¿Espía en la yuma?

¿Espía en la yuma?

8 / diciembre / 2023

Novedades


—¿A dónde se dirige? No veo su credencial.

—No me diga que es a puertas cerradas. Desde ayer, cuando vi el Noticiero, no pegué el ojo con el embullo que me dio estar presente. Hoy le dije a mi mujer que sacara el traje de nuestra boda, la ocasión lo amerita, pues el Sexto Congreso Internacional Diálogo en torno a los Derechos Humanos «constituye uno de los más trascendentales espacios de discusión para el perfeccionamiento de los derechos y sus garantías», «el único evento que trata el tema de los derechos humanos en sentido general».

—Es que no tiene sentido, ni general ni teniente coronel, reunirse a menudo para eso, cuando en este país los derechos humanos no son asuntos que den para demasiadas discusiones.

—Sí desde que usted me impide la participación. La palabra diálogo supone un intercambio de diferentes puntos de vista.

—Los habrá. Además de Cuba, participan expertos de otros ocho países que vienen a corroborar que estamos escapaos en dicha materia.

—Por lo que me dice, los únicos «puntos de vista» que se aceptan en mi caso son los que me ponen a cada rato en la cuadra. Cuando no es un punto de vista desde una moto, es el del vecino informante, al que hube de burlar cuando salí para acá. Ambos son prueba de que cada día se «perfeccionan» más los derechos y sus garantías.

—Me parece que su entusiasmo es desmedido. Una de las novedades del cónclave, que por demás se realiza en homenaje a los setentaicinco años de la Declaración de los Derechos Humanos, es que se tome como eje central la «Disputa ideológica, hegemonía y derechos humanos». Si vamos a hablar de hegemonía, espero que no le quepan dudas de que la tenemos nosotros. Digo «nosotros» y englobo en ese concepto al Partido, al Gobierno, a nuestro máximo líder y…

—…a nuestro sublíder, el presidente Díaz-Cane, como cariñosamente lo nombra el periódico Trabajadores en su edición digital. Si algo cierto escuché ayer en el Noticiero es que «se ha pretendido generar una visión uniforme en materia de derechos humanos que se concibe desde determinados círculos de poder». Mire usted qué cosa que los ejes transversales del congreso son «la democracia y el Estado de Derecho, dos temas de alta significación y actualidad para cualquier sociedad donde se analicen y se debatan con profundidad los temas de derechos humanos». Sin embargo, a los que disienten no se les invita.

—¿No oyó que otro eje es la «protección jurisdiccional de los derechos»? A mí me han dado la protección jurisdiccional de esta puerta.

—Es que no puede haber «debate crítico» cuando todas las voces dicen lo mismo.

—¿Qué sabe usted? Debiera haber visto cómo se criticó ayer a una compañera que trató de echar una merienda de más en su cartera.

—Si se coarta el derecho a la alimentación, es racional que los individuos traten de ejercerlo por otras vías.

—No había necesidad, yo estaba vendiendo la mía. «Tenemos la responsabilidad de educar en derechos humanos, de formar en derechos humanos». Ayer quedó claro que «la academia cubana, desde un enfoque crítico, no complaciente, centrado en los problemas y, por supuesto, en la dignidad plena de los seres humanos, tiene la responsabilidad de acompañar no solo al Estado, sino a la sociedad civil».

—Siempre que el concepto de academia no se refiera solo a la de Policía, y el de sociedad civil a los agentes sin uniforme que poseen la «única visión uniforme en materia de derechos humanos que se concibe».

—A usted lo que le duele es la «mirada intersectorial a los derechos humanos» que se incentiva desde este Sexto Congreso.

—«Mirada intersectorial» que se promueve sobre todo para los jefes de sector.

—Sobre personajillos como usted.

—Lamentable que un intelectual como yo, graduado en esta misma Universidad, tenga que enfrentarse a una guagua sin haber logrado entrar al Aula Magna.

—Para que vea que somos más magnánimos que el Aula, pasaremos en lo inmediato a defender su derecho al transporte. Ya viene el carro patrullero que lo trasladará hasta la casa.


Las ilustraciones de Matraca esta semana están inspiradas, principalmente, en las acusaciones contra el ex embajador estadounidense Manuel Rocha, que según fiscales de ese país recopiló información de inteligencia, de forma secreta, para Cuba. También hacen referencia a la grave situación electroenergética de la isla, la visita de Díaz-Canel a Emiratos Árabes y la caída del salario mínimo en Cuba. Por su parte, Fernández-Era ironiza sobre la situación de los derechos más elementales en la isla.



matraca-back

¡apoya la sátira cubana!

Esta Matraca, de tanto sonar, quiere dar dolores de cabeza a burócratas, represores, hipócritas y mojigatos. Que nuestro arte sea una herramienta de denuncia y ejercicio de la ciudadanía. Ayúdanos a que sea posible. Puedes dejarnos una contribución en PayPal o invitarnos a un Kofi.

¡PAYPAY QUE SEA CANEL, PAYPAL QUE SEA!

¡A LLORAR A CONTINUIDAD OBRERA!

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR360.00 CUP
-5
1 USD350.00 CUP
1 MLC300.00 CUP
Calendar iconCUBA
publicidad_banenr
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification