Author: manuel-roblejo-proenza

Reducir los salarios: la culpa… la tiene Irma

Cuando te reúnen en el anfiteatro de la empresa para hablar de un asunto urgente, se sabe que para nada bueno es. Y menos si es de los salarios. Mi empresa está en franco proceso de perfeccionamiento, y se necesitaron quince reuniones como esta, cuarenta y tres asambleas sindicales, y un número tirando a infinito de anónimos, para llegar a tener el sistema de pago que nos funcionaba hasta ahora. Explicándolo rápidamente, aunque parezca increíble, mi empresa fue autorizada, por su ministerio, a establecer una forma de pago que le permitía a cada División Territorial, o sea, a la...

Leer más

¡Que venga la fiera!

Dicen que los cubanos preferimos reírnos de nuestras desgracias. Yo, por mi parte, como pincelada de esa acuarela rarísima que es mi barrio, prefiero pensar que no es cuestión de preferencia, sino de necesidad.

Leer más