Trabajo por cuenta propia: hay tela por donde cortar

No es igual una persona que vende maní o caramelos, la que en ocasiones desarrolla su actividad en situación de supervivencia; a una que contrata fuerza de trabajo para laborar en la construcción, u otra que posee un restaurante con veinte empleados/as; o aquella propietaria de una casa con tres habitaciones para rentar. Diferentes a todas ellas, al mismo tiempo, es la persona que se ofrece como empleada para esas u otras labores.

Leer más

El pueblo que arrendó su suerte

Iguará es un pueblo muy poco conocido, y como casi todos los pequeños pueblos rurales del país padece por falta de infraestructura, desabastecimiento y abulia. Sin embargo, muchos son los que arrendan locales del comercio, la gastronomía y los servicios de su propiedad.

Leer más

¿Hacia dónde vamos?

La apertura del sector privado no es una baraja de cambio para juegos políticos, son más de 500 mil personas con familias que dependen de ellos directamente. Es una fuerza más en la estabilidad y desarrollo al que desde hace tiempo se aspira y que aún no se alcanza.

Leer más
Cargando