Con 7 muertos y varios kilómetros del malecón bajo las aguas, dejó Irma a La Habana. La vista desde un drone sigue siendo triste.