Author: jesus-jank-curbelo

Dirty Harry

Harryson como repa, es atípico: no teme a exponerse demasiado en sus canciones. Cualquiera que haya escuchado sus discos, sabe que tiene una niña y un niño (Allinson y Enzo), que va a cumplir seis años con su esposa, que Changó es su padre espiritual y que lo de Pesao es con los que él considera enemigos.

Leer más

Bajo el puente

Algunos gritan cuando cae un trueno. Los niños lloran. Se esconden los pájaros. Los carros patinan, así que tratan de detenerse. Escenas que pueden ocurrir bajo cualquier puente en Cuba cuando llueve.

Leer más

Un socio

¿Qué hacer si vemos a un socio del barrio cometer un delito? Si ese socio nos salvó una vez y ahora lo vemos robando la cartera de una mujer en la guagua, ¿cómo debemos actuar?

Leer más

Primero de Mayo, cuadro apretado

Es Primero de Mayo. Suena el concepto de Revolución y la masa se desplaza lentamente. Empieza. Los que bailan, los que gritan. Hace calor. Mientras, la gente que está lejos de la Plaza avanza normal, sin demasiado entusiasmo. Cuando se acercan vigilan las cámaras, levantan los carteles, gritan vivas.

Leer más

Náuseas

La que vende chucherías en carrito está hablando con el que vende periódicos del problema nuevo con los periódicos; yo, jodido del estómago, no hubiera salido de la farmacia a hacer cola en una tienda en la que solo me dejaron comprar dos paquetes de pollo, y menos hoy que todo me da náuseas. Escenas de cualquier día.

Leer más

The Employee

I would have to wake up at 5 AM, and I barely had time to make a coffee because the boss was never worried about what time I got to work, as long as everything was ready for 7:30 AM. My boss was the manager: a stout man in moccasins with his own black Toyota Yaris, a really beautiful car, that he used to park every morning in one of the areas of my responsibility, once I had finished cleaning up. His wife was a pompous blond woman, who used to throw a juice box on the ground every...

Leer más

El empleado

“Tenía que levantarme a las cinco de la mañana. Era un bar–restaurante del Estado bastante grande y mi trabajo era mantener limpias todas las áreas verdes, incluidas la acera y el parqueo”. Estas pueden ser escenas que vive cualquier empleado en Cuba.

Leer más

Nada que hacer

En la pantalla de la computadora una mulatica de 20 años se masturba en un sofá. En el agro de la esquina queda aguacate pero a 30 pesos. Escenas que uno puede mirar desde su casa, desde su ventana o encontrarse en alguna que otra esquina de La Habana.

Leer más

Mecánica

La gente de por mi casa sale temprano de lunes a viernes y limpia y lava sábados y domingos. La gente está en su mecánica. No tiene tiempo para estar mirando la parte de atrás de las guaguas. Las vallas por las calles dicen SÍ, y uno pasa y las mira pensando en cómo coge un P14.

Leer más

De nada

Desde cualquier parte del mundo, más allá de ideologías, hubo cubanos que se movilizaron para enviar ayuda a los afectados por el tornado; gente que no se conoce de nada pero crearon redes para llegar a los necesitados.

Leer más