Un grupo de adolescentes cubanos tuvo la iniciativa de formar una “rueda de casino” en el poblado de Madruga, provincia de Mayabeque, para conservar este baile tradicional que, en los últimos años, ha sido relegado en parte por la aparición de otros ritmos más atractivos para las generaciones más jóvenes.

El casino es un baile tradicional en Cuba que lo integran varias parejas de bailarines siguiendo una serie de movimientos combinados entre ellos.