Las redes sociales reaccionan ante la censura en Jordania

«Estamos en el 2013 y la discusión sobre el bloqueo de sitios web y leyes que restringen nuestra libertad nos hace retroceder en el tiempo», escribe un tuitero jordano después de que el gobierno bloqueara 290 nuevos sitios web. Esta censura ha provocado intensas protestas, tanto en internet como en la calle.

El gobierno jordano explicó la decisión aludiendo a que las webs quebrantaban la Ley de Prensa y Publicaciones. Esta ley exige que los informativos online estén registrados bajo una licencia y se atengan a las mismas regulaciones que los periódicos y otras publicaciones escritas.

También exige que los jefes de edición online sean miembros del sindicato de periodistas, bajo la aprobación del gobierno. Aunque la ley entró en vigor hace un año, el Departamento de Prensa y Publicaciones jordano prolongó seis meses el plazo de adaptación.

Protestas y programas
La decisión de bloquear 290 nuevas páginas web (de un total de 400) ha sorprendido a los activistas en las redes sociales, quienes se unieron a los periodistas y otros profesionales de los medios de comunicación para protestar, a las puertas del parlamento, contra las severas condiciones impuestas.

Uno de los periodistas escribe en su página de Facebook: “Estoy de acuerdo con el registro de los nuevos sitios pero no con la licencia obligatoria ni las condiciones restrictivas, como la afiliación obligatoria del editor jefe al sindicato. Pero todos los sitios web deberían tener a alguien al mando, con una oficina y detalles de contacto, para que se responsabilice de cualquier fallo”.

Algunos críticos eran más desafiantes: “¿Por qué preocuparnos por el bloqueo de nuestros webs? ¡Hay un millón de maneras de esquivarlo!”. Los activistas también han utilizado las redes sociales para compartir distintos programas de servidores de proxy para romper el bloqueo, así como libros e instrucciones para evitar la censura en internet. Otros son más pesimistas y advierten que el uso de estos programas es ilegal.

Una decisión tonta
“No os irritéis”, escribe alguien en Facebook, “es una decisión tonta y hay un montón de maneras de burlarla, como transferir el contenido de esos webs a las redes sociales, o usar otro servidor de proxy. Lo que importa más es la mentalidad que está gobernando este país y cómo perjudica a la gente”.

El mismo usuario se pregunta si el gobierno jordano podría controlar los teléfonos celulares, programas como Whatsapp, Viber o Skype, las redes sociales en internet y los canales satelitales. Los usuarios aconsejan a las autoridades del país que dejen de intentar aplicar este tipo de represión, “ya que es parte del progreso global de la humanidad y no se puede detener”.

Momento extraño
Al igual que la agitada discusión sobre las razones de por qué el gobierno en Amán quiere bloquear estos sitios web, muchos ciudadanos jordanos discuten el momento del bloqueo.

A la gente le preocupan las posibles repercusiones que pueda tener el conflicto sirio en Jordania. Este temor se agudizó cuando medios privados de comunicación (y no el Estado), informaron de que Estados Unidos estaba enviando misiles Patriot y Cazas F16 a Jordania con fines de entrenamiento militar y protección de la población en caso de un posible peligro.

Otros relacionan el bloqueo con los enfrentamientos en Ma'an, ciudad al sur del país, de los que únicamente informan los medios privados. Algunos ven en ello un primer paso hacia una represión general por parte del gobierno, mientras que otros tuiteros comparan la situación en Jordania con los levantamientos en Túnez, Egipto y Libia, y predicen la caída del régimen.

Se necesita organización
Sin embargo, algunos apoyan la censura de gobierno, alabándola como respuesta necesaria al “caos mediático” que han creado estos sitios online. Los acusan de difundir información imprecisa e, incluso, de exagerar deliberadamente la importancia de ciertos eventos para atraer a más lectores.

Uno de los comentarios a favor del gobierno defiende: “No vivo en Jordania y leo algunos de estos webs. Cuando regreso a Jordania no veo la importancia de los acontecimientos de los que escriben. A veces son incluso menos importantes que otras noticias cotidianas. Por ello, creo que es realmente necesario organizar y registrar estos sitios web, y hacer que respeten la ley, no solo por el bien del país sino por el de todo el mundo”.

Print HTML logo

Autor

Historial

Miembro durante
45 años 1 día