
  • Evita la concentración de cables y emisores de campos electromagnéticos cerca de camas, sillones y escritorios: Aunque no lo notemos, estos lugares son donde pasamos más tiempo, ya sea durmiendo, trabajando o viendo la televisión. Es por eso que alejar las emisiones electromagnéticas reducen el tiempo y la intensidad de exposición. Intenta enchufar los cables en un lugar alejado de donde estarás mucho tiempo.
  • Aquellos con una gran preocupación por la llamada “contaminación electromagnética” incluso pueden acudir a empresas especializadas. A través de dispositivos, protocolos y materiales que disminuyen los campos electromagnéticos, permiten convertir los hogares en zonas de bajo impacto de este tipo de contaminación. Puedes revisar el texto Cómo reducir los niveles de CEM en nuestro hogar de la empresa CCEM (Control de la Contaminación Electromagnética).

Tambien en elTOQUE: 

“Ojalá llueva café en el campo…” ¡y en los barrios!

Autor

Jorge Tirzo, escribe semanalmente su blog para El Toque. Desde Ciudad de México y con mirada crítica, descubre las últimas novedades en tecnología y medios, entre otros temas. Twitter: @ztirzo. Sitio web: tirzo.com.mx.

Historial

Miembro durante
10 meses 2 semanas

Comentarios

  3 meses

Si esto fuera cierto habria que decretar un dia a la semana de corte electrico genera a nivel global para probarlo, pue desde que Marconi invento la transmision de la Radio, nos encontramos en una sopa de hondas electricas, pues cualquier linea de transmision elctrica nos someten a un campo magnetico superior, incluso la red interior del hogar sin dejar de mencionar los millones de megawatts que se radian en radio broacst, y television.
De verdad que hay cada imbecil propagando imbecilidades que si se continua asi nos volveremos todos ideotas.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.