Se encuentra usted aquí

Cásate con tu violador: doble castigo para mujeres árabes

Category: 

Nadie podía imaginarse que un grupo feministas aprobara la publicación en You Tube de un vídeo que muestra una violación, sin embargo, las activistas libias decidieron dar a conocer públicamente este hecho. 

Por Karima Idrissi

El vídeo (que fue rápidamente eliminado de You Tube) mostraba la violación de una joven estudiante de la Universidad de Benghazi. Activistas y grupos feministas libios señalan que el crimen hubiera permanecido oculto de no ser por la publicación del vídeo. Ahora estos grupos piden justicia y que se juzgue a los agresores. También piden un debate más amplio sobre el tratamiento a las víctimas de una violación.

Hipocresía y cobardía
Normalmente se trata a las mujeres como si ellas tuviesen la culpa, dicen las activistas. Esperan que el vídeo en internet pueda producir un cambio. ¨En vez de pedir que se juzgue y condene a los responsables, a menudo se acusa también a la víctima de haber colaborado con los violadores. ¡Qué hipócrita y cobarde es la sociedad en la que vivimos!¨, afirma el escritor libio Intisar Bouraoui.
La poetisa Fátima Mahmod también se ha pronunciado al respecto: ¨La violación de mujeres no es un acto de hombría… es sólo una masculinidad deformada y putrefacta… que sobrevive en una cultura masculina que filtra su veneno en las mentes y en las almas.

Cuando los guerrilleros de las milicias de Gadafi y sus hijos violaron mujeres, organizaciones civiles extranjeras y comisiones de derechos humanos internacionales denunciaron estos crímenes, pero la sociedad civil libanesa guardó silencio.¨

¨¡E incluso se hicieron declaraciones para ocultarlo, para negar y esconder los crímenes con el fin de proteger la reputación de los hombres y de las ciudades en las que las mujeres habían sido violadas!¨

Asesinatos por honor
El conservadurismo, la religión y el honor juegan un papel fundamental en las actitudes frente a la violación. Los grupos feministas señalan casos ocurridos durante el régimen de Gadafi en los que algunas mujeres huyeron a Túnez para escapar de los miembros masculinos de sus familias que creían que la vergüenza de tener a una víctima de violación en casa sólo podía limpiarse matándola.

Grupos feministas en Benghazi y Trípoli intercambian información sobre el caso de violación de You Tube, con la esperanza de poder confrontar estas actitudes conservadoras. A pesar del horror y el dramatismo del vídeo, lo ven como un medio para fomentar el diálogo. Las mujeres libanesas comentan un caso reciente en Túnez en el que la violación de una mujer por parte de un militar se convirtió en un escándalo nacional: tienen la esperanza de que se produzca una condena semejante y un debate general en Libia siguiendo este ejemplo.

Doble castigo
La publicación del vídeo de la violación ha generado comentarios de activistas de todo el mundo árabe. ¨Vi el vídeo en Facebook. No tuve el coraje de publicarlo. El vídeo muestra la violación de una chica libia, el cámara intentó que no saliera su cara. ¡La cara del violador es claramente visible, pronunciando improperios! Me sentí humillada, degradada y oprimida.

El acto de violar es privilegio de hombres y un crimen tan impactante que incluso la pena capital no es suficiente para castigar al responsable. La mujer violada no tendría que ser castigada de nuevo al verse obligada a casarse con el criminal. Esto sería un crimen premeditado¨, condena la conocida poeta y activista femenina marroquí Aisha Al Maghribi.
¨Esto es una forma de desprecio y esclavitud para las mujeres¨, añade.

Este artículo se publicó originalmente por el servicio árabe de RNW y se republicó en varios sitios web líderes en Libia y en el mundo árabe.

Autor

Artículos

  • Cultura de Cuba ya no es para cualquier bolsillo

    En la fila para entrar a un concierto en el Centro Cultural Fábrica de Arte de La Habana, Alexis Cruz, de 26 años, manifiesta que son contadas las veces que puede asistir a un evento de estas características debido a que le cuesta una cuarta parte de su salario que asciende a unos 450 pesos cubanos. Tampoco las discotecas o clubes nocturnos están a su alcance.

    Leer más
  • #UnHashtagPorUstedes: Los justicieros de la ley

    La mayoría es gente anónima; simples navegantes de la Red. Pero ellos (ustedes) han hecho la diferencia: muchas causas que antes de las redes sociales habrían concluido en injusticias, tuvieron un final feliz. O más satisfactorio.

    Leer más

Video

  •  

    Después de vivir una separación y con una hija pequeña a quien mantener, para la colombiana Valeria Carolina había llegado el momento de cambiar de vida. Abandona su ciudad, su trabajo, abre su propio negocio y armada con una cámara web comienza a hacer striptease online.

Radio:

Por no usar condones

 

Hoy conocemos la historia de Laura, una joven que se contagió de sífilis por practicar sexo sin protección: "Lo que me pasó a mí, le puede pasar a cualquiera".

 
arriba