eltoque_logo
El drama de la comida en Cuba
La escasez y los precios de los alimentos son cada vez más angustiantes para las familias. Ante la imposibilidad de importar alimentos, el país necesita producirlos; pero tras años de políticas ineficientes en el campo, los resultados son invisibles.
El paquete semanal, un compendio de información digital, permite a los cubanos disfrutar sin suscripciones de las últimas producciones de servicios internacionales de transmisión de audiovisuales como Netflix. Este especial multimedia describe su proceso de conformación y distribución, así como el entramado comercial que lo ha hecho perdurable por más de una década.
El paquete semanal: alternativa ante la desconexión en Cuba
La apuesta hotelera en Cuba
Cuba apuesta con todo al turismo para su desarrollo. Aunque los números están en su contra, se pretende convertir al país en un paraíso hotelero. Un proyecto financiado, en su mayoría con capital cubano. ¿Valdrá la pena?
El reguetón cubano que alardea de de un flow contagioso y músculo financiero impresionante, en los últimos ocho años ha generado conflictos, censura, éxito y estrellas. Las canciones, los artistas y toda la industria, a veces legal, a veces ilegal, capaz al mismo tiempo superar al Bloqueo nortemericano y al Ministerio de Cultura cubano, no ha dejado de crecer. No es posible vivir en estos momentos sin su denbow, ni comprender al país sin sus expresiones.
Flow y Poder: El reguetón en Cuba
La Cuba que viene
Redactar una Constitución, más que crear un documento legal, es un momento social y político. Es una oportunidad para que los individuos pactemos con el Estado las bases de un nuevo contrato social que sirva para el presente y el futuro del país. El proyecto de la nueva Constitución para la República de Cuba fue debatido públicamente por primera vez en la Asamblea Nacional el 21 y 22 de julio de 2018.
Siete meses después del congelamiento del trabajo privado en Cuba, el prometido reordenamiento aún no aparece. Un aparente borrador de las normas por venir despierta alarmas. La espera, desespera...
Hacia donde va el cuentapropismo