Aquí se cuenta la historia del último limpiabotas de Cárdenas: un carismático anciano que teme la desaparición de ese oficio con su muerte, y está orgulloso de su trabajo, a pesar de las tribulaciones cotidianas que afronta para hacerlo con dignidad.