El <i>dojo </i>de Baraguá. La escuela de artes marciales que nació de los escombros

El dojo de Baraguá. La escuela de artes marciales que nació de los escombros

14 / febrero / 2024

En 1997, Juan Antonio Soca Fernández, maestro de karate-Do y de jiu-jitsu —actual miembro activo del Comité de las Artes Marciales de Cuba— tuvo la idea de convertir un espacio abandonado en un tatami. El objetivo era ofrecer a las personas de Baraguá la posibilidad de aprender artes marciales. A pesar de las dificultades, el senséi ha formado generaciones de atletas por más de 30 años.

Desde pequeño, yo practicaba karate. Aunque mi escuela no era el dojo de Baraguá, siempre escuchaba mencionar al profe Soca por la manera que tenía de entrenar a sus alumnos. En una ocasión tuve la oportunidad de entrenar en su dojo como preparación para un campeonato. El ambiente que se respiraba en el lugar era de pura disciplina y de amor por las artes marciales, a pesar de que no contaban con todas las condiciones.

Cuando de grande me adentré en Baraguá, fue magnífico reencontrarme con el dojo y con los recuerdos. Cuando me acerqué al maestro para decirle quién era y el trabajo que hacía, le pregunté si me recordaba. Sus palabras fueron: «imagínate tú, por aquí han pasado tantos alumnos que es difícil recordar las caras». A pesar de que no me recordaba, me dio la posibilidad de subir al tatami y hacer fotos. También entrené un par de veces. No imaginé que la fotografía me diera la posibilidad de reencontrarme con mi niñez y hacer que un proyecto laboral se sintiera tan personal.

***

Pablo Vera (alumno de artes marciales).

Recuerdo que tenía 5 años cuando empecé en las artes marciales. Era un niño muy hiperactivo y mi constitución física era delgada y de baja estatura, por esa razón mis padres decidieron que debía practicar algún deporte. En esa época, el senséi impartía clases de karate en la casa de oficiales de Cabarroca (Villa Militar) de 5:00 a 6:00 p. m. Allí fue mi primer encuentro con él. Seis años más tarde, fundó la escuela «Yositaka Funakoshi» en Baraguá.

Yo tenía mucha energía y me costaba mantener una actividad por mucho tiempo y concentrarme. Cuando llegué al área en la que se entrena el karate, el maestro pasó trabajo para mantenerme en formación y para que realizara la rutina que debía.

La principal cualidad de mi maestro —además de muchas otras que he logrado apreciar a lo largo de 30 años a su lado— es la humildad que lleva consigo a todas partes. Es el tipo de persona que jamás habla de sí mismo o de sus logros. Se considera un igual a pesar de ser la persona de más conocimiento dentro del dojo. De igual manera se comporta en la vida, mantiene una conducta hermosa y digna de un artista marcial. Sus actitudes han quedado en mí como ejemplo a seguir y también en quienes ha educado en el ámbito marcial por generaciones. 

En una ocasión se aproximaba un examen de altos grados de jiu-jitsu. Yo tenía cinturón negro y un buen recorrido en las artes marciales. En los exámenes, además de demostrar técnicas del grado, también se debía combatir y mostrar en tiempo real cómo desenvolverte según tu grado. El maestro, con avanzada edad —por encima de los 50 años— tuvo un contrincante joven —imagino de 30 años, bien fuerte y rápido—.

Pensamos que sería el fin del maestro. Algunos sugirieron que le cambiaran el contrincante. Pero él no dejó que sucediera. El combate duró bien poco. El maestro hizo un amague de pateo y el contrario trato de agarrar su pierna y mordió la carnada. Así, el maestro pasó a su espalda y le realizó un estrangulamiento junto a una luxación de hombro —una técnica de altos niveles—. Quien practica artes marciales tiene conciencia de lo difícil que es realizar esa técnica en un combate real y él hizo que pareciera muy sencillo. Estuvimos aplaudiendo un largo rato y nos sentimos muy orgullosos de él.


toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Melisa

Me dio mucha nostalgia ver que alguien le prestara atención a lo que fue mi casa muchos años. Entrené ahí desde que tenía 11 años y voy a cumplir 23 y tanto el sensei Soca como el sensei Boris han sido parte de mi formación a lo largo de todo este tiempo, y les estoy agradecida por todo el amor, disciplina y esfuerzo que han inculcado en mí.
Melisa

Pablo Vera

Hermoso trabajo👏👏👏.gracias
Pablo Vera

Felix J Macola

"Nuestro SENSEY SOCA" Solo queda agragarle que los valores morales y marciales que alli se nos inculcaron con una sencilles y humildad son de un valor inconmensurable. Agradecerle a toda esa familia que se yaido formando a lo largo de los años,a nuestro Maestro Soca y a mi hermano Pablo Vera,por haberme llevado alli 🙏
Felix J Macola

Raúl Espino

Recién me graduaba de sensei y tenia mis primeros alumnos cuando un día llegué a su dojo con tan solo 22 años y el maestro Soca detuvo la clase para hacerme una reverencia de bienvenida, fue algo impactante pues hasta ese momento en mi corta carrera nadie creía en mi, el maestro se acerco a mi y me dijo un día verás el fruto de tu trabajo y nunca pierdas tu espíritu en el DO, Siempre que voy a cuba busco saludarlo sin duda un maestros de maestros en todo el concepto de la palabra oss
Raúl Espino

Fialex

Buena crónica, aunque mal contada en parte la historia. Comencé a entrenar kárate do con el sensei Soca en diciembre de 1993 en Cabarroca. Había un buen grupo en ese momento, incluidos los hijos del maestro, ambos contemporáneos conmigo. Ahí estuve hasta septiembre de 1998 cuando comencé noveno grado, que fue cuando Soca trasladó el grupo para el colchón de la secundaria Baragua. La razón fue porque en Cabarroca, casa de Oficiales del Ejército Central, le estaban poniendo trabas y les molestaba que entraran personas y niños allí a practicar kárate. No fue que el maestro hizo tal cosa para que las personas que vivían en Baragua practicaran artes marciales, lo hizo para salvar una obra de ya varios años que lo motivaba muchísimo y que otros querían destruir. Cómo se dice en buen cubano: "Allí no nos querían". He visto pocas personas en la vida que amen tanto algo como Juan Antonio Soca a las artes marciales, su significado y su enseñanza. De más está decir, que aprendí muchísimo con él, es uno de los mejores profesores que he tenido. Gané en disciplina, voluntad, fuerza, control del miedo y en cómo enfrentar y superar una situación difícil bajo presión. Sé que mantiene el dojo en Baragua y sigue enseñando a otras generaciones, es un privilegio para los naturales de Pastorita y otros lugares, tenerlo junto a nosotros.
Fialex

Dianaleisa Hernández Valdés

Esa pasión por las artes marciales se la transmitió a mi hermano Boris Luis que ha seguido sus pasos como entrenador, cuanto orgullo
Dianaleisa Hernández Valdés

Alexander López

Es un sitio mágico.Hoy tambien sirve de punto sw encuentro a los miembros del equipo cubano de Kudo, del cual el maestro Soca es uno de los consejeros de todo lo que planificamos. Un hombre cuyo conocimientos marciales solo son superados por su calidad como ser humano
Alexander López

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR370.00 CUP
+5
1 USD
360.00 CUP
1 MLC288.00 CUP
Calendar iconCUBA
publicidad_banenr
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification