eltoque_logo
Diseño de portada: Janet Aguilar

Diseño de portada: Janet Aguilar

Poscasticidio y el dilema de la agricultura cubana en episodio 26 de El Enjambre

Llega un nuevo episodio del podcast sobre la realidad cubana en el universo Twitter, esta vez para dialogar sobre varios artículos publicados en el periódico Granma, relacionados con el futuro económico de Cuba, la cuarentena, Etecsa y el fiasco de las tiendas online. También presenta un nuevo entrevistado, Fernando Rafael Funes Monzote, ingeniero en Agronomía y doctor en Ecología de la Producción y Conservación de Recursos, quien explica las principales problemáticas de la producción y comercialización agropecuaria en el país.

Con un divertido homenaje al que fuera uno de los programas humorísticos más populares de la Televisión Cubana, Jura decir la verdad, arrancó el presente episodio de El Enjambre.

Los enjambreros, que ya nos van acostumbrando a estas representaciones creativas, bromearon sobre el reto en que se ha convertido hacer un podcast semanal. Camilo, en el personaje de Chivichana, terminó siendo juzgado a 100 años de prisión por “poscasticidio”; en esencia, por haber “embarcado” a Lucía, Marieta Pozoalegre, y a Hayes, profesor Pepe Grillo, en esta aventura de cada sábado.

Luego del momento humorístico, Lucía March recordó la marcha de la comunidad LGBTI en Cuba, el 11 de mayo de 2019, realizada por iniciativa ciudadana para reivindicar los derechos de esta comunidad.

Los jóvenes intercambiaron sobre un artículo recientemente publicado en el periódico Granma acerca de la reunión del Consejo de Ministros para reajustar el plan económico de 2020, su desaparición del diario y su publicación posterior con la omisión de un párrafo del ministro de Economía sobre las inversiones cubanas y otro sobre la alimentación en Cuba.

El segundo de los escritos polémicos de Granma que comentaron los enjambreros resultó ser un ataque directo a los economistas cubanos que proponen la aceleración de la legalización en Cuba de las pequeñas y medianas empresas. El texto alegaba que dicha medida no era necesaria en Cuba, al calificarla de neoliberal.

A su vez, March, Condis y Hayes reflexionaron en torno a la declaración de cuarentena en el municipio Centro Habana y la necesidad de abastecer las tiendas locales con los productos y mercancías necesarias para evitar el movimiento de un municipio a otro y las extensas colas en los establecimientos.

Posteriormente, dieron paso al invitado del capítulo, el ingeniero agrónomo Fernando Rafael Funes Monzote, dedicado a la práctica de la agroecología y creador del proyecto Finca Marta, una finca de ocho hectáreas en el municipio Caimito de la provincia de Artemisa.

Fernando Rafael Funes Monzote, ingeniero en Agrónomía y doctor en Ecología de la Producción y Conservación de Recursos, en una jornada de trabajo en Finca Marta. Foto: Cortesía del entrevistado.

Fernando Rafael Funes Monzote, ingeniero en Agronomía y doctor en Ecología de la Producción y Conservación de Recursos, en una jornada de trabajo en Finca Marta. Foto: Cortesía del entrevistado.

Para poner a los oyentes en contexto, Condis relató que, según el economista Armando Novas, actualmente en Cuba el 88 % de la producción nacional de alimentos de origen vegetal se logra en el sector no estatal. La participación de las Cooperativas de Créditos y Servicios (CCS) y los productores privados ascienden al 78.7 % del total, el 35 % de la producción de alimentos de origen animal y el 65.2 % de la producción de leche.

“Queremos hablar sobre la producción agropecuaria en Cuba y conocer su opinión acerca de las problemáticas más comunes de los productores cubanos —inició Condis. La falta de agua es uno de los problemas que más afectan la producción agropecuaria. Algunos campesinos con los que he hablado me han dicho que son afortunados porque las CCS (Cooperativa de Créditos y Servicios) les han vendido sistemas eléctricos de riego, pero otros están inconformes porque no tienen electricidad en la finca y el combustible que les vende las CCS a precios subsidiados no les alcanza para regar todos los cultivos. ¿Cuál es su experiencia con el acceso al agua y cuáles son las políticas y estrategias que debieran implementarse en el país para resolver este problema, teniendo en cuenta que el cambio climático es un asunto mundial y no local ni nacional?”.

“Hay asuntos históricos, técnicos, que tienen que ver también con el clima. Voy a decir elementos en base a mi experiencia como investigador durante más de 20 años y como agricultor durante 8 —expresó Funes Monzote. El agua llega al sistema agrícola a través de tres fuentes fundamentales: el agua de lluvia; la escorrentía, que va a través de ríos, microcuencas y cuencas y llega a los embalses; y el agua subterránea. El Estado hizo esfuerzos enormes en los 60, 70 y 80 en relación a la voluntad hidráulica. Con una visión centralizada a través de la socialización del agua, el Estado proveía agua a la población en todo momento de manera suficiente. Se garantizaban así los sistemas de abasto, traslado, transferencia, almacenamiento, microrredes en los poblados, etc.

Finca Marta es un proyecto agroecológico familiar que surgió en 2011 en una finca de ocho hectáreas, en el municipio Caimito, provincia Artemisa, Cuba.

Finca Marta es un proyecto agroecológico familiar que surgió en 2011, en el municipio Caimito, provincia Artemisa, Cuba. Foto: Cortesía del entrevistado.

“Lo que vemos luego en la práctica en los últimos 30 años es que la agricultura cubana se ha sido descentralizando y diversificando, yendo más a una pequeña escala. La primera medida del Estado en 1993 fue descentralizar la agricultura y crear las Unidades Básicas de Producción Cooperativa (UBPC). Esa descentralización trajo como consecuencia que a una escala más pequeña se podían usar mejor los recursos; sin embargo, no estaba en consonancia con la estrategia anterior del uso del agua, entonces muchos de los lugares que se crearon en los años 2000 están carentes de agua porque no hubo una estrategia previa de descentralización del uso del agua. El agua llega en grandes cantidades a los grandes polos productivos, pero no llega de la misma manera a la pequeña y mediana propiedad.

“No obstante, no lo veo tan dramático porque en cualquier extensión del área de Cuba el agua puede capturarse y usarse; pero esto, por supuesto, necesita recursos para poderlo hacer. También están los periodos secos y lluviosos: en los lluviosos hay lugares de Cuba donde cae el 80 % o 90 % del agua; y en periodo seco alrededor del 20 % del agua, o hasta el 10 %; es un periodo de seis meses, de noviembre a abril. Este régimen de clima hace que tengamos que reservar agua. Si usáramos el agua estratégicamente, estoy seguro que no hubiera tanto problema. El problema es cómo capturamos ese recurso esencial. A veces nos enfocamos en lo que viene de fuera y muchas veces la solución está dentro de nuestro propio sistema.

En Finca Martha se producen más de 60 especies de vegetales durante el año en función de la estación, la disponibilidad de semillas y las preferencias del mercado. Combinan diversas estrategias de manejo ecológico, sin empleo de productos químicos para el control de plagas, enfermedades y malezas.Foto: Cortesía del entrevistado.

En Finca Marta se producen más de 60 especies de vegetales durante el año en función de la estación, la disponibilidad de semillas y las preferencias del mercado. Combinan diversas estrategias de manejo ecológico, sin empleo de productos químicos para el control de plagas, enfermedades y malezas. Foto: Cortesía del entrevistado.

“Nosotros en Finca Marta hicimos un pozo que nos demoró siete meses y encontramos el agua; después adquirimos una bomba solar y hemos estado bombeando agua usando energía solar durante los últimos 7 años. Hay diferentes maneras de usar y capturar el agua, en estos momentos estamos planificando hacer una laguna que almacene 10 millones de litros de agua de escorrentía”.

Sobre la disminución de la producción ganadera el experto apuntó que hay una causa fundamental: la centralización; por eso llamó la atención sobre la urgencia de descentralizar para aspirar a una economía próspera y sustentable. En cuanto a los insumos, Funes Monzote detalló que los dos recursos fundamentales son la tierra y el clima; además del agua.

Respecto a los problemas de comercialización de los campesinos, consideró que una solución podría ser una economía complementaria para los agricultores: una parte vinculada a mercados de mejores precios (mercados de exportación, mercado turístico, mercado de alto estándar) en nichos que ya existen. Por otra parte, crear mercados de bajo estándar o subsidiados, donde se ayuda a la población local y se le dirige una serie de alimentos. Para que el agricultor pueda seguir apoyando la agricultura local, necesita tener una serie de ingresos que le permitan su subsistencia.

Un equipo de más de treinta personas labora en el proyecto Finca Marta, que se ha extendido en el territorio, al desarrollar actividades productivas, educativas e investigativas más allá de sus predios.Foto: Cortesía del entrevistado.

Un equipo de más de 30 personas labora en el proyecto Finca Marta, que se ha extendido en el territorio, al desarrollar actividades productivas, educativas e investigativas más allá de sus predios. Foto: Cortesía del entrevistado.

Al finalizar, Condis agradeció al invitado y consideró la entrevista una de las más interesantes realizadas en el espacio, debido a los conocimientos aportados por el Dr. Funes Monzote.

Lucía March, por su parte, introdujo el popular tema de la empresa de telecomunicaciones, esta vez para hablar sobre la nueva recarga internacional, a través de la cual, si se recarga con 20 CUC desde el exterior, se reciben 50 minutos de llamadas internacionales, 50 SMS y 1 GB de datos.

El cierre escalonado de las tiendas virtuales cubanas fue otro de los temas que agitó El Enjambre esta semana. Condis consideró absurdo cerrar las tiendas online en un contexto pandémico como el actual, cuando se pueden solucionar los problemas de las páginas web habilitadas para ello con personal capacitado.

Hayes cerró el episodio resaltando la buena noticia de la disminución de los casos de coronavirus en Cuba reportados diariamente. Condis también informó sobre la donación de la OPS al país de 100 000 pruebas PCR para detectar la COVID-19.

Los seguidores agradecieron la entrevista del presente programa: “Muy bueno, aunque al inicio me asusté con las 2hrs. La entrevista espectacular y muy bien la representación de Jura decir la verdad. Gracias a la cuarentena x hacer explotar la creatividad @camilocondis cuidado con los “ño””, twitteó Alejandro Pérez Glez.

@maikelpelaez escribió: “Me gustó saber del proyecto de @fincamarta. Cómo me gustaría que personas con el conocimiento y experiencia del doctor Funes dirigieran la agricultura en #Cuba. Las respuestas del doctor fueron atinadas y esperanzadoras”. Leonel Capote @CO3LC, por otro lado, opinó: “Muy bueno el episodio 26, con el oído pegado a la tierra. Mis felicitaciones al equipo”.

 

Puedes escuchar el capítulo completo a continuación:

elTOQUE
Contamos las historias de jóvenes como tú que se sienten protagonistas de esta Cuba que cambia; aquellos que transforman los barrios, que emprenden, dialogan y construyen iniciativas ciudadanas para su gente. Te mostramos cómo otros jóvenes superaron las barreras y hoy impulsan un proyecto propio.
sumavoces

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ivan

El problema que planteas de los pequeños agricultores es extremadamente superficial pero es un tema muy complejo por la forma en que se ha creado todo a lo largo de los años. Como tú dices el agua siempre se encuentra pero a veces se necesitan costosas instalaciones eléctricas y cantidad de tuberías que no existen en ningún lugar. Este año tuve que regar con petróleo comprado en el serví a $1 porque la css de 170 litros nos dio 20 para que sembrar y después se desentendió Y dónde está el petróleo para el tractor plaguicidas y abonos que nunca dan los suficientes aunque estén en el contrato los seguros no pagan nada son empresas leoninas las css cobran el 8% y un margen comercial que no se sabe qué significa abusan de los campesinos y de su simpleza de una manera Abusiva.Hace 8 años me dieron un marabuzal para limpiar y el cual cultivo a pecho porque como no han llegado los papeles la CSS no me pueden dar nada.
Y por favor todo lo anterior dicho es inútil pero si te ruego que me digas dónde compraste conseguiste sobornaste para conseguir una bomba de energía solar ese sería la solución de nuestros Campos en el sentido de regadío Pero dónde se encuentran.Mi correo es [email protected]
Vivo en Villa Clara
Solo se puede vender en el municipio, acopio solo compra lo que puede salir rápido, y todavía me quedo corto,tu crees que así se puede lograr el autoabastecimiento?
Los de allá arriba ni idea tienen que hacer y cocodrilos, jutias(que hasta hace poco estaban en extinción) y avestruces solo están en mentes esclerosdas.Saludos ivan
Dime lo de las bombas de agua con paneles solares, por favor
Ivan

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE

Diseño de portada: Janet Aguilar

Diseño de portada: Janet Aguilar

Poscasticidio y el dilema de la agricultura cubana en episodio 26 de El Enjambre

Llega un nuevo episodio del podcast sobre la realidad cubana en el universo Twitter, esta vez para dialogar sobre varios artículos publicados en el periódico Granma, relacionados con el futuro económico de Cuba, la cuarentena, Etecsa y el fiasco de las tiendas online. También presenta un nuevo entrevistado, Fernando Rafael Funes Monzote, ingeniero en Agronomía y doctor en Ecología de la Producción y Conservación de Recursos, quien explica las principales problemáticas de la producción y comercialización agropecuaria en el país.

Con un divertido homenaje al que fuera uno de los programas humorísticos más populares de la Televisión Cubana, Jura decir la verdad, arrancó el presente episodio de El Enjambre.

Los enjambreros, que ya nos van acostumbrando a estas representaciones creativas, bromearon sobre el reto en que se ha convertido hacer un podcast semanal. Camilo, en el personaje de Chivichana, terminó siendo juzgado a 100 años de prisión por “poscasticidio”; en esencia, por haber “embarcado” a Lucía, Marieta Pozoalegre, y a Hayes, profesor Pepe Grillo, en esta aventura de cada sábado.

Luego del momento humorístico, Lucía March recordó la marcha de la comunidad LGBTI en Cuba, el 11 de mayo de 2019, realizada por iniciativa ciudadana para reivindicar los derechos de esta comunidad.

Los jóvenes intercambiaron sobre un artículo recientemente publicado en el periódico Granma acerca de la reunión del Consejo de Ministros para reajustar el plan económico de 2020, su desaparición del diario y su publicación posterior con la omisión de un párrafo del ministro de Economía sobre las inversiones cubanas y otro sobre la alimentación en Cuba.

El segundo de los escritos polémicos de Granma que comentaron los enjambreros resultó ser un ataque directo a los economistas cubanos que proponen la aceleración de la legalización en Cuba de las pequeñas y medianas empresas. El texto alegaba que dicha medida no era necesaria en Cuba, al calificarla de neoliberal.

A su vez, March, Condis y Hayes reflexionaron en torno a la declaración de cuarentena en el municipio Centro Habana y la necesidad de abastecer las tiendas locales con los productos y mercancías necesarias para evitar el movimiento de un municipio a otro y las extensas colas en los establecimientos.

Posteriormente, dieron paso al invitado del capítulo, el ingeniero agrónomo Fernando Rafael Funes Monzote, dedicado a la práctica de la agroecología y creador del proyecto Finca Marta, una finca de ocho hectáreas en el municipio Caimito de la provincia de Artemisa.

Fernando Rafael Funes Monzote, ingeniero en Agrónomía y doctor en Ecología de la Producción y Conservación de Recursos, en una jornada de trabajo en Finca Marta. Foto: Cortesía del entrevistado.

Fernando Rafael Funes Monzote, ingeniero en Agronomía y doctor en Ecología de la Producción y Conservación de Recursos, en una jornada de trabajo en Finca Marta. Foto: Cortesía del entrevistado.

Para poner a los oyentes en contexto, Condis relató que, según el economista Armando Novas, actualmente en Cuba el 88 % de la producción nacional de alimentos de origen vegetal se logra en el sector no estatal. La participación de las Cooperativas de Créditos y Servicios (CCS) y los productores privados ascienden al 78.7 % del total, el 35 % de la producción de alimentos de origen animal y el 65.2 % de la producción de leche.

“Queremos hablar sobre la producción agropecuaria en Cuba y conocer su opinión acerca de las problemáticas más comunes de los productores cubanos —inició Condis. La falta de agua es uno de los problemas que más afectan la producción agropecuaria. Algunos campesinos con los que he hablado me han dicho que son afortunados porque las CCS (Cooperativa de Créditos y Servicios) les han vendido sistemas eléctricos de riego, pero otros están inconformes porque no tienen electricidad en la finca y el combustible que les vende las CCS a precios subsidiados no les alcanza para regar todos los cultivos. ¿Cuál es su experiencia con el acceso al agua y cuáles son las políticas y estrategias que debieran implementarse en el país para resolver este problema, teniendo en cuenta que el cambio climático es un asunto mundial y no local ni nacional?”.

“Hay asuntos históricos, técnicos, que tienen que ver también con el clima. Voy a decir elementos en base a mi experiencia como investigador durante más de 20 años y como agricultor durante 8 —expresó Funes Monzote. El agua llega al sistema agrícola a través de tres fuentes fundamentales: el agua de lluvia; la escorrentía, que va a través de ríos, microcuencas y cuencas y llega a los embalses; y el agua subterránea. El Estado hizo esfuerzos enormes en los 60, 70 y 80 en relación a la voluntad hidráulica. Con una visión centralizada a través de la socialización del agua, el Estado proveía agua a la población en todo momento de manera suficiente. Se garantizaban así los sistemas de abasto, traslado, transferencia, almacenamiento, microrredes en los poblados, etc.

Finca Marta es un proyecto agroecológico familiar que surgió en 2011 en una finca de ocho hectáreas, en el municipio Caimito, provincia Artemisa, Cuba.

Finca Marta es un proyecto agroecológico familiar que surgió en 2011, en el municipio Caimito, provincia Artemisa, Cuba. Foto: Cortesía del entrevistado.

“Lo que vemos luego en la práctica en los últimos 30 años es que la agricultura cubana se ha sido descentralizando y diversificando, yendo más a una pequeña escala. La primera medida del Estado en 1993 fue descentralizar la agricultura y crear las Unidades Básicas de Producción Cooperativa (UBPC). Esa descentralización trajo como consecuencia que a una escala más pequeña se podían usar mejor los recursos; sin embargo, no estaba en consonancia con la estrategia anterior del uso del agua, entonces muchos de los lugares que se crearon en los años 2000 están carentes de agua porque no hubo una estrategia previa de descentralización del uso del agua. El agua llega en grandes cantidades a los grandes polos productivos, pero no llega de la misma manera a la pequeña y mediana propiedad.

“No obstante, no lo veo tan dramático porque en cualquier extensión del área de Cuba el agua puede capturarse y usarse; pero esto, por supuesto, necesita recursos para poderlo hacer. También están los periodos secos y lluviosos: en los lluviosos hay lugares de Cuba donde cae el 80 % o 90 % del agua; y en periodo seco alrededor del 20 % del agua, o hasta el 10 %; es un periodo de seis meses, de noviembre a abril. Este régimen de clima hace que tengamos que reservar agua. Si usáramos el agua estratégicamente, estoy seguro que no hubiera tanto problema. El problema es cómo capturamos ese recurso esencial. A veces nos enfocamos en lo que viene de fuera y muchas veces la solución está dentro de nuestro propio sistema.

En Finca Martha se producen más de 60 especies de vegetales durante el año en función de la estación, la disponibilidad de semillas y las preferencias del mercado. Combinan diversas estrategias de manejo ecológico, sin empleo de productos químicos para el control de plagas, enfermedades y malezas.Foto: Cortesía del entrevistado.

En Finca Marta se producen más de 60 especies de vegetales durante el año en función de la estación, la disponibilidad de semillas y las preferencias del mercado. Combinan diversas estrategias de manejo ecológico, sin empleo de productos químicos para el control de plagas, enfermedades y malezas. Foto: Cortesía del entrevistado.

“Nosotros en Finca Marta hicimos un pozo que nos demoró siete meses y encontramos el agua; después adquirimos una bomba solar y hemos estado bombeando agua usando energía solar durante los últimos 7 años. Hay diferentes maneras de usar y capturar el agua, en estos momentos estamos planificando hacer una laguna que almacene 10 millones de litros de agua de escorrentía”.

Sobre la disminución de la producción ganadera el experto apuntó que hay una causa fundamental: la centralización; por eso llamó la atención sobre la urgencia de descentralizar para aspirar a una economía próspera y sustentable. En cuanto a los insumos, Funes Monzote detalló que los dos recursos fundamentales son la tierra y el clima; además del agua.

Respecto a los problemas de comercialización de los campesinos, consideró que una solución podría ser una economía complementaria para los agricultores: una parte vinculada a mercados de mejores precios (mercados de exportación, mercado turístico, mercado de alto estándar) en nichos que ya existen. Por otra parte, crear mercados de bajo estándar o subsidiados, donde se ayuda a la población local y se le dirige una serie de alimentos. Para que el agricultor pueda seguir apoyando la agricultura local, necesita tener una serie de ingresos que le permitan su subsistencia.

Un equipo de más de treinta personas labora en el proyecto Finca Marta, que se ha extendido en el territorio, al desarrollar actividades productivas, educativas e investigativas más allá de sus predios.Foto: Cortesía del entrevistado.

Un equipo de más de 30 personas labora en el proyecto Finca Marta, que se ha extendido en el territorio, al desarrollar actividades productivas, educativas e investigativas más allá de sus predios. Foto: Cortesía del entrevistado.

Al finalizar, Condis agradeció al invitado y consideró la entrevista una de las más interesantes realizadas en el espacio, debido a los conocimientos aportados por el Dr. Funes Monzote.

Lucía March, por su parte, introdujo el popular tema de la empresa de telecomunicaciones, esta vez para hablar sobre la nueva recarga internacional, a través de la cual, si se recarga con 20 CUC desde el exterior, se reciben 50 minutos de llamadas internacionales, 50 SMS y 1 GB de datos.

El cierre escalonado de las tiendas virtuales cubanas fue otro de los temas que agitó El Enjambre esta semana. Condis consideró absurdo cerrar las tiendas online en un contexto pandémico como el actual, cuando se pueden solucionar los problemas de las páginas web habilitadas para ello con personal capacitado.

Hayes cerró el episodio resaltando la buena noticia de la disminución de los casos de coronavirus en Cuba reportados diariamente. Condis también informó sobre la donación de la OPS al país de 100 000 pruebas PCR para detectar la COVID-19.

Los seguidores agradecieron la entrevista del presente programa: “Muy bueno, aunque al inicio me asusté con las 2hrs. La entrevista espectacular y muy bien la representación de Jura decir la verdad. Gracias a la cuarentena x hacer explotar la creatividad @camilocondis cuidado con los “ño””, twitteó Alejandro Pérez Glez.

@maikelpelaez escribió: “Me gustó saber del proyecto de @fincamarta. Cómo me gustaría que personas con el conocimiento y experiencia del doctor Funes dirigieran la agricultura en #Cuba. Las respuestas del doctor fueron atinadas y esperanzadoras”. Leonel Capote @CO3LC, por otro lado, opinó: “Muy bueno el episodio 26, con el oído pegado a la tierra. Mis felicitaciones al equipo”.

 

Puedes escuchar el capítulo completo a continuación:

Evalúe esta noticia

Cargando ...

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR84 CUP
+0.5
1 USD64 CUP
1 MLC73.2 CUP
+0.2
calendar_icon

CUBA

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ivan

El problema que planteas de los pequeños agricultores es extremadamente superficial pero es un tema muy complejo por la forma en que se ha creado todo a lo largo de los años. Como tú dices el agua siempre se encuentra pero a veces se necesitan costosas instalaciones eléctricas y cantidad de tuberías que no existen en ningún lugar. Este año tuve que regar con petróleo comprado en el serví a $1 porque la css de 170 litros nos dio 20 para que sembrar y después se desentendió Y dónde está el petróleo para el tractor plaguicidas y abonos que nunca dan los suficientes aunque estén en el contrato los seguros no pagan nada son empresas leoninas las css cobran el 8% y un margen comercial que no se sabe qué significa abusan de los campesinos y de su simpleza de una manera Abusiva.Hace 8 años me dieron un marabuzal para limpiar y el cual cultivo a pecho porque como no han llegado los papeles la CSS no me pueden dar nada.
Y por favor todo lo anterior dicho es inútil pero si te ruego que me digas dónde compraste conseguiste sobornaste para conseguir una bomba de energía solar ese sería la solución de nuestros Campos en el sentido de regadío Pero dónde se encuentran.Mi correo es [email protected]
Vivo en Villa Clara
Solo se puede vender en el municipio, acopio solo compra lo que puede salir rápido, y todavía me quedo corto,tu crees que así se puede lograr el autoabastecimiento?
Los de allá arriba ni idea tienen que hacer y cocodrilos, jutias(que hasta hace poco estaban en extinción) y avestruces solo están en mentes esclerosdas.Saludos ivan
Dime lo de las bombas de agua con paneles solares, por favor
Ivan
boletin_elTOQUE