La Agrupación de Deportes Electrónicos de Cuba (ADEC), una asociación “por cuenta propia” -pues no cuentan con ningún respaldo legal- es una de esas organizaciones nacidas de la voluntad de jóvenes ciudadanos que deciden salir de sus espacios habituales para trabajar y juntar a decenas y miles de otros jóvenes con intereses semejantes.

En Cuba no puede surgir ninguna asociación nueva si ya existe una con objetivos similares, o si no es interés del gobierno, que tiene engavetadas todas las solicitudes que por iniciativa ciudadana se han gestado, en espera de una rumorada -pero quizás lejana- actualización de la Ley de Asociaciones. La ADEC, aunque se conformó en 2007, sufre esta falta de legalidad, pero aun así, trabajan por crecer, aun al margen…