México no registra víctimas de trata de personas

Category: 

Las autoridades mexicanas excluyen a víctimas de trata de personas del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas y Desaparecidas.

De los 43 casos de trata de personas en México por los que La Coalición Contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe (CATW-LAC) mantiene una “alerta roja de búsqueda” –la mayoría de niñas y adolescentes raptadas en los últimos ocho años–, 27 no fueron contemplados por las autoridades federales al elaborar el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas y Desaparecidas, lo que evidencia que las víctimas de este delito “están fuera de la agenda del presidente Enrique Peña Nieto, y del procurador General de la República, Jesús Murillo Karam”, denunció la directora de esta organización civil continental, la maestra Teresa Ulloa.

Luego de manifestarse el pasado miércoles ante las oficinas centrales de la PGR, en Paseo de la Reforma, junto con madres que buscan a sus hijos e hijas, presuntas víctimas de trata de personas, para denunciar la negativa de Murillo Karam a recibirlas, Ulloa aseguró que “las víctimas de este delito no están siendo visibilizadas por las autoridades de la misma forma que otro tipo de desaparecidos, como los que fueron presa de bandas de narcotraficantes; sin embargo –subrayó–, la trata de personas es una actividad más del crimen organizado, y de las mismas bandas de narcotraficantes, puesto que, cuando las autoridades reforzaron la persecución de estos grupos, lo que provocaron fue que diversificaran sus actividades ilícitas: se metieron al secuestro, la extorsión, la piratería, y también encontraron un nicho de ganancias inmenso en la trata de mujeres, niñas, niños y adolescentes, un mercado en el que los seres humanos se convierten en artículos desechables y sustituibles”.

La directora de CATW-LAC, con presencia en 15 naciones de América Latina y el Caribe, destacó que en el tiempo que lleva en funciones la nueva administración federal, ninguna mención ha sido formulada por el presidente o sus colaboradores cercanos en torno al combate al delito de trata, “algo que nos desespera, porque nadie está buscando a las víctimas, no se está trabajando y eso nos preocupa, porque lo que está en el fondo de este problema son las formas contemporáneas de esclavitud, y ante ello esperamos, quisiéramos, sensibilidad por parte del procurador Murillo y del presidente Peña Nieto”.

Por esa razón, adelantó, a partir de esta semana, cada miércoles las familias de víctimas de desaparición presuntamente con fines de trata de personas, apoyadas por CATW-LAC, se manifestarán ante la sede de la PGR, “para recordarle al señor procurador que aquí estamos, esperando a que nos dé una cita, porque ya no es posible que se siga atrasando la búsqueda”.

Renped, “atole con el dedo”

La maestra Ulloa, galardonada en 2011 con el premio Gleitsman al Activismo Social, otorgado por la Universidad de Harvard, calificó además como una “simulación” la presentación reciente del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas y Desaparecidas –en el cual la Secretaría de Gobernación incluyó 26 mil 121 registros de víctimas–, debido a que no es una base de datos verificable, ni fue pensada como una herramienta que sirva para la búsqueda de las víctimas.

“El Renped –abundó– no es en realidad un registro público, que la sociedad pueda consultar para informarse, sino que debes tener en tu poder previamente la información sobre un caso, para poder confirmar si éste se encuentra incluido; así que la gente no puede conocer los rostros, los nombres, de las personas que se están buscando y, por lo tanto, no puede contribuir en los esfuerzos para la localización.”

Ulloa señaló que, por ejemplo, el Renped no es una base de datos diseñada ni siquiera para que sea una herramienta de uso común para los cuerpos policiacos, por lo que “si sólo registran los datos para que estén a disposición de Plataforma México, estamos jodidos, ¿quién va a buscar a las víctimas, quién los va a encontrar? ¿Si el registro no sirve como una herramienta de búsqueda, entonces para qué lo hicieron, para darnos atole con el dedo?”

La directora de la Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas denunció, además, que un amplio número de casos de desaparición no están incluidos en este registro gubernamental, y puso énfasis en aquellos en los que las víctimas son mujeres.

“Se habla mucho de igualdad –reclamó–, de transversalidad de género, de igualdad de género, las autoridades mexicanas van a los tribunales internacionales a contar las maravillas que hacen por las mujeres, pero otra es la realidad que estamos viviendo aquí adentro.”

De hecho, ejemplificó, de los 27 casos de desaparición por trata de personas documentadas por CATW-LAC, pero que no fueron incluidos por las autoridades federales en el Renped, la mayoría se trata de casos directamente denunciados por esta organización ante la Procuraduría General de la República. “Son casos –explicó Ulloa– que presentamos directo ante la PGR porque había delincuencia organizada involucrada, o porque el perpetrador es algún funcionario federal, pero esos casos en particular no los encontramos incluidos en el registro de desaparecidos elaborado por el gobierno.”

Cabe destacar que de esos 27 casos de víctimas de trata de personas no incluidos en el Renped, 20 corresponden a menores de edad, raptadas entre 2004 y 2012 en distintos puntos de la República Mexicana.

A continuación, te presentamos la lista de víctimas desaparecidas en México, por las que CATW-LAC mantiene una “alerta roja de búsqueda”, pero que no están contempladas en el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas y Desaparecidas, en tanto que las fichas de los 43 casos mexicanos documentados por la agrupación continental puedes consultarlas en su sitio oficial.

Artículo de Animal Político

Print HTML logo

Autor