Pasar al contenido principal
18/06/2014

Pocas cosas devuelven la sensación de pertenecer a unos colores como los campeonatos deportivos. El fútbol es de los que remueven esas fibras internas y hacen vibrar por igual, a hinchas y a los que apenas se enteran de los nombres de los jugadores. Y eso se aplica por igual, de aquí a la China.

En México el Tri despierta alegría en estos días y hace olvidar por un rato los problemas políticos, los dramas sociales y tantas otras noticias que sacuden a la ciudadanía a diario. El que sí sacudió el martes 17 fue el plantel de Miguel Herrera con Memo Ochoa en la portería, la sensación de la fecha que se atajó todo y nada menos que frente a Brasil. El equipo dio todo de sí y el empate a 0 se vivió como un triunfo.

Eso sí, se valieron del aliento azteca llegado a Fortaleza, del que descendió como una ola desde el norte del continente y también del que llegó desde todos los rincones del mundo. La "resistencia mexicana" la exhibimos hoy con algunas fotografías que nos envió la comunidad mexicana en Holanda con los colores presentes, durante el partido histórico.
 

Sobre el autor

Alejandro PintamalliAlejandro PintamalliPerfil del autor

Comentarios