Pasar al contenido principal

Juliette Fernández a las puertas de un premio mundial de historietas

Juliette Fernández Hormiga, con solo 19 años, ha sido la única cubana en resultar finalista —entre 2 mil 895 propuestas de todo el mundo— del Concurso Global de Comics del Clima convocado por la UNICEF.

Ella estudia el segundo año de Veterinaria en la Universidad Agraria de La Habana, y desde hace poco más de tres años, forma parte del Taller de Historietas que se realiza cada sábado en la Vitrina de Valonia en La Habana Vieja.

“Yo necesitaba una manera de expresar lo que sentía y lo que quería decir de una forma más objetiva que la pintura —cuenta Juliette— y lo encontré en la historieta, porque con ella te puedes expresar utilizando tanto el dibujo como el texto. Además, es una forma mucho más fácil de llegar al lector”.

Gracias al taller Juliette ya ha expuesto algunas de sus historietas y una de las cuales se encuentra en proceso de edición para ser publicada en por la UNICEF.

También en el taller conoció del concurso que pretende empoderar a los adolescentes de todo el mundo con un mensaje de responsabilidad medioambiental. El reto le pareció sencillo, debía crear un superhéroe que protegiera al mundo del cambio climático.

En su historieta, titulada el Poder de la Persuasión, Ciclanito, el protagonista, crea ilusiones que previenen a los hombres de los desastres naturales que pueden provocar sus acciones.

Ella prefiere lo fantástico, aunque en ocasiones también lo hace de manera realista. Sus historias están dirigidas fundamentalmente a los jóvenes y pretenden crear una conciencia social a partir de sus propias experiencias personales.

Estudiar veterinaria también se ha convertido en un móvil fundamental, que le permite una mayor identificación con los mensajes que transmite como la no violencia hacia los animales y las consecuencias de la contaminación ambiental.

Las historietas en Cuba, tienen una larga tradición, han sido utilizadas como portavoces de mensajes educacionales y de denuncias sociales, y poco a poco se fueron alternando con la ciencia ficción para llegar a los más jóvenes.

Aunque hay esfuerzos recientes por parte del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica y algunas iniciativas individuales; según refieren especialistas, los jóvenes historietistas cubanos distan de tener oportunidades reales de publicación y espacios para el desarrollo de sus aptitudes. Razones por las cuales, al decir de Osvaldo Pestana Montpeller (Montos), reconocido dibujante espirituano, “la historieta cubana es un fósil”.

A pesar de no existir una academia en el país dedicada propiamente a la formación en el llamado noveno arte, para artistas aficionados como Juliette Fernández Hormiga el Concurso Global de Comics del Clima constituye una oportunidad importante para que se conozca su obra, y también se visibilice la historieta cubana.

Desde este 6 de noviembre y hasta el 17 se abrieron las votaciones online para decidir entre los 20 finalistas quién ganará el concurso. Si fuera Juliette tendría la oportunidad de trabajar su cómic con un equipo ilustrador profesional y de compartirlo en varios espacios como las celebraciones del Día de la Tierra y COP23. 

Sobre el autor

Camila Acosta RodríguezCamila Acosta RodríguezPerfil del autor

Comentarios