eltoque_logo
Tomada de Progreso Semanal.

Tomada de Progreso Semanal.

Pensar como país y liberar las fuerzas productivas

El profesor y doctor en ciencias Antonio Romero Gómez es decano de la Facultad de Economía de la Universidad de La Habana; también preside la Cátedra del Caribe de la Universidad de La Habana. Por su lucidez, compartimos a continuación sus comentarios como panelista en el programa Mesa Redonda, transmitido en televisión nacional el pasado viernes 13 de septiembre, sobre la importancia de “pensar como país”.

Puedes ver el video de la Mesa Redonda en este enlace

Coincido plenamente, digamos, con la esencia de las dos formulaciones [aportadas por el resto de los participantes] del concepto de pensar como país en distintas dimensiones. Lamentablemente mi gremio es la economía, y yo diría que pensar como país desde la perspectiva económica es entender que cada uno, todos los ciudadanos y todos los sujetos económicos —que son múltiples, variados, con intereses legítimos— tienen que ser parte de la construcción de esa economía próspera sostenible.

Eso lleva de la mano, indudablemente, distintos elementos. El primero de ellos, en el campo de la economía, es que pensar como país implica decir qué yo puedo proponer, a partir de las dificultades cotidianas que enfrento como ciudadano, como consumidor, como empresario, como académico… qué se puede hacer para avanzar en términos de destrabar, como dijo el Presidente, todo lo que traba la creatividad, la productividad, la competitividad de la economía cubana como economía de país.

En ese sentido pienso que hay un reto importante. La propuesta puede ser múltiple, lo importante es que no queden propuestas por darse. Lo segundo es que los formuladores de políticas, creo que esa es la segunda parte, y que es muy importante decirlo, que los formuladores de políticas sean conscientes de que todo el mundo, cuando hace una propuesta, está pensando indudablemente no solo ni mucho menos en el bien individual, sino en el bien colectivo.

Eso tiene mucho que ver con el modelo de sociedad que es particular de Cuba, que es alternativo. Si es un modelo alternativo tiene que ser un modelo que sea distinto al modelo de desarrollo prevaleciente en el mundo entero. Creo que en términos económicos lo que distingue eso es esto: participación de todos, equidad y solidaridad.

Entonces, creo que en el campo de la economía pensar como país implica que todos tenemos algo que aportar, todos tenemos derechos y deberes como ciudadanos y como sujetos económicos.

Evidentemente todos tenemos que hacerlo en el contexto de un consenso social existente, en el sentido de que nuestro modelo de desarrollo tiene que ser diferente. Y para que sea diferente, necesariamente tiene que ser con la participación activa de todos los ciudadanos y de todos los sujetos económicos. También un modelo que tenga como guía el hecho de que la equidad social, la inclusión, tiene que ser algo que distinga transversalmente el conjunto de medidas y de instituciones que median en la actividad económica.

(…)

Recuerdo… en alguna reunión, alguna actividad dónde estaba el Presidente [Díaz-Canel] (…) dijo: “a mí me interesa mucho que me expliquen, y avanzar en términos de comprensión, qué significa eso que es tradición dentro de la economía política, de la necesidad de liberar las fuerzas productivas”.

Eso tiene que ver, o yo lo ataba a la cuestión de pensar como país, porque como decían los colegas que nos acompañan, todos tenemos que participar, todos tenemos algo que aportar, todos tenemos que pensar en el bien común, en el bien de la nación.

Aunque evidentemente estamos en presencia de una sociedad muy heterogénea, quizás hoy incluso mucho más heterogénea que lo que fue hace 10 años atrás, con intereses que son legítimos y que pueden entrar en contradicción, la nación —y Cuba siempre lo ha demostrado— es capaz en todo momento histórico de encontrar, digamos, un consenso, y de demostrar que hay una cohesión social. Sin lugar a dudas que es lo que determina que estemos aquí hoy día.

Ahora, ¿por qué yo lo ataba con liberar el desarrollo de las fuerzas productivas? Porque pensar como país y que todos aporten, implica también que hay estar dispuestos a oír opiniones diversas. Eso es lo primero. Segundo: hay que lograr mecanismos económicos, y aquí tengo que introducir la economía, hay que lograr mecanismos económicos que propicien la realización individual de cada uno de los actores en función del bien común, en función de la nación; y por lo tanto eso implica desechar todo lo que constituya traba, estimular la creatividad, estimular, premiar la toma de riesgo, premiar la innovación.

Por ejemplo: nosotros en Cuba tenemos dificultades todavía en términos, por decirlo de alguna forma, institucionales, en términos de propiciar la innovación. La innovación siempre genera un grado importante de incertidumbre, pero nosotros tenemos que propiciarla. Tenemos que propiciar el hecho de que los agentes económicos, los ciudadanos, los académicos, los ingenieros asuman riesgos. Y que la sociedad les reconozca el hecho de que asumen el riesgo.

Entonces, liberar el desarrollo de las fuerzas productivas implica eliminar paulatinamente todo aquello que lastra la posibilidad de que se convierta en realidad, digamos, proyectos individuales o colectivos que apuntan al avance en términos económicos. El avance en términos económicos pasa necesariamente por avances en términos de productividad.

La productividad es un concepto clave que muchas veces se pierde de vista en los debates, que de manera reciente están teniendo lugar, por ejemplo, en el plano del manejo de la economía.

(…)

En términos prácticos lo que estás planteando [Arleen Rodríguez, como moderadora, sobre la posibilidad del teletrabajo] es parte de lo que se tiene que hacer para liberar las fuerzas productivas.

Yo diría tres cosas aquí para empatarlo con lo que acabas de decir, antes de pasar a las pausas de las llamadas. El bloqueo, la hostilidad de Estados Unidos es algo que, diría yo, tenemos que asumirlo, porque en este país ya no es coyuntural. Eso es estructural. Hablando en términos teóricos es estructural, eso es de largo plazo. Llegó casi para quedarse.

(…)

Ese es un dato que incluso hoy día, con un contexto geopolítico y económico también internacional muy adverso, hay que reforzarlo en la lógica de que, más que nunca antes, se requiere destrabar todo lo que internamente conspira contra el desarrollo de las fuerzas productivas.

Ahora, lo distinto… Mira, la Facultad de Economía hizo una propuesta —y creo que fue reconocido por la prensa— a solicitud de la ministra de Trabajo y Seguridad Social hace como dos meses. Y tuvo que ver con qué hacer para optimizar la utilización de la fuerza de trabajo calificada.

Hay una serie de medidas que se tomaron por el Gobierno que partieron de un conjunto de propuestas que discutimos en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, que fue además a instancia de una solicitud que hizo el Presidente. Ahí hay muchísimas propuestas que se discutieron, que están plasmadas, pero que sin embargo son difíciles de implementar.

Eran difíciles de implementar antes de la situación coyuntural que tenemos hoy día con el tema de combustible y de la energía. Cuando tú te pones a debatir en detalle por qué, es porque hay que cambiar concepciones.

El teletrabajo estaba allí. Estaba el hecho de que, por ejemplo, no sólo tenemos que acabar de romper con uno de los elementos fundamentales que hoy día está en la base, de un problema muy importante que tiene la economía cubana con la fuerza de trabajo calificada.

La fuerza de trabajo calificada, en cualquier país del mundo, es cara. Nosotros, porque la educación universitaria es gratuita, no consideramos que eso cuesta. Sin embargo, la utilización de la fuerza de trabajo calificada y la manera en la cual se solicita esa fuerza de trabajo calificada en Cuba responde a la lógica de hace 20 o 30 atrás. Entonces tenemos una situación difícil en términos de que, paradójicamente, cuesta formar fuerza de trabajo calificada en Cuba.

Además, hoy tenemos un perfil demográfico bastante complicado que también se suma a esta problemática. Entonces tú ves que mis graduados de economía, que hacen su servicio social, incluso en organismos muy importantes, cuando te los encuentras en la calle te dicen: “Profe, muy buen organismo, pero yo… A mí no me gusta lo que hago. Yo trabajo de verdad intensamente tres horas, cuatro horas, pero después no tengo mucho que hacer”.

Eso es un despilfarro de un recurso que es escaso, que cuesta y que además hoy día en Cuba, por múltiples factores, incluyendo también derechos ciudadanos conquistados recientemente, hay que tomar en cuenta. Hay que modificar radicalmente la percepción de para qué sirve un economista.

Un economista no es para que lleve la contabilidad de un almacén. Eso se resuelve a otro nivel. Ese un ejemplo que te estoy diciendo que responde a otro momento histórico. Termino con un ejemplo concreto que tiene que ver con esto de pensar como un país.

El Presidente dijo “yo quiero que me digan, con tan pocos recursos, cómo los pongo donde hay”. Yo creo que es el gran dilema. Ese es el gran dilema de la política.

Ahora nosotros lo que tenemos es que tratar, por todos los medios, de cambiar todo lo que tiene que ser cambiado, en términos de modelo económico para que la problemática no sea siempre que los recursos cada día son menos.

Voy a poner un ejemplo: hoy día tenemos una gran lucha, una campaña, porque hay que incrementar las exportaciones. Incluso se dice reiteradamente que nosotros tenemos un problema de mentalidad importadora. El problema es mucho más complejo. Es un problema de estructura económica, de incentivo y de distorsiones económicas que tiene nuestro modelo.

La gente importa automáticamente porque tenemos un conjunto de instituciones, de normas, de regulaciones que penalizan las exportaciones y hacen muy baratas las importaciones. Ahí hay un problema de régimen cambiario. Ahí hay un problema además de la persecución financiera.

Entonces: ¡cómo es posible que tú penalices las exportaciones! Cómo es posible que estemos convocados a que todo el mundo haga el máximo esfuerzo por tratar de exportar y cuando una empresa, incluso una empresa estatal, tiene capacidad de exportar probada, por las normas establecidas no puede exportar libremente. No puede exportar, incluso como empresa estatal. Tiene entonces que tener una norma jurídica que la asocie a un conjunto de empresas que son las que tienen la licencia de exportación. Eso hay que dinamitarlo.

Esas son cosas en términos normativos que traban. Y tiene mucho que ver también con pensar como país.

(…)

Yo apuntaría además que no es homogénea la opinión de los economistas, hay distintas opiniones. Pero eso sí, hay ciertas líneas que tienen que ver con el hecho de que reconocemos que la economía es una ciencia. Pero además no es cualquier ciencia. Es una ciencia que tiene regularidades, que si las violas te pasan por arriba. Pero que es una ciencia social y que por lo tanto es una ciencia que tiene muchas responsabilidades desde el punto de vista social y político. Eso también es tema central en cualquier discusión entre los economistas cubanos.

(…)

 

La transcripción de esta intervención de Antonio Romero Gómez fue realizada por Progreso Semanal y publicada en su sitio. Se reproduce íntegramente en elToque con la intención de ofrecer contenidos e ideas variadas y desde diferentes perspectivas a nuestras audiencias. Lo que aquí se reproduce no es necesariamente la postura editorial de nuestro medio.

Progreso Semanal
Revista digital creada por Francisco G. Aruca. Con noticias y opinión sobre Cuba y Estados Unidos. En español y en inglés.
progreso-semanal

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dante Alighieri

Al final de que sirve, en el orden de lo práctico y lógico, que un excelente y experto profesor universitario, haga una coloquial, prudente y auto censurada disertación de lo que debería ser la economía cubana, sin dejar de distanciarse de lo ya establecido, ni entrar en conflictos políticos- ideológicos.
Todo, absolutamente todo en Cuba está filtrado por la ideología comunista, impuesta a la fuerza, por los intereses enfermos de fidel castro hace 60 años, y la economía y formas del pensamiento, en todas sus variantes en nuestra nación, no escapan a su toxicidad.
El argumento del artículo entra en contradicción con la realidad y con artículos anteriores, dónde se destacan los atropellos, arbitrariedades e intencionadas limitaciones que padecen el sector privado; también los abusos, injusticias y violaciones a los derechos fundamentales, por los cuales transitan profesores universitarios, que aunque no guarde una estrecha relación con el tema económico de éste artículo, el padecimiento viene del mismo origen.
En un saloncillo enchapado de una hermosa madera barnizada y con capacidad para una escogida y no mucha cantidad de personas, los más importantes de la nación y sus lacayos, deciden el destino político, económico, cultural y etcéteras de la nación, y en menor incidencia, a los que están fuera de la nación. Entonces, no sirven para nada las opiniones, criterios y pensamientos que se les permitan decir en los noticieros de televisión, a quienes sean, cuando las verdaderas opiniones y los más importantes pensamientos de la nación, corren la suerte de ésa profesora de diseño o del profesor titular de la facultad de derecho, ser pisoteados y censurados; quién sabe si dentro de unos días o meses nos enteramos, extra oficialmente, que acusaron de contrarrevoluciónario, traidor y agente de la CIA, a algún excelente profesor de economía, por decirles las verdades en la cara a los amos de la nación.
Acaso algunos de los que leen éstas líneas creen que estos son los primeros y únicos casos, que desde el ascenso de la atrocidad no hubieron personas brillantes, que quisieron ofrecer lo mejor de sí mismo por el bien de toda la nación, y por afectar los intereses del monarca fidel y la clase dominante, no fueron destruidos, y finalmente abandonaron el país, para enriquecer con sus conocimientos otras naciones.
Hay que ser pragmáticos señores, dejemos de fantasear.

Un Toque de humor:

– Por la calle andaba un cubano humilde, y de repente sé encuentra con Murillo y le dice:
¿Ministro, cómo es que está la economía?
– I esté le responde:
¡Todo está bien, tenemos transporte, buenas casas, buenos salarios, abundante y variada alimentación y etcéteras!
– El cubano humilde le reprocha, diciéndole:
¡Cómo es eso posible, si tardó horas en una parada, mí casa está apuntalada y los edificios de la ciudad se derrumban, el salario no me llega a fin de mes, la comida es cara y la barata es la misma, cómo lo que puedo y no lo que quiero!
– Entonces Murillo le aclaró:
Ha!! es que preguntaste mal, tenías que haberme preguntado por la econótuya.

Dante Alighieri

Polloporpescado

La economia cubana no es mas que un juego de Monopolio. Compro, vendo, tengo, invierto y al final nada poseo. Sin contar las dos monedas que nada valen de cara al mundo.
Vietnam y China tienen economia de mercado y luego dicen que son comunistas. El comunismo no produce, no crea, no es prospero, nos es solucion. Demostrado esta con argumentos de sobra.
Polloporpescado

Henrick

El capitalismo tiene mas de 200 años y no ha resuelto los grandes problemas de las masas de obreros y campesinos desposeidas.El capitalismo es para una minoría burguesa que se lleva la mayor parte de riquezas.Sin embargo hay millones de pobres que sobreviven con migajas,ejemplo en EE.UU hay 40 millones de pobres y en China 30 millones de pobres.Y en Cuba somos pobres,pero pobres dignos,pobres con derechos
Henrick

Ore.cu

El juego de monopolio, el de la deuda externa, son juegos capitalista hasta la medula. Cuba si tiene muchísimos logros aun estando bajo asedio, se nos olvida todo, cuando triunfo la revolución existía el sistema capitalista si el q gusta tanto, que eramos entonces, solo un dato la población en cuba es el doble ahora q antes, esto demuestra q se produce mas, se creó mas infraestructura, mas vivienda, etc… Sin hablar de educación y salud…
Ore.cu

Polloporpescado

EN CUBA SE ERRADICARIAN LOS LLEGA Y PON CON EL TRIUNFO REVOLUCIONARIO. AHORA RESULTA QUE HAY MAS QUE NUNCA Y LA ESCASES DE VIVIENDAS SEGUIRA SIENDO ENORME. NO SE HA CUMPLIDO EL PROGRAMA DEL MONCADA.
Polloporpescado

Polloporpescado

EL CAPITALISMO ES CRUEL, INHUMANO, EXPLOTA AL OBRERO Y ES UN FRACASO SEGUN DICEN.

TODOS LOS DIAS ME PREGUNTO:
POR QUE EL 99% DE LOS CUBANOS QUIERE UN PUESTO LABORAL EN UNA EMPRESA EXTRANJERA???

POR QUE LA EMPRESA ESTATAL SOCIALISTA NO LLENA LAS EXPECTATIVAS DEL CUBANO???

POR QUE QUEREMOS TRABAJAR PARA UN EXPLOTADOR Y NO PARA QUIEN NOS HA DADO LA LIBERTAD QUE TENEMOS???

EL QUE TRABAJA PARA EL EXPLOTADOR CUBRE MUCHAS DE SUS NECESIDADES BASICAS. EL QUE TRABAJA PARA EL LIBERTADOR MUERE DE HAMBRE Y MISERIA. NO PUEDE SATISFACER NI EL MINIMO DE SUS ASPIRACIONES MAS COMUNES SI ES QUE LAS TIENE. SI LOGRA HACERLO ES ROBANDO EN EL CENTRO LABORAL PARA LUEGO TERMINAR EN LA CARCEL PAGANDO SU TRAICION.

QUIEN ES EL MALO ENTONCES???

Polloporpescado

Ore.cu

Como funcionan las cosas todo el mundo sabe, lo mejor q tiene el sistema capitalista es q se le roba mucho menos al dueño y la productividad es mejor pero siempre se le sigue robando al gobierno fundamentalmente con la evación del fisco unos mas otros menos pero nadie es 100% honesto, todos queremos tener el suficiente dinero q nos alcance para lo básico y poder ir de vacaciones aunque trabajemos más, en este siglo todavía hay analfabetos y la salud la vida no puede ser una mercancía estas son las grandes diferencias q yo veo…
Ore.cu

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE