Venezuela: ¡La violencia es de cobardes!

¿Guerra civil? En Venezuela llevamos más de 10 días alertas a lo que puede ocurrir tras numerosas manifestaciones de estudiantes en Caracas, y otras ciudades del país como Mérida, San Cristóbal, Valencia o Coro. Lo que da cuenta de un descontento social que vale la pena analizar. Al menos, en Chacao, ayuntamiento del Este capitalino, las últimas noches los vecinos han vivido momentos de tensión absoluta; entre disparos, perdigones y gas lacrimógeno. El gobierno de Nicolás Maduro ha sido categórico ante la situación: “frente a un golpe fascista radicalizaríamos la revolución”.

Las actividades estudiantiles han desembocado en diversos disturbios, sobre todo, en las zonas de Altamira, Chacao y Parque Carabobo aquí en Caracas. El resultado hasta la fecha es de 3 personas muertas, 175 estudiantes detenidos, 97 en libertad condicional, más de 200 heridos con perdigones, además de decenas de afectados, entre los que se encuentran ciudadanos en general, según información suministrada por dirigentes de oposición.

La paz es la consigna. Los líderes universitarios en una movilización realizada este domingo frente a Parque Cristal, han dejado claro que no recurren a actos vandálicos, y señalan que los lamentables hechos salvajes han sido perpetrados por “infiltrados”. En este sentido, voceros del oficialismo, contradicen dicha tesis y apuestan a que los ataques a cuerpos de seguridad e infraestructura, entre los que se encuentran sedes de Ministerios o el canal de TV oficial, son el producto de planes desestabilizadores gestados desde Washington.

Por su parte, el dirigente de Voluntad Popular, Leopoldo López, convocó una marcha para el martes  18 hacia el centro de Caracas, específicamente, al Ministerio de Interior y Justicia. La marcha tiene como objetivo pedir que se aclare la responsabilidad del Estado en los homicidios contabilizados el pasado miércoles 12 de febrero, así como que se liberen a los jóvenes detenidos y  exigirá que cese la represión social y el desarme de los grupos colectivos. Añadió que no tiene miedo y que hará frente a las acusaciones expresadas por Maduro – este último justamente ha dicho que no es Miraflores sino la Fiscalía la que está buscando a López para que responda ante la Ley -.

También anoche, durante una cadena televisiva, el Jefe de Estado venezolano ha expulsado del territorio a 3 funcionarios de la Casa Blanca, pues supuestamente ellos conspiran contra la paz de esta nación suramericana. Hizo otras acusaciones, incluso contra los estudiantes, a quienes tildó de “violentos”. Frente a esto, el otrora candidato presidencial y gobernador de la región de Miranda, Henrique Capriles, aprovechó la red social twitter, para invitar a Maduro a un debate frente a las cámaras pues a su juicio: “qué fácil es mentir y retar en cadena nacional”.

Los párrafos anteriores resumen el panorama. Ahora bien, qué piensa la gente… ¿cuál es la verdad? Partiendo de que no existe nada absoluto, es preciso acotar que en estas protestas estudiantiles sí ha existido violencia, pero ¿de dónde proviene la misma? Algunos usuarios de Youtube han colgado videos y reseñan que se puede evidenciar cómo grupos encapuchados atacan a la multitud con armas de fuego, pero subrayan que a un lado pareciera que los cuerpos de seguridad dejan que éstos disparen a mansalva. ¿Por qué no arrestarlos?

Esto no queda aquí. En otros hechos, sí es cierto, y lo hemos presenciado, algunos hombres y mujeres agreden a los militares, con piedras o botellas, quiebran vidrieras, atacan infraestructuras gubernamentales y queman cauchos. Desde la acera que venga, la violencia es de aquellos que no tienen la razón.

Empero, con responsabilidad y ética periodística, me atrevo a aseverar que todos los venezolanos (o gran parte de ellos) estamos cansados que como en otros episodios similares se culpe a un bando o al otro, a priori, sin investigación decente ni pruebas en manos. Las pruebas son necesarias. Deben aprehender a los culpables, y mostrar a la nación la matriz del vandalismo. Si hay financiamiento externo, si hay un laboratorio fascista, o lo que sea, tiene que demostrarse pero que no se quede en cavilaciones ni en justificaciones sin fundamento.

Hay algo que está claro: los estudiantes, la mayoría de este movimiento, son pacíficos. La historia ha dado cuenta que son los jóvenes quienes se manifiestan en contra del status quo, y pretenden cambiar las cosas para mejor. Más allá de los voceros de la Mesa de la Unidad, o de “factores imperialistas”, existe una verdad irrefutable: Venezuela asfixia en la actualidad a los profesionales, quienes no ven futuro en la tierra en la que nacieron. Aunado a lo anterior, se suma las cifras de inseguridad, la escasez de alimentos, el control cambiario, la inflación, la falta de agua y gas en algunas comunidades, incluso urbanas, así como otros servicios básicos para un nivel de vida propio de un país rico en petróleo.

El punto central es que el movimiento estudiantil tomó las calles para reflejar su descontento. Lo cual debe atenderse. Tras los hechos de los últimos días, y con las circunstancias tan álgidas que se viven aquí, es propicio que Miraflores visibilice el problema y no acuse a los medios de exagerar las cosas, ni se busquen culpables. A juicio de muchos analistas, lo mejor es que se llame al dialogo, y el Gobierno tiene en sus manos las condiciones para que este se realice.

Para la paz. Maduro tendrá que establecer mesas de trabajo con los estudiantes, liberar a los detenidos, y tomar medidas económicas prontamente para que se favorezca a todas las clases sociales del país. Así como trabajar en conjunto para que estos jóvenes sientan que en Venezuela hay futuro. Al tiempo que la oposición en general debe concienciarse que el mejor camino es el constitucional y desde ya unir esfuerzos para llamar a un referéndum revocatorio en el 2015. Esta es la salida conveniente, nadie debe morir en Democracia.

Un detalle que se ha pasado por alto es que la recolecta de firmas para esa posible consulta popular ahora los electores deberán colocar su huella dactilar y tomarse una fotografía. Esto da para otro blog, pero desde ya tiene que ponérsele la lupa, pues pudiera producir abstención de algunos opositores por miedo a perder sus trabajos o no recibir créditos o ayudas estatales.

Quién escribe es un fiel creyente de que en Venezuela hay libertad de expresión. No obstante, los medios de comunicación social, especialmente los audiovisuales, se han puesto una mordaza y hecho la vista gorda ante los sucesos acaecidos en Caracas, principalmente. La idea no es crear caos, como fuimos testigos en el pasado, pero sí que  se cuenten las dos partes, y se informe a la población de manera objetiva, veraz y oportuna. Sin manipulaciones, pero sin vetos.

Para finalizar, abogamos porque no exista injerencia norteamericana en este asunto, pero tampoco cubana. La detención de Leopoldo López podría generar conmoción y el enardecimiento de los opositores. Por lo que al Ministerio Público le corresponde actuar mesuradamente en este caso en pro del bienestar de la colectividad. No se me escapa la respuesta a la pregunta inicial… La guerra civil dependerá de la disposición del primer mandatario al dialogo y de una oposición madura que no aproveche a los estudiantes (dicho por ellos mismos en alocuciones este fin de semana) como en el pasado y se limite a jugar democráticamente.

Y, precisamente, es necesario que los jóvenes apelen a los valores constitucionales y sigan manifestando su clamor y malestar con lo que ven a su alrededor pero se reitera que la salida no es la violencia, pues ésta pertenece a los cobardes; a los que se encapuchan y agreden; a los que matan y se esconden; a los que se quedan impunes; a los que no producen por su país; a los que culpan sin reflexionar; a los que no hablan sino atacan; a los que desestiman a las minorías; a los que no se ponen en los zapatos de sus adversarios… a aquellos que no comprenden que todos somos venezolanos.

Humildemente, y más que como bloguero lo haré como residente de esta República caribeña: apelo a la consciencia de mis conciudadanos y hago un llamado a la paz.

Envíame lo que pienses de la violencia a mi twitter: @EduSalazarU

 

Autor

Eduardo Salazar de Peñaranda. Ser joven en América Latina es conocer el pasado y soltarlo; entender el presente y adueñarnos de él; poner la mira en el futuro y desafiarlo a que sea mucho mejor. En las calles de Venezuela: aprendo, descubro y dimensiono la sociedad desde distintos ángulos, pues quedarme con la primera impresión sería un error en un país en el que su gente (Sociedad y Estado) parecieran reinventarse y sorprendernos día a día. A veces me preguntan por qué escribo, y mi respuesta es contundente: no me gusta lo que veo, y esto no quiere decir que todo esté mal, pero tampoco las cosas están como deberían. Por tanto, desde esta trinchera caraqueña apuntalo mi pluma para construir un lugar de paz y sin violencia para vivir, en la espera que desespera pero intencionalmente busca despertar consciencias. 


Twitter: @EduSalazarU

Historial

Miembro durante
10 meses 1 semana

Comentarios

  6 meses

yor ROBOlución que ha tenido Venezuela; hablan de Capitalismo; y los mas
Capitalistas son los Aferrados al Gobierno;; y el Pueblo pasando trabajo para comprar desde un pollo hasta un Kg de Harina.

  6 meses

l de la enfermedad que terminó con el ya sabido padre de la ROBOlución

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.