Roberto se graduó de ingeniero hidráulico en la Universidad de Oriente. Después de ejercer la profesión varios años, decidió irse a trabajar en los “trencitos”, un invento local que utiliza tractores para aliviar el déficit de transporte en el pueblo.