Gente buena

Gente buena

6 / julio / 2024

—Hoy comencé a dudar de mi bondad. Creía, y así lo leí una vez, que una buena persona «es aquella que siempre desea lo mejor para los demás y actúa en consecuencia, no una poco molesta o sumisa, que no se queja demasiado y que trata de hacer lo que el resto espera, sin generar grandes conflictos».

—¿Y qué te hizo cambiar de opinión?

—Ver el último programa «Desde la Presidencia». Al leer en el Granma el título («En Cuba hay gente buena y talentosa que, con su aporte, puede hacer la diferencia»), me dije: ¡ahora sí voy a escuchar a ciudadanos que se quejan, que le dicen, sin sometimiento alguno, cuatro cosas al que tienen delante!

—¿Y todavía dudas de tu bondad? Hay que ser muy tierno para pensar que en tal programa vas a encontrar gente insumisa.

—¡Pero fue tan lindo disparármelo en YouTube y gastar en consecuencia dos gigas de datos! Fíjate que a falta de una periodista había dos: Arleen y Alina. Ambas miraban a Canel con tal misericordia, caridad, clemencia, que parecía que en cualquier momento se lo comerían a besos.

—Lo de «hacer la diferencia» no se refería a ninguna de las dos.

—Exacto. El tema, «visitas gubernamentales a los municipios», daba para poner en tres y dos al mandatario, pero ellas necesitaban de su sonrisa, de su glamour, y por eso no le preguntaron cuánto cuestan en combustible, comidas y otras provisiones los 76 recorridos en que se han visto inmersos, «hurgando en las problemáticas que existen», 195 consejos populares y 986 centros de trabajo.

—Sería innecesario preguntarlo. La población tiene cultura política, sabe que esos gastos los financia el Partido a costa de la cotización de su militancia… aunque una ayudita del presupuesto de la nación nunca venga mal.

—Al final lo que importa de ese dale pacá y dale pallá de la caravana de carros, autobuses, motos, helicópteros, aviones y gordiflones del Gobierno que «buscan aprendizajes y construyen consensos» es que las visitas son «un estímulo para los diferentes colectivos, un incentivo para seguir en el camino, ser siempre parte de la solución y hallar la luz en medio de tanta neblina. Dan placer cuando llegan y también cuando regresan».

—A ver si adivino: ¡lo dijo Arleen!

—No, un tal Otaño, que puso lo suyo con un reportaje desde la Isla de la Juventud, donde, según Canel, después de sus cuatro visitas «se han resuelto un grupo de soluciones».

—Vaya, como que las pinchó a ver si lo superaban.

—Lo hicieron. Por poco salgo catapultado de mi asiento cuando oí: «Me gustaría empezar con una palabra que yo uso para definir estas experiencias de recorridos: “infantería”, porque es un despliegue en el terreno».

—¡Eso sí lo sentenció Arleen!

—No, la subdirectora de Cubadebate quedó atrincherada después de tal declaración de guerra. Pero Alina prosiguió como si nada con su fuego graneado: «Para mí simboliza una gran oportunidad de ver un país que está hecho de micromundos, de países pequeñitos que deben ir encadenándose, y uno entiende cómo se da la gobernanza, cómo hay que organizarlo desde las prioridades de cada municipio».

—Qué entendedora nos salió la muchacha. Con la cantidad de gente que lleva más de sesenta años tratando de comprender «esto» y su gobernanza, y a ella, con 76 paseos, se les dan clarísimo.

—Hubo más gente buena invitada. Tuvo su espacio un reportaje de Bernardo Espinosa, periodista que fue presentado como «una persona incansable que casi siempre va detrás de lo que el presidente sugirió, y se hizo o no se hizo, y casi siempre se hizo».

—Voy a ocuparme más en oír a Bernardo, a ver si me entero de algo que haya hecho el presidente.

—Parece que bastante. En el programa, Díaz-Canel habló de «rescate de tierras perdidas bajo marabú y que hacía ocho o diez años que no estaban en explotación». Puntualizó lo de los «ocho o diez años» no obstante reconocer «la continuidad de métodos de trabajo promovidos y utilizados por el Comandante Fidel Castro y el General de Ejército Raúl».

—Debe haber existido, y no nos enteramos por Arleen, Alina, Otaño o Bernardo, algún Gobierno intermedio que jodió las plantaciones.


ELTOQUE ES UN ESPACIO DE CREACIÓN ABIERTO A DIFERENTES PUNTOS DE VISTA. ESTE MATERIAL RESPONDE A LA OPINIÓN DE SU AUTOR, LA CUAL NO NECESARIAMENTE REFLEJA LA POSTURA EDITORIAL DEL MEDIO.
toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR310.00 CUP
1 USD300.00 CUP
1 MLC270.00 CUP
Calendar iconCUBA
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification