central flotante mar barco

Foto: Tomada de internet.

Centrales flotantes turcas en Cuba, otro asunto «estratégico» del que poco se sabe

2 / febrero / 2023

ACTUALIZADO 2/2/2023*

A inicios de febrero de 2023 se anunció el arribo a Cuba de la octava central flotante arrendada a Turquía. Estas noticias han sido recurrentes en los últimos meses, y usadas como tema esperanzador para la población que sufre largos períodos de apagones. Sin embargo, los cortes de electricidad, sobre todo en el interior del país, se mantienen sobre las ocho horas diarias y alcanza las quince en algunos lugares.

El Gobierno cubano insiste en ocultar lo más posible la información sobre el tema, catalogándolo de «estratégico», pero existen muchas preguntas al respecto.

elTOQUE resume lo que se ha publicado acerca de las centrales turcas y las condiciones que rigen su funcionamiento en Cuba.

¿Qué es una central flotante?

Se trata de una embarcación sobre la que se han instalado uno o varios generadores de electricidad que funcionan a partir de fueloil o combustóleo (residuo que queda después de refinar petróleo crudo con alto contenido en azufre), y que constituye una alternativa más económica.

Las centrales flotantes se trasladan a bordo de buques o en patanas remolcadas. Suelen ubicarse en la proximidad de plantas productoras como en los casos del Mariel y Tallapiedra, en La Habana —estén activas o no—, para aprovechar las subestaciones y redes de esas industrias. 

¿Cuándo llegaron las centrales flotantes a Cuba?

El contrato para «desplegar» las primeras plantas flotantes en el país se firmó en octubre de 2018, entre Energoimport (importadora cubana de dispositivos electroenergéticos) y Karpowership (subsidiaria para operaciones navales de Karadeniz Holding), un grupo empresarial especializado en la producción de energía, cuya casa matriz radica en Estambul.

El acuerdo inicial preveía que tres de esas embarcaciones prestaran servicio durante 51 meses —poco más de cuatro años—, y contribuyeran con 110 MW de potencia al Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Los dos primeros buques fondearon en la bahía del Mariel y sincronizaron al SEN en junio de 2019. El restante se incorporó a la red cinco meses después.

Desde entonces, el contrato fue renegociado en dos ocasiones: en noviembre de 2019, para incrementarlo hasta 144 MW; y en noviembre de 2021, cuando la potencia acordada se elevó hasta 300 MW y su plazo de vigencia se amplió a 18 años. El 15 de noviembre de 2022 llegó a Cuba una nueva patana con una capacidad de generación de 110 MW, y el 1 de febrero de 2023 una octava, lo que aumentaría a unos 740 MW la energía contratada.

Cuando llegó la primera central flotante a Cuba, otros nueve países —de Asia y África en su mayoría— tenían contratos con la empresa turca; pero la nación caribeña fue su primer cliente de América Latina. 

¿Quién es y cómo opera Karpowership?

En la última década, Turquía se convirtió en un importante operador de este tipo de tecnología de la mano de Karpowership, especializado en «cortejar a Gobiernos que están desesperados por la electricidad».

El Centro de Periodismo de Investigación (CPI) «Ama Bhungane», de Sudáfrica, atribuye esa frase a Orhan Karadeniz, director ejecutivo de Karpowership. Junto a Libia e Iraq, Sudáfrica se cuenta entre los principales clientes de la compañía, a la cual le compraba —en julio de 2021— 1 220 MW de electricidad.

Desde 2011, la capacidad de la flota mundial de Karpowership prácticamente se sextuplicó, hasta superar los 4 100 MW de potencia, con planes de sumar en el futuro 4 400 MW adicionales. Entre 2014 y 2019 sus ingresos pasaron de 400 millones a 1 100 millones al año, detalla Ama Bhungane, que pudo acceder a los estados de cuenta de la compañía.

El Gobierno turco promueve activamente ese crecimiento. «La compañía tiende a navegar tras los viajes diplomáticos del presidente Tayyip Erdogan, actuando como un campeón nacional con toda la cobertura política que ello implica», agrega la investigación periodística.

Así sucedió en Libia, en mayo de 2020, cuando tras la visita de Erdogan a Trípoli se anunció un acuerdo para proveer 1 000 MW, o en Haití, donde el mandatario turco y su homólogo Jovenel Moise, poco antes de su asesinato, habían hablado por teléfono sobre la posibilidad de instalar centrales flotantes.

En 2018, Karpowership incluso buscó extenderse hacia mercados de países más desarrollados, mediante un acuerdo para proveer a Bélgica de 900 MW que compensarían el déficit energético ocasionado por el cierre de uno de sus reactores nucleares. «El hecho de que las centrales eléctricas flotantes de la compañía [...] lleguen a los puertos belgas dentro de 20 días desempeña un papel importante en las negociaciones», señaló la televisión pública turca.

De acuerdo con la información disponible en algunos países, la propia Karpowership le ha vendido el combustible a las centrales y así obtiene un tercio de los ingresos de la empresa.

¿Por qué Cuba contrata las plantas turcas?

En primer lugar, por el tiempo. Montar una termoeléctrica lleva cuatro o cinco años de inversión, detalló el presidente cubano Miguel Díaz-Canel en junio. «Por ese motivo, en los dos últimos años se ha acudido como alternativa a las plantas móviles de generación de energía, un negocio en el cual alquilamos la patana y de inmediato tenemos la generación. No es una inversión que demore».

La buena relación con Ankara es otra razón de peso para estrechar lazos con Karpowership. Durante su reciente encuentro con Díaz-Canel, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan aseguró darle «especial importancia a incrementar la cooperación y solidaridad con Cuba». Las metas inmediatas de su Gobierno son elevar el comercio bilateral hasta 200 millones de dólares anuales y reforzar la presencia turca en la energía, el turismo y la agricultura.


¿Cuánto cuestan las plantas turcas?

A falta de datos oficiales, cualquier estimación debe partir de los balances publicados por la propia empresa. Tras consultarlos, el CPI Ama Bhungane concluyó que en 2019 Karadeniz Holding había percibido ingresos por valor de 1 095 millones de dólares, sobre la base de una planta industrial de 4 100 MW. En otras palabras, cada megavatio de potencia le reportó a la compañía unos 267 mil dólares anuales.

A tenor con esos cálculos, la compañía pudiera cobrar por su capacidad de generación desplazada hacia Cuba (400 MW) alrededor de 106 millones de dólares al año.

Para el caso cubano también sirve de referencia el contrato firmado por la empresa turca y el Gobierno de Sudáfrica, que comprometió a Pretoria a pagar entre 550 millones y 990 millones dólares anuales por el uso de 1 220 MW de las centrales flotantes. La diferencia de facturas está relacionada con el grado de explotación de las plantas. Tiene como objetivo garantizar un «mínimo» de ingresos a la compañía. Si Cuba se ajustara a esas tarifas, le correspondería pagar entre 226 millones y 334 millones de dólares cada año.

Ciertamente, Cuba pudiera estar pagando —o pagar en el futuro— parte del servicio de las centrales con concesiones en otros sectores de interés para el empresariado turco.

¿Cuál es el impacto ambiental de las centrales?

En noviembre de 2021 el director técnico de la Unión Eléctrica, Lázaro Guerra Hernández, aseguró a Granma que la central flotante instalada en Tallapiedra «cumple con las normas ambientales en cuanto a las emisiones de gases, el ruido y las posibles vibraciones».

Su declaración parecía orientada a calmar la inquietud de la comunidad vecina, que históricamente ha sido víctima de la contaminación generada por la termoeléctrica «Otto Parellada». La ventaja de la industria turca en ese sentido se puso de manifiesto cuando en julio la Otto Parellada funcionó durante algunos días, en medio de un ruido ensordecedor y una densa columna de humo que se elevaba hacia la atmósfera.

Las centrales ancladas en el Mariel se hallan tan lejos del área urbana que su impacto no parece percibirse entre la población local.

Sin embargo, la producción de electricidad con motores diésel o fueloil —como los operados por Karpowership— es medioambientalmente más costosa que la termoeléctrica o la generación a partir de turbinas a gas. Así lo comprobó un estudio comparativo realizado en 2014 en Cienfuegos.

Variables como calentamiento global y uso del agua registraron las diferencias más marcadas en contra de la generación distribuida, sobre todo por el empleo de combustibles que llevan un mayor grado de refinación industrial. La investigación no tenía en cuenta el desempeño de las centrales termoeléctricas que utilizan petróleo crudo —la Carlos Manuel de Céspedes funciona con fueloil—, las cuales podrían haber registrado una ventaja incluso mayor respecto a los motores.

El impacto ambiental de las plantas de Karpowership todavía se discute en países como Sudáfrica, donde una corte decidirá a comienzos de 2023 si permite que barcos turcos atraquen en tres puertos del país. Los permisos correspondientes fueron congelados luego de que organizaciones ambientalistas denunciaran los efectos nocivos de su actividad sobre la pesca artesanal y los ecosistemas marinos, además de la contribución negativa al cambio climático.

Pero hasta ahora el ministerio cubano de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) no ha publicado un análisis sobre el efecto de las plantas turcas. Tampoco hay indicios de que vaya a hacerlo en el futuro cercano.

En un contexto en que esas industrias resultan vitales para sostener la demanda nacional de energía, cualquier consideración que entorpezca su funcionamiento parece inoportuna. Al menos, desde la perspectiva oficial.

¿Cuánto resuelven las plantas turcas?

De acuerdo con Cubadebate, tras la entrada en funcionamiento de la octava patana, la electricidad generada por las plantas podría superar por primera vez los 700 MW.

«En 2023 se prevé que las unidades flotantes aporten entre el 18 y el 20 % de la generación de electricidad en Cuba», informó un reporte de la televisión cubana.

El año pasado las centrales flotantes contribuían apenas con el 7 % de la producción eléctrica nacional. Ninguna otra tecnología, entre las que funcionan en el archipiélago, ha experimentado una expansión tan acelerada de sus capacidades.

Sin embargo, para cubrir el actual déficit de generación en horario pico —que oscila entre 900 y 1 200 MW diarios—, Cuba necesitaría tener instaladas al menos otras cinco o siete patanas, pues con las existentes la demanda se mantiene por encima de la generación producida. 

Las plantas turcas son una alternativa rápida para aminorar la crisis energética que vive el país. Sin embargo, las cuestiones inherentes a los contratos de alquiler y pago entre el Gobierno y la compañía son interrogantes sin respuesta.

A ellas se suman los riesgos de una solución a corto plazo que demore más la inversión en el sector energético. Inversión que, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas, bajó más de cuatro puntos porcentuales entre 2018 y 2021: de 11.44 % a 7.2 %.

El Gobierno declaró que, de acuerdo con su cálculo, se necesitan 200 millones de dólares para la rehabilitación de las termoeléctricas. Sin embargo, el presupuesto del sector energético parece destinarse a las plantas flotantes o equipos de generación distribuida. La estrategia cortoplacista podría aminorar los apagones actuales, pero —como ha sucedido en los últimos 30 años— no evitará que los cortes de luz vuelvan a ser noticia en el futuro próximo. Cómo el Gobierno cubano planea asegurar y desarrollar las principales fuentes de generación de electricidad es aún una respuesta ausente. 

*Este texto se ACTUALIZÓ para AGREGAR y ACTUALIZAR información sobre la octava patana turca que arribó a la isla en febrero de 2023.

toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

José Román

Deberían leer más la prensa "oficialista" y quizás tendrian más detalles. Por demás, a mercenarios como Uds, tampoco se lo vamos a decir.

Raul Gonzalez

Entonces despues no se quejen cuando los acusen de que no informan al pueblo, no rinden cuentas, todo lo hacen en secreto, todo son informes generales nada en lo concreto, así que por tanto sigan sin informar a los mercenarios y al pueblo que son los trabajadores que producen la riqueza de la cual vive ud. que no sabe lo que es tener que ir todos los dias a la bodega a buscar su pedacito de pan, no hacer cola para la guagua, ni sus hijos le sacan la leche a los 7 años, siga saliendo y regrese con la pacotilla capitalista, liberece de tener que limpiarse con el granma ya que ud trae su papel sanitario de sus giras, y no le falta la gasolina para su Lada en elque puede veranear en los callos, Varadero, quieres mas, sigo...dime.
Raul Gonzalez
José Román

jenny Hevia

Como siempre muy profesionales. La información oportuna y precisa en un derecho ciudadano.
jenny Hevia

Wilder Díaz Ledo

Me gusta este sitio leo a diario sus publicación gracias sigan así siempre apegados a la verdad y a los temas más sencibles que afectan a nuestro pueblo bendición.
Wilder Díaz Ledo

Joakín

Un trabajo completo. Contácteme x email profundizaremos en el tema.
Joakín

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR355.00 CUP
1 USD350.00 CUP
1 MLC285.00 CUP
Calendar iconCUBA
publicidad_banenr
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification