Jóvenes de distintas edades se reúnen cada fin de semana en la Ciudad Deportiva para jugar algo distinto. Su pasión por los juegos de consola y el juego de cartas Yu-Gi-Oh! les lleva incluso a organizar torneos de carácter nacional.

Mira también:

El abrupto fin de una red cubana de gamers

Animemanía a la cubana

Habana Cosplay: Disfrazarse en serio

El futuro del videojuego cubano