Arte para curar a Benito

A sus 30 años, Benito ni camina ni habla mucho, porque no tiene personas para hacerlo. Su madre espera que su entrada en un proyecto comunitario para niños, le ayude a comunicarse y a llenar la casa de amigos.

Leer más

“Cada día menos sorda”

“Cada vez oigo menos, pero cada día soy menos sorda”, dice Dayesi Rodríguez Benítez, detrás del mostrador del puesto de talabartería donde vende. Tiene 26 años, y desde los 19 ha tenido seis trabajos y un montón de gente prejuiciada por su pérdida auditiva.

Leer más

Síndromes de Down y artistas

Lianna Carrete es una pintora y grabadora Síndrome de Down. Con 25 años tiene exposiciones personales y piezas comercializadas. Su éxito se lo debe al Proyecto Comunitario Con Amor y Esperanza, dedicado a jóvenes con necesidades especiales de aprendizaje.

Leer más

Francis tiene miedo

Francis Díaz Pérez es uno de los pocos débiles visuales que ha cursado estudios en el Instituto Superior de Arte (ISA) en Cuba. A los 30 años de edad conoce bien los retos que asumió para convertirse en músico, pero sabe que mantenerse activo en el mercado es mucho más complejo.

Leer más

Origamis para niños especiales

Comenzó como diversión, pero ahora lo emplean con fines terapéuticos y educativos. Con este arte japonés, dos ingenieras cubanas ayudan a los pequeños de una escuela especial a elaborar pájaros y flores, además de enseñarles habilidades manuales que propician su concentración y desarrollo personal

Leer más

La naturaleza no ayuda a Dennis

Dennis enfrenta dos obstáculos muy fuertes como campesino: los retos de la naturaleza y su propio cuerpo. A pesar de la inestabilidad atmosférica, y de una discapacidad en hombros y caderas, Dennis trabaja su vega de tabaco.

Leer más

El pintor atleta

Orlando Romero Sixto tiene solo 20 años. Ha conseguido a golpe de voluntad éxitos increíbles en su corta carrera como dominador del balón y también como pintor.

Leer más

Flipper, el delfín de la Ciénaga

Yoel nació con una malformación por haber sido expuesto en el vientro de su madre a radiaciones de rayos X. Pero su afición al agua y sus condiciones como nadador la han ganado el sobrenombre de Flipper, como el popular delfín de las series televisivas.

Leer más

“No me voy a morir de hambre”

Luis Ernesto Delgado, un joven de apenas 26 años con limitaciones físico-motoras, quedó sin pensión y sin trabajo en un taller para discapacitados, cuando su vida empezaba a demandarle mayores necesidades.

Leer más
Cargando