maleza, campo

Foto: Sadiel Mederos

Déficit de combustible en Cuba: los surcos que se quedaron sin sembrar

14 / junio / 2023

Miguel Ángel* no sembrará maíz este año. En 2022 aún se atrevía a hacerlo, a pesar de que la lata de 20 litros de petróleo costaba 1 000 pesos. Desistió porque el precio subió a entre 4 000 y 5 000 pesos la lata, además de la escasez de plaguicidas y fertilizantes químicos.

Hace algunas semanas, antes de comenzar el calendario de siembras comprobó que las cuentas pasadas no valían. En la zona de Manzanillo, Granma, donde vive, la libra de semillas subió de 35 pesos a 100, el litro de un plaguicida como el glifosato cuesta entre 700 y 1 000 pesos —diez veces más caro que en 2022—. Nadie le trabajará una hora en el campo —con tractor o yunta de bueyes— por menos de 1 000 pesos.

«Ahora solo puede sembrar quien tenga “condiciones monetarias”», asegura. Varios de sus conocidos tuvieron que dejar de sembrar o redujeron sus cosechas por la falta de insumos y el aumento de la delincuencia en los campos.

Electricidad o cultivos 

En mayo de 2023, durante la segunda sesión extraordinaria de la décima legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), el vice primer ministro y ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil, confesó que las principales producciones agropecuarias estaban disminuyendo de manera sistemática. 

«En 2023 los niveles de productividad en varias de las principales producciones son inferiores a los de 2022. Sin más producción agropecuaria no pidamos control de los precios», acotó.

El principal incentivo previsto por el Gobierno para cambiar tal situación es «priorizar la agricultura apenas tengamos una situación mejor con el combustible», anticipó el funcionario, revelando una indicación del presidente Miguel Díaz-Canel.

La falta de carburante golpea con fuerza en los campos desde hace meses. Debido a la falta de diésel, en marzo de 2023 quedaron sin plantar 11 273 hectáreas. Ese mes marca el comienzo de la campaña de primavera, ciclo de siembras que se extiende hasta agosto. En este perído —este año— el Ministerio de la Agricultura pretende poner en explotación 425 629 hectáreas; 21 000 más que en 2022. 

Pero de mantenerse el ritmo inicial de incumplimientos, para el final de la temporada podrían quedar ociosas cerca de una quinta parte de las tierras comprometidas. Según Gil, un porcentaje significativo del diésel que necesita la maquinaria agropecuaria se ha destinado a la producción de energía. 

Gil manifestó que para minimizar las afectaciones a la población —en concepto de apagones— «ha habido un sobreconsumo de diésel en la generación». Agregó, además, acerca del sobreconsumo: «diésel de menos que no hemos asignado al transporte público, que no hemos podido vender a la población en los Cupet, que no hemos dedicado a la agricultura y a la zafra (…)».

Las cifras actuales de consumo de combustible de los grupos electrógenos superan las del año anterior. Desde enero hasta abril de 2023 se destinaron 162 000 toneladas de diésel para este fin, mientras que en los primeros cuatro meses de 2022 los grupos electrógenos consumieron unas 116 000 toneladas.

Durante el verano, la demanda eléctrica crece alrededor de un 15 %. Dicha variación estacional, entre los 2 600 megavatios/hora del invierno y los 3 100 del verano, es «trazable» en los reportes diarios de la Unión Eléctrica publicados por Cubadebate. En esas circunstancias, parece difícil que el Gobierno consiga rebajar los envíos de carburante hacia los emplazamientos de grupos electrógenos; es probable que estos se incrementen, incluso a costa de nuevas reducciones en las partidas correspondientes a la actividad productiva.

En la agricultura cualquier recorte se traduce en toneladas de alimentos dejadas de producir. Un estudio del Instituto de Investigaciones de Ingeniería Agrícola, desarrollado entre 2015 y 2016 en el municipio Alquízar, Artemisa, reveló que para las labores de siembra, cultivo y cosecha de tubérculos como el boniato son necesarios hasta 48 litros de combustible por hectárea (L/ha), sin incluir la transportación del producto final.

Otro análisis académico realizado en 2012 por investigadores de las universidades de Granma y la Politécnica de Madrid especificó que solo la roturación de una hectárea podía demandar entre 14.9 y 38.4 L/ha, en dependencia del cultivo y del tipo de suelo. 

Si bien la preparación de tierras puede hacerse con tracción animal o trabajo manual, la eficiencia de la agricultura mecanizada es mayor, sobre todo en plantaciones de más de 10 hectáreas. 

Un artículo sobre el tema, publicado en 2005 por la Revista de Ciencias Técnicas Agropecuarias de la Universidad Agraria de La Habana «Fructuoso Rodríguez», recomendaba realizar 7 de las 10 actividades agrícolas básicas con maquinaria mecánica. En los cultivos que requieren de grandes terrenos, como la caña y el arroz, la ventaja del tractor frente a la yunta de bueyes o el trabajo manual es incluso más acusada. Mientras que con el primero se puede preparar una hectárea en 2 o 3 horas, con la fuerza animal y humana se requieren 25 y 100 horas respectivamente para alistar la misma unidad de superficie. Ello, en plazos también distintos. Mientras el tractor es capaz de trabajar hasta 16 horas diarias, luego de 5 horas por día el rendimiento físico de los animales y de las personas disminuye de manera ostensible.

La mano de obra también se ha encarecido. En enero, una consulta informal lanzada en el grupo de Facebook Agricultores cubanos emprendedores reveló que, como promedio, los pagos a braceros agrícolas particulares —cuando se encuentran— oscilan entre 300 y 500 pesos por mañana de trabajo, y hasta 800 pesos por la jornada completa.

¿Quién le pone combustible al tanque? 

Con el precio de los alimentos subiendo a un ritmo que duplica el del resto de los ítems inflacionarios, recortar recursos de la agricultura puede tener consecuencias dramáticas sobre la cesta de compras del segundo semestre del año. 

Lo imprevisible del futuro ha llevado a muchos campesinos a limitar sus proyectos para este año. En Sierra de Cubitas, municipio del norte camagüeyano, las siembras de arroz de la costa no se compararán con las de tres o cuatro años atrás, dice Luis*, un tractorista que se ganaba la vida fangueando arrozales y transportando cosechas.

En otros tiempos no se habría permitido comenzar junio sin su tractor listo. Pero ahora, casi sin combustible y con la inversión pendiente de un par de gomas traseras, asegura que es mejor contentarse con sacar «el diario, hasta ver si esto mejora». El traslado de cargas dentro de la cabecera del municipio fue la alternativa que encontró para mantenerse en activo, sin tanto gasto de combustible ni exigencia para su vehículo. De 2022 a la fecha, varios de sus clientes se mudaron al pueblo o salieron del país. Los campos que dejaron todavía no se han preparado para siembra.

*Nombres cambiados, a petición de las fuentes.

toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR315.00 CUP
1 USD310.00 CUP
1 MLC265.00 CUP
Calendar iconCUBA
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification