Nuevas formas de ver y reportar el mundial

Este mundial se vive diferente. Si antes la televisión era la única reina de esta competencia, cada vez debe compartir más espacio con medios más interactivos. Sistemas computarizados reportan los partidos más rápido que cualquier comentarista. Los televidentes no se conforman con el análisis de los conductores, sino que asisten a sus redes sociales para interactuar con sus contactos.

En ocho años, la tecnología ha cambiado y los usos que le damos también. En el mundial de Alemania en el 2006, según Computer Hoy, se calculaba que durante cada partido en el estadio se transferían 30 Gb de datos. Eso fue antes del iPhone, en los albores de Twitter, Facebook y el acceso a Internet vía móvil. Ahora en Brasil 2014, se calcula que durante cada partido los asistentes al estadio generan 12.6 terabytes, es decir 12,902.4 gigabytes. Un aumento del 43008%.

El fútbol y la tecnología móvil

Los espectadores vemos de forma distinta el mundial. Ahora es común que adicionalmente a la pantalla de televisión estemos al pendiente de nuestra tableta para ver los tuits generados sobre el partido. Otros incluso están pendientes de una tercera pantalla, pues a través de sus teléfonos inteligentes mandan mensajes a sus conocidos o reciben estadísticas.

Basta ver la aplicación oficial de la FIFA para el iPad para ver los cambios. En ella es posible seguir al minuto los sucesos principales de un partido así como sus estadísticas. A través de su calendario se pueden programar alertas para no perderse ni un encuentro. Se pueden ver resultados, imágenes, tablas de posiciones, información sobre las ciudades y estados sedes; así como monitorear en tiempo real las menciones de un equipo en redes sociales.

Los aficionados ya no esperan al periódico del día siguiente. Ni siquiera al noticiario nocturno. Cada vez resulta más importante comentar y leer comentarios en tiempo real. Habrá quien diga que ese consumo es “chatarra” y que no vale la pena, pero eso es cosa de cada usuario. Habrá quien siga a grandes escritores como Martín Caparrós, a comentaristas deportivos como José Ramón Fernández y también habrá quien confíe en sus amigos, colegas o celebridades favoritas.

Lo innegable es que este mundial se vive en paralelo a través de la televisión (o la radio) y las redes sociales. Para muestra un botón: El gol que Leonel Messi anotó a la selección de Bosnia ocasionó 236,171 tuits al respecto en sólo un minuto. Ese mismo partido entre bosnios y argentinos generó un total de 6.4 millones de tuits durante los 90 minutos.

El periodismo deportivo ante los cambios digitales

De nada sirve lamentarse por los cambios ni decir que el pasado fue mejor. Ni siquiera los periodistas deportivos con mejor memoria pueden competir con los cálculos instantáneos de los sistemas computarizados al recordar estadísticas, efemérides y otros datos de trivia. La cobertura del mundial debe adaptarse a las nuevas necesidades de los espectadores.

Aunque la televisión sigue apostando por un esquema más tradicional, algunos medios digitales han explorado en coberturas que vale la pena mirar. Algunos ejemplos han sido destacados por Clases de Periodismo y el LABlogatorio de RTVE:

• Fusion Soccer: Además de llevar un registro de todos los marcadores, esta página elabora crónicas en tiempo real a manera de livebloging. Destaca el uso de gifs para mostrar momentos culminantes. Este tipo de coberturas es propicia para seguirse en simultáneo mientras se mira la televisión, pues es posible revivir los goles o jugadas importantes.

• New York Times: En paralelo a su cobertura tradicional, el equipo del suplemento Magazine del NYT ha preparado algunas historias multimedia sobre el mundial. Entre ellas destaca Mis viajes con la maldición del Maracaná, una crónica que combina texto, fotografía, dibujo y audio. Es una lectura extensa, amena y divertida que une lo deportivo con lo social.

Además, tanto Google como Twitter han montado plataformas específicas para la cobertura del torneo:

• Copa Mundial en Google Trends: Haciendo uso de sus millones de datos, Google propone una cobertura desde un ángulo que sólo podrían hacer ellos: Qué busca la gente que mira el Mundial. Así es como sabemos que los brasileños buscan más información sobre el pelo de Neymar que sobre su tarjeta amarilla y su desempeño futbolístico. Cada partido es analizado a través de gráficos y estadísticas. Por ejemplo, podemos saber que durante el partido México - Brasil donde el portero mexicano consiguió un histórico 0–0, no sólo fue tendencia googlear “¿Quién es Guillermo Ochoa?” sino también “¿Quién es la esposa de Ochoa?” y “¿Dónde puedo ver memes de Memo Ochoa?”. Toda una mina de oro para los periodistas que quieran conocer qué piensan y qué quieren saber sus públicos.

• Twitter Data: La cuenta dedicada al análisis de datos de esta plataforma de microblogging ha dedicado los últimos días a hacer su propia cobertura del mundial. Gracias a ello es posible saber qué decía la tuitosfera durante los partidos. Con infografías y mapas, Twitter muestra las tendencias de interés como los jugadores más mencionados, los momentos más tuiteados, etc.

En suma, el mundial de Brasil es más que nunca de los espectadores. Somos nosotros los que generamos millones de comentarios, memes, análisis, etc. Quien comprenda el valor de las redes sociales, la interacción y el análisis de datos (big data) podrá realmente conectar. Una lección que aún deben aprender muchos medios.

Autor

Jorge Tirzo, escribe semanalmente su blog para El Toque. Desde Ciudad de México y con mirada crítica, descubre las últimas novedades en tecnología y medios, entre otros temas. Twitter: @ztirzo. Sitio web: tirzo.com.mx.

Historial

Miembro durante
1 año 2 semanas

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.