eltoque_logo

Matria

Servicio de comunicación con enfoque de género y contra la violencia machista. Contamos historias sobre mujeres, niñez, familia, masculinidades, diversidad de género y desigualdades en Cuba.

Mujeres en tres historias de sobrevida y salvamento
Hay peligros que provienen de mentalidades en cuyo fondo la cultura patriarcal pervive, prospera y manda.

"Al principio no creí en esas 'cosas de viejos', 'cosas del campo'. Decía que eran creencias de gente ignorante. Pero siempre terminaba santiguando a mi hijo con una ramita de albahaca, como hacía mi abuela Nilda".

Este mapa, a modo de directorio, permite geolocalizar instituciones, iniciativas y programas destinados a personas de la tercera edad en Cuba o sus cuidadores.

En 2014 ganó el premio David con su "Días de hormigas", una «exploración poética en torno al amor por una mujer, los amantes idílicos y el ambiente de una ciudad/casa/teatro hormiguero. A sus 23 años creía mucho en la felicidad, dice. A sus 30, sabe que la felicidad es tan solo un estado.

El síndrome del príncipe destronado forma parte de la caterva de síndromes que acompañan el complejo proceso de la maternidad. El rimbombante nombre no es más que los celos que surgen en un niño ante el nacimiento de un nuevo hermano.
Una vez leí que, cuando los hijos están en problemas, a las madres les duele el vientre. No importa cuán lejos estén. No importa cuánto tiempo haya pasado del alumbramiento. Se siente un peso bajo el ombligo, en lo hondo, como un fuego pequeño y permanente.
A partir del primero de enero de 2022 los especialistas tratarán las adicciones a los videojuegos como «gaming disorder», caracterizado por «el control deficiente sobre el juego». ¿Qué debemos hacer como padres y madres? El escritor y periodista cubano Félix López ha publicado un libro, disponible en Amazon, para ofrecer algunas claves.
Este es un testimonio reconstruido a partir de muchos mensajes de chat; un retrato de personas mayores que madrugan para hacer una compra limitada una vez al mes en medio de la pandemia y de nuevas nomenclaturas burocráticas.
Mientras para los hombres puede ser una moda la depilación facial o corporal, para las mujeres es un mandato. Y comienza temprano.
Tenemos en Cuba un grave problema de oferta que no se resuelve ni con todas las donaciones de todos los amigos solidarios del mundo, sino produciendo, en condiciones de libertad para poder hacerlo.
Todavía hoy Limara tiene miedos como madre, aunque su programa ha funcionado como una red de apoyo, el lugar para romper esquemas en torno a obligaciones y estándares de mujeres y madres perfectas.
Las narrativas que cuentan y representan los procesos de elaboración y emplazamiento del yo, centradas concretamente en el binomio cuerpo/género, son siempre, en primera instancia, espectáculos privados.
El Código de las Familias es una oportunidad colectiva, social, histórica y moral para que cubanas y cubanos produzcamos más justicia. Una oportunidad para que los buenos afectos, la política y la ley se encuentren en un mismo camino.
Las autoridades cubanas emplean el término «femicidio» y no el de «feminicidio» para referirse a la muerte de mujeres como consecuencia de la violencia de género. Aunque es usual verlos empleados sin distinción, no significan lo mismo y la diferencia entre ellos tiene fuerte connotación política.
Yo sabía que aquel muchacho con un nomeolvides detrás de la oreja podía ser un gran padre. Pero no imaginé que el nexo con su bebé sería tan profundo. A medida que Oliver ha ido creciendo y decidiendo, yo me he quedado al margen de varias rutinas que ellos prefieren hacer juntos y solos.
Cuba, el primer país de América Latina en despenalizar el aborto, no incluye este derecho en ninguna legislación.
Las aguas que más ha nadado Andrea son las de las tablas, pero la pequeña pantalla la ha convertido en la comidilla del momento. En breve tiempo su interpretación de Noelia Bermellón ha levantado en los televidentes cubanos olas a favor y en contra. Envuelto en los presuntuosos aires de una supuesta erudición, el personaje ha capturado la atención pública con un programa semanal «que dura lo que puede».
El confinamiento sanitario ha impuesto cambios en los hábitos alimentarios y de sueño de niños y adolescentes: aparición de conductas regresivas, desajustes emocionales, ansiedad, incremento del uso de tecnologías, problemas de concentración e irritabilidad.
Un brutal episodio en el que un padre desapareció a sus dos hijias en Tenerife, España, reavivó el debate acerca de la violencia vicaria. En sus casos más extremos, esta suele ocurrir como expresión de violencia de género.
La peculiaridad de estos pequeños es que gruñen, tienen garras y colmillos afilados. A veces son difíciles de manejar y requieren de cuidados especiales.
Muchos bebés y niños pequeños muestran especial cariño por un objeto concreto. El objeto de apego o transicional es un término introducido por primera vez por el pediatra y psicoanalista inglés Donald Winnicott. Esta conducta es la forma de definir la primera posesión del bebé.
Sveta y yo estábamos en una clase de francés, habíamos terminado un examen, salimos a la calle y nos acercamos a una cafetería de las inmediaciones en busca de café. De pie junto a una mesa la vi beber despacio, luchando con una servilleta contra los restos de un afeitado sin descañonar. Mencionó un eficaz […]
A veces estamos los tres amaneciendo, amándonos, riéndonos y sentimos algo tibio y suave que nos abraza. Ya no nos sorprendemos. Es el pipi que se desbordó del culero, porque casi una noche entera pegado a la teta tiene que tener sus consecuencias líquidas.
Finalista de Nuestra Belleza Latina 2014, ha interpretado en teatro a una anciana beata y una paciente esquizofrénica: «La apariencia era lo más alejado a los cánones de belleza a los que estamos acostumbrados».
«Hace años me di cuenta de mi impotencia; a pesar de tener muchos privilegios, estaba silenciada. Tenía que aprobar el discurso que me daban, prestarme a reforzarlo y a ser premiada por ello».

Columnas

Imagen de presentación INBOX, columna opinión
Columna especial para elTOQUE de Mónica Baró durante el 41º Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana. Ilustración: Wendy Valladares y Janet Aguilar