Twitter tiene dueño nuevo, ¿vendrán reglas nuevas?

Twitter tiene dueño nuevo, ¿vendrán reglas nuevas?

26 / abril / 2022

Twitter tiene nuevo dueño. Elon Musk, el hombre más rico del mundo, según Forbes, y fundador de la compañía automovilística Tesla, compró la red social por un valor de 44 mil millones de dólares.

La adquisición tuvo lugar apenas 11 días después de que el multimillonario estableciera un precio de 54.20 dólares por cada acción de la compañía. Según la agencia de noticias Europa Press, antes de la compra Musk había adquirido más de 73 millones de acciones a inicios de abril de 2022, cerca del 9 % del total.

Tras el pago, se espera que Musk introduzca en la red social ciertos cambios que ha anunciado en su cuenta en Twitter durante el último mes y que van desde el abaratamiento del precio de suscripción a Twitter Blue hasta la eliminación de bots y de cuentas sin respaldo humano.

Elon Musk: ¿la solución a los problemas de Twitter?

Aunque en los últimos meses las críticas de Elon Musk a Twitter se han hecho habituales, no son exclusivas de este año. En junio de 2020, por ejemplo, Musk apostaba por un proceso de verificación más amplio que no se basara solamente en que los perfiles fueran aquellas personas que dicen ser. Sin embargo, el también creador de la empresa SpaceX apoyaba públicamente la gestión de Jack Dorsey —fundador y CEO de la red de microblogging— al frente de la compañía, quien renunciara en noviembre de 2021.

Desde 2022, los tuits se han enfocado en áreas que parecían descuidadas por la compañía de los 280 caracteres. En enero, Elon Musk acusó a la red social de no emplear suficientes recursos de ingeniería para frenar a bots y estafadores de criptomonedas.

En marzo, Musk tuiteó que el algoritmo de Twitter debía ser de código abierto, debido sobre todo a su impacto en el discurso público. Más de 800 mil usuarios de Twitter apoyaron su idea, según una encuesta de su autoría en la propia red social.

Apenas un día después, el CEO de Tesla cuestionaba la adhesión de Twitter a los principios de la libertad de expresión, un aspecto que considera determinante en el establecimiento de la democracia.

En abril, Elon Musk criticó que diez de las cuentas de Twitter con más seguidores apenas generan contenido. En ese mismo mes, declaró que tras la salida de Jack Dorsey los intereses económicos de la junta directiva no estaban alineados con aquellos de los accionistas por no poseer casi participación en la distribución de acciones.

Cuatro días antes de la aceptación de la oferta de compra, Musk dijo que acabaría con todos los bots que hacen spam (mensajes indeseados) si la compañía pasaba a su propiedad. También añadió que autenticaría a todos los usuarios de la plataforma.

Otro de los cambios más significativos que estaría por venir es el descenso del precio de Twitter Blue, un servicio de suscripción creado a finales de 2021 que permite personalizar la aplicación, eliminar anuncios y deshacer tuits antes de que se publiquen. Asimismo, Musk incluiría la criptomoneda dogecoin como forma de pago, y establecería un sistema de verificación de cuentas empresariales distinto al actual.

Según CNN, en la carta al presidente de la junta directiva con la propuesta de compra, Musk declaró que desbloquearía todo el potencial de la red social, a la cual se refirió como «la plataforma para la libertad de expresión en todo el mundo». Contradictoriamente, sentenciaba que «Twitter debe transformarse en una empresa privada».

Uno de los puntos que más se le ha señalado a Musk es su postura respecto a los moderadores humanos dentro de la red social. En una entrevista a TED Conferences citada por The New York Times, Elon Musk no ofreció declaraciones sobre la importancia de este rol en la remoción de los tuits que incumplen las normas. Según un reporte de Los Angeles Times sobre el encuentro, el billonario declaró que le gustaría ver a Twitter permitir la expresión en lugar de moderarla, lo que podría dar lugar a las fake news y al lenguaje que incite al odio. Un ejemplo de esto fue Parler, la red social en la que se organizó el ataque al Capitolio estadounidense en enero de 2021 y que después fue cerrada.

Desde Los Angeles Times afirman también que con frecuencia Musk «bloquea a usuarios de redes sociales que lo han criticado a él o a su empresa y ha usado la plataforma para amedrentar a reporteros que han escrito artículos en que lo critican a él o a su compañía», un acto que va en contra de la idea de libertad de expresión que el magnate dice defender.

Hasta el momento, Elon Musk no se ha pronunciado sobre la restitución de la cuenta del expresidente Donald Trump, aunque este ha rechazado volver a la plataforma.

Respecto a la compra, las opiniones se han mostrado divididas. Mientras que los seguidores de las tecnologías ven con buenos ojos la toma de Musk, otras personas temen que Twitter se convierta en una red sin la necesaria moderación y con decisiones demasiado centralizadas.

Consecuencias para Cuba

Una de las ideas de Musk con Twitter es autenticar a todos los usuarios humanos, una medida que acabaría con los troles o usuarios que entorpecen el flujo normal de ideas auténticas en las redes sociales sin mostrar su verdadera identidad.

Cuba no escapa a esa realidad. En octubre de 2020, Twitter suspendió 526 cuentas asociadas a instituciones gubernamentales como la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y la Federación Estudiantil Universitaria (FEU). El cierre se produjo por usar fotos de perfil robadas o de archivo y por la amplificación artificial del alcance de información, dos violaciones contempladas en su Política de uso.

Algunos tuiteros han visto en la idea de Musk una oportunidad para disminuir el número de cuentas falsas que aumentan artificialmente el alcance de mensajes con determinado corte político. Sin embargo, otros cuestionan qué parámetros establecerá Twitter para determinar si una cuenta está produciendo spam, dado que el nuevo dueño no ve tan relevante el papel de los moderadores humanos.

La autenticación de los usuarios dificultaría, por ejemplo, la apertura de una segunda cuenta desde un mismo dispositivo, una estrategia empleada en Cuba para contrarrestar el alcance de tuits críticos con el Gobierno y hacer llegar a más personas aquellos que son favorables.

Hasta el momento, no hay fecha declarada para que Twitter comience a implementar los cambios que Elon Musk ha propuesto. A pesar de que algunas de las transformaciones anunciadas podrían ser positivas —como la eliminación de cuentas sin respaldo humano—, la libertad de expresión que Musk pretende aplicar a Twitter podría restar moderación a los contenidos que se publican en la red social por los usuarios. Los moderadores, por ejemplo, jugaron un papel relevante en el cierre de la cuenta de Donald Trump, tras varias notificaciones al entonces presidente estadounidense mientras este incitaba a la violencia.

Asimismo, queda pendiente ver qué postura asumirá el magnate ante las críticas de los medios y periodistas, ahora como dueño total de una plataforma con más de 330 millones de usuarios activos mensuales, dado su historial de bloqueos.

TAMBIÉN TE SUGERIMOS:


Promo DeFactoBot.jpg


Alberto C. Toppin
Graduado de Periodismo en la Universidad de La Habana en 2017. Editor web en Juventud Técnica (2017-2019) y reportero en YucaByte (2018-2020). Ha colaborado también con OnCuba, El Estornudo y Progreso Semanal.
alberto-c-toppin

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR198.00 CUP
+3
1 USD198.00 CUP
1 MLC195.00 CUP
+2
calendar_icon

CUBA

elTOQUE SUGIERE

test