eltoque_logo

Matria

Servicio de comunicación con enfoque de género y contra la violencia machista. Contamos historias sobre mujeres, niñez, familia, masculinidades, diversidad de género y desigualdades en Cuba.

Actrices y diseñadoras cubanas en sesión fotográfica por el empoderamiento femenino en La Habana. Foto: Mónica Moltó.
Una fotógrafa, actrices y diseñadoras cubanas. El proyecto de Mónica Moltó se propone mostrar la belleza de las mujeres: el estado en el que se sienten bien consigo mismas.

Cuclillas, lavados, calendario, lactancia… ninguno previene el embarazo. Y quizá el rey de los métodos seudoanticonceptivos sea el coitus interruptus, con practicantes y convencidos de todas las edades.

¿Cómo se manifiesta, en el entorno adolescente cubano, la violencia de género? Los insultos a las hembras, las descalificaciones, las burlas, los tabúes, la cosificación, son algunas de esas expresiones.

Cuando empezó la pandemia de COVID-19, Sixela Ametller recién había confirmado su embarazo. Durante el confinamiento creó un podcast. Le llamó Empoderadas, porque quiso conversar cada semana con mujeres cuyas historias de resistencia y superación la cautivaron.

La pandemia nos han empujado al espacio virtual, al refugio de las redes sociales. Allí se han encontrado madres a quienes el encierro les dibujó un panorama desalentador. En Cuba, se suman las colas y la escasez. En el grupo de Facebook Madres cubanas por un mundo mejor más de 52 mil cubanas comparten y se acompañan.
La Valdés cree que “Con el solo hecho de ser mujer gozamos de condiciones espirituales que nos aproximan al Creador de forma directa y sin tantos artilugios ni títulos ni ornamentación ritual. Y ese poder natural da miedo, por eso ha sido boicoteado, estigmatizado y subvalorado con cada medio posible».
El ajedrez es un territorio ocupado por varones, donde las mujeres están infrarrepresentadas y sobre el que algunos de los machos más consagrados, a lo largo de la historia, han contribuido a reconfirmar su supuesta superioridad frente a mujeres, niños, menos dotados o, sencillamente, personas comunes.
El proyecto Cuenta conmigo tiene el objetivo de establecer un espacio solidario para que jóvenes con Síndrome de Down puedan compartir, destacarse y dar rienda a su imaginación guiadas por los familiares y los profesores que imparten talleres de danza, artes plásticas y más. Es un espacio para ellas y su familia.
Gobernantes y ciudadanía en Cuba necesitan información novedosa, fundamentada y útil sobre el país real, que ubique las principales tendencias, demandas y dificultades que impactan a la población, así como las valoraciones y opiniones que tiene sobre sus gobernantes, el presente y el futuro del país. De ahí que la aplicación sistemática de sondeos y encuestas de opinión pública y la disponibilidad de sus resultados es urgente e imprescindible para gestionar la crisis actual.
Náyare Menoyo sigue leyendo aquel mensaje y su rostro va de la resignación a la incertidumbre, luego alegría, incredulidad, euforia. Relee el correo. No lo podía creer. Dice que ha ganado un Premio Rey de España en la categoría de Televisión, con Una historia escuálida y conmovedora, su documental sobre Padura.
Para 2021, los tres temas que representan un mayor desafío de igualdad son: solucionar la sobrecarga para la mujer en las tareas de cuidados; resolver las brechas de empoderamiento económico, y el combate integral a la violencia machista que incluya tratamiento legislativo.
La discapacidad entonces no se circunscribe solamente a los cuerpos, sino que remite a un proceso social y a un ámbito político más amplio que establece la posición y el lugar de un «otro».
Algunos padres suelen chocar con la expresión lapidaria, “yo soy la madre”, que en buen cubano significa: “ahí no te metas”; “de ahí pa´lla no hay más na´”. Por momentos parecería que eso es cierto. Ante esa expresión, los derechos paternos se tambalean.
La magia ha sido territorio de hombres por mucho tiempo. Las mujeres en la magia han sido sobre todo muñecas, ayudantes que levitan, o un ser humano cortado a la mitad. El mago posa, desde su superioridad y brilla mientras «la asistente» es objeto de la ilusión.
Todos somos agentes de la cultura patriarcal, seamos conscientes de ello o no. Todos tenemos esa responsabilidad. Y si alguien dijera que hay culpa pero que no es de nadie, eso querrá decir que la culpa es de todos.
Amar no es privativo de las madres que amamantan, las que deciden no hacerlo también aman. Por otra parte, creo que lactar es mucho más que amar. Lactar es sacrificio, es dolor, es fuerza de voluntad, es cansancio, es dedicación, es renuncia a muchas cosas, es armonía, equilibrio, apoyo familiar.
Cuerpo, familia, política, emprendimientos, leyes, arte… Son ámbitos en los cuales Matria, servicio de comunicación con enfoque de género, ha puesto atención a lo largo del último año, en medio de una crisis sanitaria y una precarización de las condiciones de vida, con efectos específicos sobre la vida de las mujeres.
«Estamos embarazados» es una expresión que, lejos de simplismo, broma o cursilería, anuncia, también en el lenguaje, la silenciosa revolución de las paternidades. Su uso contiene una mezcla de orgullo, responsabilidad y compromiso. Proclama un sentido más profundo y equitativo de ser pareja, más humano, más liberador.
Con el documental ¿Cómo educar a un niño?, aún en rodaje, Gretel se involucra en lo que considera un diálogo imprescindible para alcanzar «una justicia social real y la reconciliación y la fraternidad entre lxs cubanxs», después de años de «silencio e imposibilidad de debate» sobre el tema.
¿Cómo hacer del cuerpo algo sagrado? ¿Qué hay de sagrado ahí? ¿Es sagrado el cuerpo porque es el soporte de la vida, pues la vida es soportada por lo carnal, lo somático, de donde brota el espíritu?
«Otros tatuadores o clientes cuando llegan a mi casa y ven que soy mujer, dudan de mi capacidad. Me dicen que seguro yo solamente puedo hacer florecitas, delfines, tribales a la cadera o cosas así, sencillas. La verdad es que yo puedo hacer el trabajo de cualquier tatuador, un diablo, una gárgola…».
Mi hijo mayor sabe que todo el mundo llora, no importa si es hombre, mujer, niño o niña. Él sabe jugar a las casitas y sus primas a los superhéroes. Juntos en sus juegos crean un mundo paralelo donde, sin ningún complejo, Mr. Increíble puede usar sayitas.
Existe una construcción sociocultural binaria de cómo debe ser un hombre y cómo debe ser una mujer. Desde estos patrones sexistas se asignan «el rosa, el vestido y el trabajo doméstico no remunerado para mujeres» y «el azul, el poder, el espacio público, trabajo remunerado y visibilizado para hombres».
Liana fue mi compañera durante nuestros cinco años de universidad, en La Habana. A ambas nos apasionaba la filosofía: teníamos necesidad de aprender, de entender. Luego de graduarnos, cada una tomó caminos radicalmente distintos y, por azares de la vida, volvimos a encontrarnos a través de la literatura y la propia reflexión.
Las primeras copas menstruales datan de los años 30. Pero se popularizaron a principios de los 2000 cuando comenzaron a producirse de silicona médica, hipoalergénica y barata. Hoy día cada vez son más consideradas por ser reutilizables, respetuosas del medioambiente y seguras para la salud. A Cuba comienzan a llegar.

Columnas

Imagen de presentación INBOX, columna opinión
Columna especial para elTOQUE de Mónica Baró durante el 41º Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana. Ilustración: Wendy Valladares y Janet Aguilar