Pasar al contenido principal

22 hombres y una mujer

Cuando Meys tuvo un accidente de pequeña, nunca pensó que aquella tarde, cuando sua abuela la llevó a practicar algún deporte para rehabilitarse, terminaría jugando y pitando partidos de fútbol años más tarde

Hoy tiene poco más 25 años, es madre y trabaja porque se reconozca su trabajo como árbitro, porque, ser mujer no impide que sea una buena profesional.

Video: PlayOFF

Sobre el autor

Comentarios