Se encuentra usted aquí

Caravana de las madres, tejiendo esperanzas

Después de haber concluido la Novena Caravana de Madres Centroamericanas “Emeteria Martínez”, es imprescindible hacer una reflexión en torno al panorama migratorio.

Por Nora Hinojo @masde131/ RNW

La Caravana de Madres, articulada por el Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM) desde el 2004, se ha convertido en un bastión de esperanza en un contexto donde las políticas migratorias y el ejercicio del poder deshumaniza a los migrantes y les asigna un lugar dentro de la ilegalidad.

Es decir, los sitúa en un discurso donde quedan fuera o al margen de sus propios derechos. En la articulación de este contexto discriminatorio, la inseguridad y el narcotráfico han hecho de México un campo minado para todo aquel que, en su intento por alcanzar un nivel de vida digno, atraviesa el país. Si bien la migración es un derecho, el ejercicio de ésta para alcanzar mejores condiciones de vida es, desde su origen, provocado por la falta de acceso a bienes económicos, sociales y culturales que permitan un desarrollo íntegro de los seres humanos en su país. Estos desplazamientos forzosos que obligan a las personas a abandonar sus lugares de origen, sufrir agresiones, violaciones, secuestros y accidentes, han hecho de la migración un sinónimo de muerte.

Esta vulnerabilidad de las personas migrantes aumenta ante la carencia de mecanismos para el ejercicio de la justicia y las indagatorias por casos de violaciones graves a los derechos humanos. La incapacidad del gobierno para desarrollar métodos de investigación ha propiciado que sólo existan cifras aproximadas sobre el número de migrantes desaparecidos. Así mismo, ha desplazado su responsabilidad a otros sectores de la población que, como en el caso de las madres centroamericanas, tienen que vincularse con grupos defensores de migrantes como el Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM) para realizar actividades de búsqueda por todo el país. No obstante, la presencia del crimen organizado y la colusión de éstos con la clase política no sólo ha propiciado peligros para las personas que transitan por el país.

También, ha dificultado la defensa de derechos humanos y las investigaciones sobre personas migrantes desaparecidas. En este contexto, la labor de la Novena Caravana de Madres Migrantes tuvo que reducir su campo de acción para evitar rutas de tránsito migratorio que en años anteriores era posible recorrer, como Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila. A pesar de estas condiciones, las 45 madres provenientes de Nicaragua, Guatemala, Honduras, El Salvador y México recorrieron 15 entidades para llevar a cabo acciones de búsqueda por centros de readaptación social, albergues y colonias habitadas en su mayoría por familias migrantes. Es así como todos los años, desde que se inició el proyecto, las madres han adoptado funciones propias del Estado y, sin asumirlo de base, se han convertido en defensoras por los derechos de las personas migrantes. En este contexto de desolación y desprotección extrema contra las personas migrantes, la Caravana de Madres Centroamericanas se ha convertido en un semillero de esperanza que se entreteje para solucionar las ineficacias del sistema de Justicia en México y de una política migratoria carente de perspectiva en derechos humanos. @MorasFurthur

Autor

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Artículos

  • Buscamos reporteros en México y Venezuela

    El Toque busca reporteros freelancer con experiencia, capaces de contar historias que interesen y conmuevan a un público joven y con enfoques diferentes a los de la prensa tradicional.

    Leer más
  • China: Aceptación familiar y diversidad sexual

    RNW apoya los derechos de LGBT también durante el Festival del Orgullo Gay en Ámsterdam 2014. La iniciativa #Stadbyme de RNW ha reunido a ocho activistas de todo el mundo para que cuenten sus historias y ayuden a otros a defender el derecho a elegir su sexualidad. Retrato de Ah Qiang.

    Leer más

Video

  •  

    Emilián salió de El Salvador huyendo de las pandillas. En entrevista para el especial 'Menores migrantes: México cierra la puerta a una generación que huye de la violencia'.

Radio:

Sueños sin fronteras

 

El Cruce es un pueblo al suroeste del Lago Maracaibo donde conviven venezolanos, refugiados del conflicto armado colombiano de dos generaciones, migrantes, indígenas, campesinos, ganaderos, ex damnificados colombianos y los hijos de todos ellos.

 
arriba