Pasar al contenido principal

No me gustan los zoológicos

15/02/2017

Crecí en una familia que en Cuba llamaríamos “humilde”. A mi madre se le fue la vida tratando de alimentar y educar a sus 6 hijos y podría decir que lo hizo lo mejor que pudo. En esa crianza, dada la precariedad y su falta de tiempo, pues pasaba muchas horas en la máquina de coser. Faltaron muchas cosas, entre ellas las lecturas a la hora de dormir y las visitas a los “lugares infantiles”. Vine a conocer el Zoológico cuando, a la edad de 17 años, el novio de turno me llevó al que se encuentra en la calle 26 nuevovedadense. Al llegar, amé el trío de venados que esperan a los visitantes. Luego entendí que aquellos animales son los únicos libres del recinto, aún cuando se encuentran petrificados.

Mi primera emoción ya dentro fue una mezcla de desasosiego. Aquel era el lugar que muchas personas consideraban de visita obligatoria y yo lo que encontraba por doquier era animales enjaulados, encerrados en pocos metros cuadrados, a quienes la gente lanzaba un pedazo de algo, a pesar de que las reglas de la casa lo proscriben. Desde entonces, y a pesar de haber llevado a mi hija un par de veces al Zoológico, me preocupan los animales en cautiverio.

Ya de adulta el feminismo me hizo cuestionarme la manera en que el homo sapiens subyuga a las otras especies animales. Entonces me adentré en otras maneras de concebir la relación de nuestra especie para con esas otras y me declaré antiespecista y por tanto, en contra de aquellas instalaciones que tienen animales en cautiverio.

Luego, cuando me leí varios textos y vi un filme sobre los zoológicos humanos no pude escapar a la sensación de estar viviendo en carne propia, lo que una ballena podría experimentar cuando tiene que realizar 3 actos al día, en cualquiera de los acuarios del mundo, para hacernos divertir.

¿Será que sufren estos animales como nosotros prevemos que nos dolerá el encierro? ¿Qué nos hace creer a los seres humanos que podemos disponer de vidas no humanas, pero igual de trascendentales, al punto de cercenar su libertad?

El argumento más difícil de deconstruir es aquel que habla sobre la supuesta utilidad de dichas instituciones para la educación de las nuevas generaciones. Madres, maestros, padres, insisten en que sin ellas no será posible que sus hijos vieran, por ejemplo, un mono cuando se vive en plena urbe como puede ser La Habana.

Yo sé que el presente es un debate que aún no ha comenzado en Cuba; sin embargo, como otros “cambios de paradigmas”, y gracias a la globalización, dudo que quede aún demasiado tiempo para que empecemos a discutir estos temas. De hecho en los últimos años han nacido en el archipiélago, iniciativas de protección animal muy interesantes y que de algún modo nos están abriendo el camino. ¡Entonces ahí vamos!

(El Toque es una plataforma que abre espacio a voces múltiples. Las opiniones aquí expresadas no necesariamente representan la visión del proyecto, pero las publicamos porque creemos en la necesidad de lo diverso)

 

Sobre el autor

Sandra Abd’Allah-AlvarezSandra Abd’Allah-AlvarezPerfil del autor

Comentarios

informate_bloguerita 3 meses 1 semana

Esta mujer al parecer vive en Alemania pero su cabeza está pensando todavía en el arroz con frijoles y el bistec de puerco. Informate, mama! A mi tampoco me gustan los zoologicos pero a la periodista, que a decir verdad es más bloguera que periodista y ya eso lo dice todo, se le olvidó mencionar que gracias a los zoologicos hoy en dia podemos ver aun especies en peligro de extincion que si no estuvieran precisamente en jaulas hacia mucho rato que los conoceriamos nada mas que por las fotos. Confirmado señores, los blogueros NO PUEDEN HACER PERIODISMO SERIO
Sandra AbdAllah 3 meses 1 semana

Si cree que por llamarme bloguera produces algún dolor en mi, lamento decirte que todo lo contrario. Soy bloguera por elección. Por otra parte, yo no como carne porque soy vegeta. Debería Ud. informarse de otras maneras de concebir las relaciones con los animales. Las especies en extinción lo son gracias a la actividad humana, así que ni derecho tenemos de ver esas especies. Para defender su punto de vista, que ciertamente no es el mío, no tiene que creerse superior. Yo soy antiespecista. Ud. es una persona muy mal educada.Ni siquiera se da cuenta que está en la sección de blogs.
malanga_malanga 3 meses 1 semana

En primer lugar, tu especismo, aparte de a ti y a los que te rodean en Alemania, a casi nadie en Cuba le dice nada. O tu crees que la mayoria de los cubanos les gusta ser vegetarianos por obligación? En segundo lugar, tu vegetarianismo europeo es una gran hipocresia, porque para tener tus tomates y pepinos en invierno, hay que sacar agua de donde no hay en Andalucia o Marruecos. O acaso se te olvidó eso? Además los productos veganos contienen mas azucar y quimicos para que al final la hamburguesa de soya sepa a hamburguesa de carne, asi que no te estas haciendo mucho favor la verdad comiendo tus productos "vegas". Tercero, el toque es el que al final tiene que quitar mi comentario, no tu. A no ser que esto sea el Granma o Cubadebate y yo me esté enterando ahora.
Jesse Diaz 2 meses 3 semanas

Apreciadisima Sandra.. Soy fan tuyo, te sigo, te sigo y te seguire siguiendo.. Valga la redundancia, esta Sra., que no se como llamarle, se nota muy bien que no sabe lo que es un blog, imagino que es de las que van a la iglesia por que escucha las campanas pero sin saber donde queda la Iglesia. Sandra es muy acertado lo que dices, las especies han dejado de existir debido al mismo ser humano, al final esta escrito que seremos nosotros mismos los llamados "animales superiores" quienes nos exterminaremos los unos a los otros, en esta Sra., tienes el ejemplo, enseguida van a maltratar, humillar, ultrajar, a tratar de imponer sus criterios, a hablar sandeces sin ni siquiera pensar lo que dicen.. Dia tras dia desaparecen miles de especies tanto animal como vegetal, repito, dia tras dia, y no lo digo yo, lo dicen los estudiosos del tema, gente mucho las leido y estudiados que yo. Sra, lea lo que dice la ONU al respecto: *** La ONU alerta de que mas de 150 especies se extinguen al día por culpa del ser humano... Se trata de la mayor ola de pérdida biológica desde que desaparecieron los dinosaurios y es como consecuencia de la actividad humana. O ahora Sra. tambien va a culpar a Sandra de eso por comer tomates y pepinos. Me hago eco del encabezado de su post, como consejo y en buena onda le recomiendo, primero informese o lea, despues hable o escriba. Saludos. Jesse.
Sandra AbdAllah 2 meses 2 semanas

Gracias Jesse. Sobre todo por la lealtad. Si te das cuenta pase en un momento del debate porque lo consideré poco serio. Quien abajo comenta, más allá de dar su opinión, intenta juzgarme por la mía. Soy antiespecista gustele a quien le guste y defenderé como mi propia vida la de los otros animales que viven en este planeta. En, que sus opiniones ya me son comunes y a veces me dan cierta pereza. Muchas cosas no le dicen nada a nadie, por eso los humanos se matan entre ellos, ademas...