Empieza el Mundial de fútbol en Brasil y todo el mundo, o casi, está pendiente de los partidos que se disputan en el país sudamericano. Uno de los pocos que, tradicionalmente, no participaba de esta pasión deportiva, era Cuba. Pero las cosas están cambiando. Así se vive la fiebre del fútbol en el archipiélago.