Aprobada la reforma sobre el aborto en España

Category: 

El Senado español aprobó este miércoles la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que entrará en vigor dentro de cuatro meses.

La reforma legislativa en materia de interrupción voluntaria del embarazo recibió este miércoles luz verde en la Cámara Alta del Parlamento español. Es el colofón a uno de los proyectos más controvertidos del gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, quien a pesar de la fuerte oposición del conservador Partido Popular, de la Iglesia católica y de las organizaciones que se autodenominan pro-vida, siguió adelante con su intención de equiparar la legislación española a las leyes de otros países europeos.

El texto llegó al Senado después de haber superado un primer paso por el Congreso, y debía salvar tres vetos a la totalidad, interpuestos por el Partido Popular, un senador de Unió y una senadora de Unión del Pueblo Navarro respectivamente. Superados los vetos por un escaso pero suficiente margen, quedaba debatir las 88 enmiendas parciales para corregir el texto, algunas de las cuales fueron retiradas por quienes las habían presentado. Las restantes fueron superadas por una mayoría de votos en el Senado, con lo que se evitó que el texto tuviera que regresar al Congreso.

Finalmente, la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo quedó aprobada por 132 votos a favor, 126 en contra y una abstención.
Es el último trámite parlamentario que se debía realizar para aprobar la ley, que entrará en vigor dentro de cuatro meses, tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado, BOE.

Con la nueva ley, las mujeres podrán abortar en España durante las primeras 14 semanas de gestación, plazo que se extiende hasta la semana 22 en caso de riesgo de la vida o salud de la mujer o graves anomalías en el feto. Para este último caso será necesario un dictamen emitido por dos médicos especialistas distintos a los que practican la intervención.

“Propuesta madurada”
Leire Pajín, senadora y secretaria de Organización del gobernante Partido Socialista, aseguró que esta ley es “una propuesta madurada que ha llegado al Senado después de dos años de reflexión y puntos de encuentro”. En el Senado se encontraban varios representantes del gobierno español: Bibiana Aído, ministra de Igualdad; Francisco Caamaño, ministro de Justicia; y Beatriz Corredor, ministra de Vivienda.

Pajín subrayó que el fundamento de la nueva legislación se nutre de un trabajo conjunto con muchas organizaciones de mujeres y con expertos de diversas áreas como la salud, el derecho y la protección social y señaló que el gobierno ha estado abierto a escuchar a todos los sectores.

Las protestas no cesarán
A las puertas del Senado se concentraron varios grupos antiabortistas, quienes entregaron la pasada semana más de un millón de firmas en contra de esta reforma legislativa, y que han asegurado que saldrán a la calle a protestar contra la nueva ley. Las organizaciones Derecho a Vivir y Hazteoir han convocado a una manifestación en toda España para el próximo 7 de marzo.

Por su parte, la senadora del Partido Popular, Carmen Dueñas, recriminó al Gobierno haber aprobado la Ley con "nocturnidad y alevosía", y acusó a los socialistas de "imponer el aborto libre a la sociedad española" porque hasta la decimocuarta semana de gestación "no hay que dar explicación alguna para abortar" y hasta la vigésimo segunda sólo en algunas ocasiones.

Los defensores de la reforma legislativa, por su parte, han recordado que durante los 8 años de gobierno del Partido Popular (1996-2004) se realizaron cientos de miles de abortos en España.

Una iniciativa polémica
La nueva norma no ha estado exenta de controversia y de seguro seguirá promoviendo intensos debates. El gobierno socialista insiste en recordar que es una ley extensa de Salud Sexual y Reproductiva que incluye más aspectos que los directamente relacionados con la interrupción voluntaria del embarazo, pero, inevitablemente, en la mayor parte de los medios su nombre se reduce a ley del aborto, y así es como se conocerá comúnmente.

Algo que se explica porque, de todos los puntos que contempla la ley, el aborto es sin duda la cuestión que genera posturas más enfrentadas y produce más polarización.

Uno de los puntos más polémicos de la nueva ley, y que ha sido ligeramente modificado en el Senado español, es el que refiere a la posibilidad de que las adolescentes entre 16 y 18 años se sometan a un aborto sin contar con el consentimiento paterno. En la redacción final del texto se establece que las adolescentes deben informar al menos a uno de los padres o tutores. Sin embargo, si la joven alega “fundadamente que esto le provocará un conflicto grave manifestado o peligro cierto de violencia intrafamiliar, amenazas, coacciones, malos tratos, o se produzca una situación de desarraigo o desamparo", no necesitará informar a sus progenitores.

Fuera del Código Penal
Hasta ahora, en España no existía una legislación específica sobre el aborto, como recuerda Luisa Torres, portavoz de la Clínica Dator, con sede en Madrid. En 1985, el aborto se despenalizó en tres supuestos: violación, graves malformaciones del feto y daño para la salud física y psíquica de la madre. Por lo demás, seguía regulado por el Código Penal.

En ese momento, la despenalización del aborto supuso un importante cambio legislativo en España, pero según los partidarios de la reforma, la protección jurídica de las mujeres y del personal médico no estaba garantizada.

El gobierno español defiende que, con la nueva ley, se ofrece más garantías a las mujeres y a los especialistas de la salud, se pone fin a la interpretación subjetiva de los supuestos hasta ahora despenalizados y se fomenta la educación sexual para prevenir los embarazos no deseados. Además, según los socialistas, España se equipara así con la mayor parte de los países europeos, que tienen leyes de plazos para regular el aborto.

La ministra española de Igualdad, Bibiana Aído, manifestó que el texto viene a "cubrir un vacío que hemos mantenido probablemente durante demasiado tiempo".

Principales puntos de la nueva ley

- La mujer podrá tomar una decisión libre e informada sobre el aborto en las primeras 14 semanas de embarazo.

- Hasta las 22 semanas de gestación se abre la posibilidad de abortar por razones médicas, para ello se necesitará el informe de dos médicos además del especialista que vaya a realizar la intervención.

- Después de las 22 semanas, sólo será posible abortar cuando se diagnostiquen en el feto anomalías incompatibles con la vida o una enfermedad extremadamente grave e incurable. Para estos casos se establecerá un comité médico pluridisciplinar que tendrá que autorizar la interrupción del embarazo.

- La ley establece como requisitos comunes que el aborto se practique por un médico especialista en un centro público o concertado, con el consentimiento por escrito de la mujer embarazada.

- A la mujer que se vaya a someter a un aborto, se le ofrecerá información sobre el conjunto de ayudas públicas a la maternidad.

- Ninguna mujer podrá ser penada con cárcel por interrumpir su embarazo, pero las prácticas ilegales no quedarán impunes.
 

Print HTML logo

Autor

Historial

Blog
Ver entradas de blog recientes
Miembro durante
1 año 3 meses