Dos días los calabozos de la estación de Zanja y la advertencia de “o borras los grafitis (cerca de 200 por toda La Habana) en 7 días o serás llevado a los tribunales”, fue el último “premio” por su obra que ha recibido Yulier P., el grafitero de las almas.