Se encuentra usted aquí

“Los medios distorsionan nuestra realidad”

Category: 

Un joven periodista independiente encuentra las rendijas en las redes sociales para contar la verdad sobre la represión policial en México.

Por Pablo Gámez

Al llegar a su casa me encontré a Aldo sentado frente a una maraña de ordenadores y un complejo amasijo de cables que me recordaron los tendidos eléctricos en ciertas capitales latinoamericanas, la única diferencia es que esa arquitectura de tendidos se encontraba en una sola habitación.

Su cansancio era evidente. Arrastraba en ese momento cerca de 48 horas de jornadas interminables de edición y montaje de videos. A pesar de ello, su lucidez se mantenía intacta y su lectura sobre la realidad mexicana, aguda: "La importancia de la comunicación por internet está tomando mucha fuerza en México, sobre todo las redes sociales como Facebook, Twitter y YouTube, que también es considerada una red social donde se empieza a difundir toda esta información que no la tratan los medios tradicionales.

Televisión y radio tratan los temas desde una perspectiva que no es la más amplia o que no tiene confrontación de ideas. No tienes una visión completa de lo que puede estar pasando en la calle.

Si estás tú del lado de los hechos, te das cuenta que lo que te cuenta la televisión no necesariamente es lo que ha pasado. Tú lo viviste con tus ojos y estuviste allí para percatarte que las noticias de la noche no te dicen la verdad completa. Incluso muchos noticieros o incluso varios radios distorsionan esta realidad haciendo a que se guíe hacia una criminalización de la protesta.

Entonces la iniciativa de hacer estos videos es porque estando del lado de la protesta social, me doy cuenta que necesitamos nuevas maneras de poder y hacer llegar nuestro mensaje", explica el joven periodista.

De esta forma da inicio una conversación intensa con el personaje que ideó la grabación de una serie de videos cortos, donde famosos de la farándula mexicana pedían por la liberación de los jóvenes del movimiento Soy132, presos el pasado 01 de diciembre y víctimas de una feroz represión por parte de los cuerpos policiales mexicanos. A penas una luz de bombillo al desnudo es la que ilumina su habitación: "Para que tenga una idea de nuestros recursos, esta bombilla me la llevé y me sirvió de luz para iluminar el rostro de los que entrevistábamos", sonríe, orgulloso, Aldo.

"Conociendo un caso particular en un cine que está muy cerca de mi casa, me acerqué a ellos y me ayudan a contactar a gente, actores, directores de cine que acuden al llamado y justamente una de las chicas presas el pasado 01 de diciembre, trabajaba en ese cine y es por eso que se da ésta buena dinámica de trabajo y podemos publicar el video en dos días. En menos de 24 horas se convierte en el video principal de de la página de YouTube. No había visto un caso así. El video no lo firmamos como Soy132, porque fue una iniciativa distinta, personal, ciudadana, antes que de un movimiento social. Yo creo que fue un caso muy particular, porque las visitas que alcanzó en un solo día, sobrepasaban todas las expectativas que teníamos.

Cuando sale en el noticiario de Carmen Aristegui, todos los diarios del país lo retoman. Se convierte en un video viral que toda la gente empieza a ver, y es por eso que se disparan todas estas vistas", dice Aldo.

Esta versión que se muestra de los hechos ocurridos el primero de diciembre no había sido contada en los medios tradicionales mexicanos, y los videos producidos por Aldo provocan un giro decisivo en la sociedad mexicana. "La primicia básica de los videos es recoger testimonios de los famosos. Es un poco cambiar la fórmula de los medios tradicionales. Nosotros ganamos el raiting gracias a ellos, porque están a favor del mensaje social de denuncia de decir que los medios no están diciendo esta verdad y creemos que es importante.

De pronto sucede todo tan rápido el 01 de diciembre que a la sociedad no le dan oportunidad siquiera de discernir entre la opinión de los medios y la opinión de la gente que estaba allí. Se queda con la opinión de los medios y piensan que los destrozos fueron ocasionados por manifestantes jóvenes que violentaron su protesta. En México hay los llamados grupos de choque. Hay rastro de ellos en 1971 o en 1968 con Tlatelolco. Son grupos que se dedican a violentar las protestas pacíficas y sociales. Ante los ojos de la opinión pública y ayudados por los medios sociales, Televisa, TV Azteca y todos los medios que difundieron esta verdad a medias, ante los ojos los jóvenes son los responsables".

Hace pocas horas, de hecho, cientos de personas volvieron a tomar las calles principales de Ciudad de México para pedir por la liberación de 14 miembros de Soy132 aun en el calabozo, presos. Pocos medios del país le dedicaron un espacio en televisión o en la prensa escrita. "La libre expresión en México está condicionada a los intereses de los dueños de los medios. Lejos de seguir esa línea editorial con una ética periodística responsable, te guías por intereses de otro tipo.

Hubo un caso en que reporteras de un medio, Milenio, nos decían: Nosotros hacemos nuestras notas de una manera, explicando lo que están haciendo ustedes, las mandamos y las publican de una manera distinta.

Milenio le da un tratamiento a la información respecto de Soy132 bastante sesgado.

En el caso del primero de diciembre es emblemático. El reportero que está en el lugar de los hechos, en frente de Bellas Artes, reporteando con video las agresiones que están sufriendo los manifestantes, eso está pasando en imágenes en el noticiero. El reportero informa desde el lugar de los hechos, y en el estudio los periodistas que están analizando la situación dicen “es que no vemos ninguna acción arbitraria ni de violencia por parte de los policías”, así que entonces te das cuenta que algo no está bien, porque estás viendo otra cosa.

Otro ejemplo es el diario El Universal. Los periodistas sacan una foto galería donde todas las pies de fotos dicen jóvenes maltratan el hemiciclo a Juárez, jóvenes causan destrozos en los comercios de la avenida Juárez, etc. Es un discurso que tratan de imponer en los lectores en México. No necesariamente alguien que sabe leer sabe comprender lo que está leyendo", explica Soto.

El razonamiento de Aldo es claro. Son muchos en México los que no tienen la capacidad de razonar lo que están leyendo y de ser críticos. Si a ellos les colocas la palabra joven mil veces enfrente de la destrucción en imágenes, inmediatamente se les condenan.

"Son casos particulares que se prestan a mucho análisis, donde se podría explicar este sesgo en el tratamiento de la información que le dan ciertos medios a los hechos. En mayo pasado despertó toda una conciencia en parte de una generación que ya no se va a apagar. Toda esta generación de personas, si saben conectar todas esas capacidades y talentos que puedan reunir, yo creo podría haber un movimiento importante en México de una sociedad civil organizada y efectiva.

Por parte del gobierno, es un ejemplo de lo que vamos a tener para desacreditar este tipo de protestas y denuncias sociales. Hay pruebas suficientes de estos grupos de choque utilizados por el gobierno. El gran reto es convencer que las cosas se pueden cambiar", concluye.

Autor

Artículos

  • Cadáveres en las calles

    Desde hace unas semanas, si caminas por las calles de numerosas ciudades Venezuela a veces podrías sentir que caminas entre los muertos. En las aceras, observas con asombro bolsas que simulan cadáveres.

    Leer más
  • ¿Cuba crece o no crece?

    Hace años los cubanos formularon una máxima para describir su relación laboral con el Estado: tú (el Estado) haces como que me pagas y yo (el ciudadano) hago como que trabajo. Pero, la sentencia popular refleja algo más profundo y grave.

    Leer más

Video

  •  

    Después de vivir una separación y con una hija pequeña a quien mantener, para la colombiana Valeria Carolina había llegado el momento de cambiar de vida. Abandona su ciudad, su trabajo, abre su propio negocio y armada con una cámara web comienza a hacer striptease online.

Radio:

Poesía en tiempos veloces

 

Nuevas iniciativas echan mano a las redes sociales y las tecnologías digitales para promover el trabajo de jóvenes poetas en todo el mundo.

 
arriba