Se encuentra usted aquí

CPI: diez años de continuo esfuerzo

Category: 

La reina Beatriz de Holanda, dignatarios, embajadores y ONG´s, se reúnen hoy en el histórico Salón de los Caballeros de la ciudad de La Haya para asistir a la ceremonia oficial conmemorativa de una década de justicia en la Corte Penal Internacional (CPI). Éste es el primer tribunal permanente del mundo contra los crímenes de guerra.

Por RNW

A pesar de haber dictado un sólo veredicto hasta la fecha (14 años para el ex líder militar congolés Thomas Lubanga), en los círculos jurídicos se dice que la corte está muy lejos de alcanzar su objetivo de ser un tribunal mundial.

¨Lo que se ha hecho hasta la actualidad es hasta cierto punto un fracaso¨, afirma el Juez Fausto Pocar en relación al Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, tribunal auspiciado por la ONU que también tiene su sede en La Haya. ¨Está lejos de ser universal, protege a menos del 50% de la población mundial, [el presidente de Sudán] al-Bashir todavía está libre y sólo se ha concluido un caso. Y si tenemos en cuenta que lleva 10 años en funcionamiento, no es un gran resultado.

En la década transcurrida desde que los estatutos de la Corte fueron ratificados en julio de 2002, se han celebrado tres juicios, 22 órdenes de arresto y 9 órdenes de comparecencia, y hay ocho investigaciones preliminares en curso (de Afganistán y Georgia a Honduras y Corea).

 

Resultados dispares
No obstante, la lista de personas acusadas por el tribunal y que todavía están en libertad incluye al caudillo ugandés Joseph Kony y otros mandos de su Ejército de Resistencia del Señor, al presidente de Sudán Omar al-Bashir y al hijo y al ex jefe del servicio de inteligencia que operaba en la etapa final de la dictadura de Muamar el Gadafi, Saif Al-Islam y Abdullah Al-Senussi respectivamente.

En el haber del balance de la CPI encontramos que el ex presidente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo se convirtió en el primer jefe de estado en comparecer ante un tribunal cuando fue extraditado a la Corte en noviembre del año pasado. Y seis de los líderes más poderosos de Kenia se han presentado voluntariamente ante la Corte para responder a los cargos de crímenes de lesa humanidad (entre ellos se incluyen la muerte, la deportación y la persecución), presuntamente cometidos durante el periodo postelectoral violento de 2007-2008 que tuvo lugar en Kenia.

No cooperación
Uno de los problemas principales a los que se enfrenta la CPI, en opinión del Juez Pocar, es su estrategia de intentar conseguir que más países ratifiquen el Estatuto de Roma y formen parte de la Corte. A menos que el Consejo de Seguridad de la ONU remita un asunto a los fiscales, únicamente se encuentran sometidos a su jurisdicción aquellos Estados que son miembros de la Corte.

Aunque ya se han unido 121 países, las principales potencias mundiales como pueden ser China, Estados Unidos y Rusia aún no lo han hecho. El que estos países ejerzan el derecho a veto en el Consejo de Seguridad, implica que situaciones como la actual crisis en Siria tienen pocas posibilidades de llegar a la Corte, ya que Rusia casi con total seguridad vetará esa decisión.

¨El intentar simplemente que aumente el número de naciones que ratifiquen el Estatuto es una estrategia condenada al fracaso¨, comenta el Juez Pocar, que la ratificación universal no se producirá hasta el año 2050. ¨Si la Corte aplicara el derecho consuetudinario, sus sentencias serían más universales, ya que entonces incluso los países no miembros deberían cumplirlas. Como el tribunal está basado en los tratados internacionales, sus decisiones sólo son aplicables a los Estados miembro.

Panorama
El Juez Pocar ,dice también, que la Corte no tiene que reinventar la pólvora: ¨En el caso de Thomas Lubanga, la Corte podría haber citado las decisiones del Tribunal Especial para Sierra Leona¨, que ya se había convertido en el primer tribunal internacional en condenar a los combatientes por reclutar y utilizar niños soldado.

¨Todos nos preguntamos por qué la CPI estaba reinventando la pólvora cuando ya lo habíamos hecho nosotros¨, señala Peter Robinson un abogado defensor penal cuyo actual cliente estrella es el que fuera líder de los serbiosbosnios, Radovan Karadzic, actualmente está siendo juzgado en el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia. ¨Pero esto tiene un efecto limitado. En cinco años la gente lo habrá olvidado. El gran cambio es que todo el mundo está hablando de La Haya en África y en Oriente Medio. Los líderes tienen miedo de la Corte. Se están exigiendo responsabilidades y la CPI es un elemento disuasorio.¨

Mientras que los altos dignatarios y los miembros de la realeza le rinden un pomposo homenaje a la CPI, el órgano rector de la Corte, la Asamblea de los Estados Partes, se reunirá también en La Haya para decidir sobre una serie de temas cruciales para la siguiente década de la Corte, como puede ser su problemático presupuesto para 2013, la elección de un fiscal adjunto, los procedimientos para acortar la enormemente criticada duración de los juicios y el elegir la Junta Directiva del Fondo Fiduciario para las Víctimas (será el primer tribunal internacional en tener uno).

Autor

Artículos

  • Dobles víctimas: VIH y abuso de la iglesia

    ¿Caridad o marketing, pederastia directa o indirecta en la Iglesia Católica venezolana? “¿Quieres ser una Ángel de la Guardia?”, pregunta la Fundación “El Buen Samaritano Niños con Sida” a los católicos creyentes,

    Leer más
  • La “actitud pirata”

    Para la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), Uruguay se pasó de la raya al legalizar el consumo de la cannabis. Mujica reguló, la producción, distribución y para combatir el narcotráfico.

    Leer más

Video

  •  

    Después de vivir una separación y con una hija pequeña a quien mantener, para la colombiana Valeria Carolina había llegado el momento de cambiar de vida. Abandona su ciudad, su trabajo, abre su propio negocio y armada con una cámara web comienza a hacer striptease online.

Radio:

Una ventana para la expresión

 

Calle 1 Televisión, en El Valle, Caracas, es un espacio comunitario para divulgar la música, el deporte y la cultura que se gesta en el barrio caraqueño de El Valle

 
arriba