Aunque tienen un típico videoblog de los que se cuelgan en Youtube, estos chicos cubanos no pueden subir su producto a internet. Por eso se llaman a ellos mismos “youtubers entre comillas”. Están tan seguros de sí mismos, que esperan el aumento de las facilidades de acceso a internet en la Isla para profesionalizarse y plantarle cara a cualquier contendiente internacional. Son los chicos de “Palanganeando”.

Lea también: Youtubers sin Youtube