En el verano en Cuba, no solo se pega el sol, también se pegan diversas enfermedades.

Cuba tiene hoy una situación epidemiológica que lejos de aliviarse, puede convertirse en un verdadero reto para las autoridades sanitarias del país, en una época donde, además de las desfavorables condiciones climatológicas, comienza la temporada alta del turismo.