Pasar al contenido principal

El culturismo se relanza de la mano de los gimnasios privados

El 28 de mayo de 2016 Yoandy Pérez Surí sintió como si le soltaran una “papa caliente” en las manos. Lo que nadie quería y por lo que al parecer nadie se preocupaba caía ahora sobre sus hombros: la presidencia de la Asociación de Culturismo y Fitness de Cuba (ACFC) en Villa Clara.

Los temores a fracasar con el encargo estaban respaldados por el desmayo del movimiento de los culturistas en esta región por más de una década, que se traducía en pocos de afiliados y condiciones para la práctica, y en escasa atención desde el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER).

“Me gustaría que las instituciones deportivas nos reconocieran –explica Yoandy- que nos apoyaran. Aquí hay personas que llevan 40 años tratando de llevar esto hacia adelante, pero ya están cansadas de no ver los frutos en esa relación. Por eso están pasando el mando a los jóvenes. Ellos han luchado más que nosotros, y nunca se ha podido. Somos un mundo aparte”.

Masajista terapéutico, y dueño de unos de los gimnasios más populares de Santa Clara, Yoandy fue electo de manera unánime para agrupar y planificar eventos de culturismo a nivel amateur.

“Antes de que me eligieran visitaba los gimnasios de toda la provincia. Fui el primero en crear gimnasios femeninos. Es una labor un tanto benéfica porque quiero unir a todos los gimnasios particulares de Villa Clara. En tiempos de negocios por cuenta propia, donde cada cual empuja para su lado, no podemos vivir en guerra. Quiero que haya fraternidad para ayudarnos entre todos”.

Lea también: Gimnasios privados, el negocio de moda


Con la misma fuerza con la que se levantan los “hierros” hay que trabajar en la organización de eventos. De eso está convencido Yoandy. “Los miembros de la directiva de la Asociación, cada uno en su tiempo libre y sin pago alguno, va asumiendo sus tareas. El culturismo en Cuba no es profesional, es por amor al arte”.

A solo cinco meses de encabezar la ACFC, organizó ya una exhibición con atletas del municipio de Placetas y de la vecina provincia de Cienfuegos.

“Para lograr una demostración con calidad fui tocando puerta por puerta para que las personas asistieran. Hice promoción por la radio. Repartí volantes. Ya la gente se están dando cuenta del cambio, y de la seriedad del asunto”.


Como no hay contribuciones, Yoandy no dudó en sacar de su bolsillo cuanto hiciera falta para el evento. Contrató audio, luces, transportación, local, y todo lo que a nivel de producción implicara.

“Invitamos  a destacados culturistas, y a Sonia Melissa Forjacas, la Miss Cuba 2015 y Miss Cienfuegos 2016, para que las muchachas vean que ellas también pueden competir, que no es tener un cuerpo lleno de músculos, sino todo lo contrario: cuanto más femenina sea la concursante, más puntos gana”.


Antes de la exposición, Yoandy pasó tres noches casi sin dormir. Hace meses que no toca las pesas, uno de sus “vicios” predilectos, “un buen vicio”, aclara inmediatamente. No ha recuperado la inversión, pero siente que valió la pena cuando un miembro de la directiva nacional le dijo al oído: “no te voy a regañar por los errores cometidos porque no es importante comparado con lo que lograste”.

Dice Yoandy que por eso no se detiene. Sabe que apenas gatea, y ahora quiere abrir fuego contra el dopaje, una práctica que mancha la imagen del culturismo en la isla. “Hay personas que ni pertenecen a la asociación y promueven en sus gimnasios los esteroides. Para eso estamos preparando a los jueces, y cuando se detecte un caso así es automáticamente expulsado”.

“Mi meta ahora es rescatar el movimiento, fomentar la unión entre los municipios y las provincias. Hacer topes, más exhibiciones como esta que hicimos hace poco, para ganar en experiencia, y concretar la competición provincial, que es el filtro para la nacional”.

“El culturismo no es un deporte para vanidosos, no solo importa la imagen, como muchos piensan. Es un estilo de vida saludable donde no se fuma, no se bebe y no hay malas influencias. Puede que sean solo cuerpos bonitos por fuera, pero imagina cuán perfectos deben estar por dentro”. Así los ve él.


Vea también: Gimnasios privados promueven la primera maratón de Spinning en Cuba

Sobre el autor

Yariel ValdésYariel ValdésPerfil del autor

Comentarios