¿Selectividad o racismo en los medios de comunicación?

Category: 

La discriminación y racismo siempre han existido, poco se habla, pero a diario hay referencias implícitas de ella en la publicidad y en los medios de comunicación mexicanos.

Por Gabriel Infante

El caso más reciente es la convocatoria de una agencia de publicidad para un comercial de la aerolínea mexicana Aeroméxico, en la que pedían textualmente y con letras mayúsculas, que no se presentarán en el casting personas de piel morena, ya que solicitaban personas blancas y con un “look Polanco” ─ una zona exclusiva de la Ciudad de México.

Luego de que una fotografía de la convocatoria del casting fuera difundida en las redes sociales por la bloguera y presentadora de televisión, Tamara De Anda, desde su cuenta de twitter @Plaqueta, las reacciones de repudió e indignación estallaron en las redes. El caso llegó a los medios de comunicación nacionales e internacionales, hasta tal punto, que la aerolínea tuvo que pedir disculpas desde su cuenta de twitter.

Tamara De Anda asegura que esto no es nuevo ni exclusivo de la aerolínea ni de la productora que estaba a cargo de la realización del comercial, ya que todas las marcas, tanto mexicanas como extranjeras que tienen presencia en el país hacen lo mismo. Sin embargo, ella decidió publicar la imagen debido a lo agresivo y explícito de la convocatoria.

De Anda explica que “nunca había visto algo tan explícito como la convocatoria de casting de Aeroméxico, que decía en mayúscula: ‘nadie moreno’. Algo tan agresivo y que lo hiciera tan explícito, que valía la pena publicarlo, aprovechando lo que ellos habían dicho para poner este tema nuevamente sobre la mesa y sabía que iba tener cierta repercusión”.

“Nadie quieren ver morenos, porque nadie los ha visto en la tele o sólo están cumpliendo el papel de indígenas decorativos con trajes típicos en comerciales del gobierno o de turismo, como si fueran un atractivo de turismo más en ciertas partes del país, pero nunca como esta figura aspiracional que las marcas quieren pintar”, agrega De Anda.

En ese sentido, Alejandro Avendaño, comunicólogo y especialista en publicidad y mercadotecnia y estratega senior de la consultora Lexia Insights, asegura que asociar a los blancos en la publicidad como una referencia de éxito se debe a “que se han basado en patrones, pero no generalmente conllevan que un producto sea exitoso o no”, y añade que algunas agencias se aferran con esta idea, pero es negativo que estos patrones se sigan dando.

Mario Arriagada, editor web de la revista Nexos y autor del artículo “Quién no es quién”, que habla sobre la discriminación en la prensa de sociales, asegura que los medios de comunicación y la publicidad siguen con sus viejos hábitos sujetos por un tipo de belleza occidental.

“Es un problema, tener a la publicidad y los medios de comunicación tomados por un tipo de belleza occidental, donde todas las mujeres deben parecer noruegas y todos los hombres deben parecer alemanes, es un vicio del pasado”.

Arriagada explica que en el pasado los pocos medios de comunicación le vendían a un grupo de consumidores, que más o menos se podían asociar con este tipo de estética occidental, y que además eran los únicos que tenían el poder adquisitivo para comprar ciertos tipos de productos de lujo o medio lujo, mientras que el resto de la población “que tenía otro tono de piel, otros tipos gustos y de belleza estética, y no participaban tanto en las actividades de consumo”, y añade que ahora la mayoría de morenos son un enorme grupo de consumidores.

La publicidad estadounidense, a diferencia de la mexicana, se ha vuelto más notoria la inclusión de toda la diversidad racial que existe en ese país. Alejandro Avendaño atribuye que el problema se debe en parte a la televisión mexicana, ya que ha sido la responsable de establecer estereotipos como regla “universal”, mientras que en Estados Unidos lo asocia con el hecho de que tienen a un presidente afroamericano, al igual que sus deportistas más famosos.

De acuerdo con Mario Arriagada, los criterios editoriales de la prensa estadounidenses no existe ley que los obligue hacer representativos socialmente, sin embargo lo hacen por hábito, y asegura que tienen lineamientos mucho más inclusivos que los que hay en México.

“Creo que es polémico, en particular el caso de compañías que tienen medios en ambos países y cómo se comportan. Una de esas compañías es Time Inc , dueña de la revista People entre otras, en donde la inclusión racial y social es notoria, tienen claramente una política editorial abierta. En cambio, las publicaciones de las cuales son dueñas en México como Grupo Expansión, que publica la revista Quién y Chilango y otras, tienen unos comportamientos, por testimonios de los editores y fotógrafos absolutamente llenos de criterios raciales injustos.”

Print HTML logo

Autor

Historial

Miembro durante
45 años 1 día