El DF y su esquizofrenia de movilidad

Category: 

Parece esquizofrenia. Por un lado, el gobierno del DF ha endurecido el programa “Hoy no circula” para disminuir las emisiones contaminantes, expandirá el programa Ecobici y los parquímetros y aprobó la ley de Movilidad que confiere prioridad a los peatones. Por otro lado, el principal gasto en infraestructura vial es para el automóvil, la policía de tránsito es insuficiente, los ciclistas continúan siendo atropellados y se propone retomar las licencias de conducir permanentes.

Aunque menos del 30% de los habitantes se transportan en automóvil, en el DF estos vehículos siguen siendo los reyes de las calles. Limitarlos parece una buena alternativa, pero resulta contraproducente considerando que la infraestructura de transporte público es insuficiente y de escasa calidad.

Aunque el metro y el Metrobús brindan un servicio casi decente (aunque saturado), la mayor parte de los viajes se realizan en obsoletos microbuses con rutas confusas, unidades en mal estado, proclives a ser asaltados y operados por conductores sin capacitación.

El DF parece ser una ciudad donde todos los modos de transporte tienen inconvenientes. Los automovilistas protestan porque cada vez pueden circular menos días, cada vez más zonas de estacionamientos funcionan bajo parquímetros y cada vez los embotellamientos son peores.

Los usuarios del transporte público viajan incómodos e inseguros, en medio de un escándalo enorme ocasionado por el cierre de la mitad de la línea más nueva del metro. Los ciclistas y los peatones siguen circulando con riesgo de atropellamiento, debido al escaso respeto que tienen los automovilistas por el reglamento de tránsito (y la ineficacia de la policía de tránsito que no sanciona la mayoría de infracciones).

 

La recién aprobada Ley de Movilidad (en teoría) da prioridad al peatón, el ciclista y el transporte público. Sin embargo, en la práctica comienzan a verse contradicciones y limitaciones de dicho marco legal.

A continuación, algunos casos de esta esquizofrenia de movilidad.

Tercer piso: ¿Lobo con piel de oveja?

Debido a la construcción de un tren que comunicará directamente el DF con la vecina ciudad de Toluca, se plantea construir un viaducto elevado que sirva tanto como soporte del tren como una vialidad de cuota para automóviles. Es decir, en la “planta baja” los autos circularían libremente como ahora, en el “primer piso” transitaría el tren y en el “segundo piso” habría un viaducto de paga para automóviles.

Según los propios cálculos del Gobierno del DF, el viaducto elevado permitiría que transitaran 30.000 automóviles diariamente. Como los cuentan en Ciudadpedestre, si consideramos que en promedio cada automóvil transporta 1,3 personas, en total serían apenas 40.000 individuos los que se verían beneficiados por un gasto tan enorme.

Una línea de Metrobús, por ejemplo, transporta diariamente diez veces esa cantidad de personas. La inversión para construir los BRT, por cierto, es mucho menor.

Lo irónico del asunto es que se anunció apenas unos días después de la promulgación de la nueva Ley de Movilidad. Un día nos estaban diciendo que el peatón y el ciclista son primero, que el automóvil será el último elemento de la pirámide de movilidad y que los gastos públicos darán prioridad al transporte público y proyectos de peatonalización. La semana siguiente, nos estaban presentando un gasto millonario para automóviles, que convertiría dicha vialidad en un lugar poco caminable, crearía una enorme barrera urbana, de cuota y para un número muy reducido de personas.

Licencias permanentes: ¿Beneficio o peligro?

La primera propuesta de reforma a la Ley de Movilidad parece ser una medida más bien populista: resucitar las licencias permanentes de manejo. Actualmente, los conductores comunes y corrientes pueden obtener una licencia hasta por tres años, después de los cuales deben volver a pagar la renovación por otro periodo. No hay ningún tipo de examen, pues se eliminaron en la década de los noventa por la corrupción en las evaluaciones. Para solventar ésta acción, se eliminaron también las licencias permanentes.

La nueva Ley de Movilidad pone como requisito para obtener la licencia acreditar exámenes teóricos y prácticos. Esto se vio como una acción positiva pues promovería la capacitación de los automovilistas. Sin embargo, el asambleísta Manuel Alejandro Robles Gómez considera que ésto justifica la emisión de licencias permanentes.

Expedir licencias de conducir permanentes, tal vez beneficia a muchos conductores responsables que ya no deben hacer ningún trámite. Sin embargo, también abre la puerta a excesos y peligros al volante.

¿Atropellar un ciclista no es delito grave?

Hace poco un ciclista circulaba frente al popular mercado de Sonora, en el centro del DF, cuando fue impactado por una patrulla conducido por una policía. De inmediato, los comerciantes cercanos al lugar se movilizaron para impedir que se diera a la fuga. Aunque le encontraron unas botellas de cervezas dentro de la patrulla, poco después las fuentes oficiales determinaron que no las había consumido la conductora.

El ciclista murió y la policía fue cesada de su labor. Sin embargo, al igual que las demás personas que han atropellado a un ciclista en el DF, pronto salió libre bajo fianza, pues no está considerado como un delito grave.

Ante ello, los colectivos ciclistas del DF organizaron una protesta donde pedían a la Secretaría de Seguridad Pública la aplicación rigurosa del reglamento de tránsito. El reglamento actual ya contempla que el ciclista tiene derecho a ocupar un carril completo de circulación y que tiene prioridad en las vialidades. Es letra muerta, al igual que el resto del reglamento.

En una ciudad donde diariamente transitan alrededor de 4 millones de autos, sólo hay 2.800 policías de tránsito que pueden infraccionarlos. Es decir, que a cada uno le toca vigilar 1.678 automóviles.

 

Además, generalmente están en parejas en un mismo lugar, por lo que a cada pareja le tocaría vigilar 3.356 vehículos.

Para colmo, sólo unos 200 oficiales están dotados de los aparatos ”handheld” donde realizan las infracciones. Esto se traduce en el hecho de que, en la práctica, sólo son esos doscientos los que pueden sancionar a los millones de autos.

El subsecretario de control de tránsito, Martín Mazo Estrada, incluso aceptó que no tiene recursos suficientes para hacer valer el reglamento. Se comprometió a hacerlo valer. Habrá que ver qué medidas se aplican. Queda pendiente la renovación de dicho reglamento para armonizarlo con la nueva Ley de Movilidad. Iniciativas como la Carta Mexicana de Derechos del Peatón elaborado por la Liga Peatonal y el 1er Foro Ciclista de la Ciudad de México han surgido para asegurarse de que los derechos de peatones y ciclistas se incorporen de forma efectiva.

Print HTML logo

Autor

Historial

Miembro durante
1 año 3 semanas

Jorge Tirzo, escribe semanalmente su blog para El Toque. Desde Ciudad de México y con mirada crítica, descubre las últimas novedades en tecnología y medios, entre otros temas. Twitter: @ztirzo. Sitio web: tirzo.com.mx.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.