Teatro que “lucha” sus ingresos

Pedro Armando Franco llegó al teatro en 1998, y aunque la historia de su familia parecía destinarlo a la vida militar, la rebeldía del adolescente hizo que se presentara a las pruebas de la Escuela Nacional de Arte, que aprobó.