Las rutas del contrabando “por cuenta propia”

Ecuador, México, Panamá, Estados Unidos, Guyana, Rusia… de todas partes fluye hacia Cuba todo el suministro para un mercado subterráneo que suple las innumerables carencias del país.