hombres pelotas atletas

Foto: Yuhki Ohboshi. @yuhkiohboshi

Cuba en el Clásico de Béisbol: ¿deporte o política?

17 / marzo / 2023

Por primera vez el equipo Cuba que juega en el Clásico Mundial 2023 cuenta con una nómina que incluye peloteros emigrados sin vínculos formales con el movimiento deportivo nacional. Se cuentan entre ellos algunos contratados en las Grandes Ligas de Béisbol (MLB, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Los decepcionantes resultados en los últimos torneos internacionales abrieron las puertas a los emigrados. Cuba no clasificó para los Juegos Olímpicos de Tokio en 2021 y no ha ganado ninguna medalla en los Clásicos previos (excepto en la primera edición del torneo), además de la vergonzosa actuación en la última Serie del Caribe.

La decisión inédita ha avivado polémicas más allá de lo deportivo dentro y fuera de la isla, y ha trascendido a un debate desde posiciones ideológicas diversas.

Las posturas de los aficionados son contrapuestas. Unos ven como «salvadores» del béisbol cubano a los peloteros emigrados que aceptaron integrarse al equipo nacional; otros critican a las autoridades deportivas por una «selectividad política» por encima de los resultados; están quienes acusan a los que juegan en otras ligas por ser parte de un equipo que legitima al Gobierno; y quienes no querían que la selección tuviera más «jugadores de fuera» que de la Serie Nacional.

Cuando Cuba perdió sus dos primeros encuentros —contra Holanda e Italia— afloraron los fantasmas de antaño. Por un lado, Trabajadores —que más tarde cambió el título inicial del trabajo— enterró al equipo y condenó el poco protagonismo de los refuerzos extranjeros. Los detractores hablaron de su supuesto fracaso y celebraron que el «experimento de la Federación Cubana de Béisbol (FCB)», como lo han llamado, no funcionara.

Sin embargo, Cuba derrotó con amplia diferencia de carreras en los juegos tres y cuatro a Panamá y Taiwán, respectivamente, y aseguró su pase a la segunda ronda como primera de su grupo. En cuartos de final, la victoria frente a Australia el 15 de marzo de 2023 la llevó a semifinales por segunda vez en la historia de los Clásicos.

Un review al pre-Clásico Mundial 

Durante los últimos años el equipo Cuba ha languidecido en competiciones internacionales. Entre las causas de la crisis del béisbol nacional está la salida del país de talentos que buscan mejoras en otras ligas del mundo. A muchos de ellos las autoridades gubernamentales les han impedido representar —e incluso regresar— al país, según la forma en la que abandonaron la isla o las delegaciones deportivas nacionales.

Al acercarse el quinto Clásico Mundial, se fundó en Miami la Asociación de Beisbolistas Profesionales Cubanos (ACPBP, por sus siglas en inglés). Conformada por jugadores exiliados, la ACPBP buscaba crear un equipo Cuba independiente, integrado por peloteros de las ligas mayores y menores de Estados Unidos, y de otros países, con el objetivo de jugar en esta y otras competiciones.

La campaña pública para sumar jugadores de las Grandes Ligas hizo que algunos modificaran su posición inicial de no reconocer la ACPBP ni estar de acuerdo con sus posturas. Tal es el caso del cienfueguero José Dariel Abreu, hoy jugador de los Astros de Houston, quien en marzo de 2022 dijo que no al proyecto del Cuba Independiente y luego cambió de opinión y se sumó a la iniciativa.

En declaraciones a ESPN, Abreu aseguró estar de acuerdo con un equipo unificado y agregó a sus motivaciones: «porque respeto también a los peloteros que están en Cuba». Tres días después, la ACPBP hizo pública una disculpa de Abreu y su apoyo a la iniciativa independiente porque no excluía a los peloteros con mejor rendimiento en las competencias de la isla.

En abril, la FCB rechazó la Asociación y la acusó de perseguir objetivos políticos, tratar de usurpar el legítimo lugar del equipo nacional y estar presionada por «los sectores anticubanos encargados de manipular y dividir». También recordó que varios de los voceros de la Asociación habían atacado el acuerdo entre la FCB y la MLB en 2018, el cual permitía a los peloteros firmar contratos profesionales para jugar en las Grandes Ligas estadounidenses sin perder la residencia cubana ni el vínculo con la Federación. En abril de 2019, la Administración Trump puso fin al acuerdo.

Sin embargo, el intento de hacer un equipo Cuba independiente para participar en eventos internacionales no tuvo éxito porque es la Confederación Mundial de Béisbol y Sóftbol (WBSC, por sus siglas en inglés), organismo rector de ese deporte en el mundo, la que aprueba las selecciones que asisten al Clásico Mundial de Béisbol (aunque este funcione como una empresa conjunta entre la MLB y el sindicato de jugadores de la liga). Según las normas de la WBSC, solo las federaciones nacionales reconocidas pueden elegir a los equipos que los representarán.

El presidente de la FCB, Juan Reinaldo Pérez Pardo, aseguró en abril de 2022 que existía disposición de ampliar los diálogos con «los peloteros que quieren y aman la pelota cubana». No obstante, también dijo que aquellos jugadores que desearan ser convocados al equipo Cuba tendrían que cumplir una serie de parámetros, no especificados en sus declaraciones.

La Asociación creada en Miami expulsó a los primeros convocados por la Federación de la isla. Uno de los miembros de la ACPBP, Raisel Iglesias, amenazó a quienes dijeron que sí a la convocatoria de la FCB y agregó que la decisión les «traería consecuencias»; incluso habló de lo que podría sucederles cuando caminaran por las calles en Miami, «una de las ciudades más gusanas del mundo». También refirió que, aunque muchas personas digan que ellos actúan como la Federación Cubana de Béisbol, no pueden tener a integrantes que defiendan a ambos bandos.

En respuesta a las declaraciones de Iglesias, el medio estatal JIT calificó la ACPBP como «una especie de partido político beisbolero con sede en Florida». También justificó como una decisión ética más que política el «derecho de no llamar a quienes alguna vez le dejaron embarcado en un evento internacional». En ese caso están peloteros como Yordan Álvarez, Aroldis Chapman, Jorge Soler, Yuliesky Gurriel y Henry Urrutia.

«Muchos de nosotros, en primer lugar, tuvimos que salir ilegalmente. El Gobierno cubano no nos da permiso para ir a ninguna parte (…) y entonces el propio Gobierno cubano empezó a llamarnos traidores… diciendo un montón de cosas contra nosotros», explicó a ESPN Aroldis Chapman. 

«Además de eso, llamándonos de todo, no televisan ninguno de nuestros partidos en Cuba. No televisan los partidos de las Grandes Ligas allí, supuestamente porque no quieren mostrar a los jugadores de béisbol cubanos que juegan aquí. Muchos de nosotros hemos pasado ocho, diez, quince años sin poder regresar a Cuba», agregó el holguinero.

Por otro lado, aunque la nota de JIT asegura que la FCB «no les está preguntando a esos atletas por su credo político», durante la preparación en el Estadio Latinoamericano hubo muestras de la politización y propaganda gubernamental alrededor del Clásico.

Altos funcionarios del Comité Central del Partido Comunista y de las organizaciones políticas y de masas, como el presidente Miguel Díaz-Canel y el secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, Ulises Gilarte de Nascimiento, visitaron al equipo.

Frases como «béisbol revolucionario, «los mejores peloteros de un país», «medalla de la dignidad», «defensa de la Revolución» fueron utilizadas en la arenga de los funcionarios cubanos a los deportistas.

Ningún reporte de la prensa estatal mencionó la participación de los emigrados cubanos, quienes no se habían incorporado todavía a los entrenamientos y habían declarado su deseo de mantenerse alejados de la política.

«Lamentablemente, en Cuba todo está mezclado con la política», dijo a ESPN el villaclareño Aledmys Díaz, hoy jugador de Oakland Athletics. «La [Federación Cubana de Béisbol] es parte de la dirección del Gobierno cubano. Para que tú los representes, o seas parte de eso, tienes que pensar como ellos. Ese es un problema que tiene Cuba y es lo que la diferencia de otros países».

¿Cuba vs. Estados Unidos? 

Estados Unidos no solo funge como participante y una de las sedes del Clásico Mundial de Béisbol. La competición está organizada por la Confederación Mundial de Béisbol y Sóftbol, en conjunto con la MLB y la Asociación de Peloteros de Grandes Ligas (MLBPA, por sus siglas en inglés).

La realidad organizativa obligó a Cuba a contar con licencias emitidas por el Gobierno norteño para que quienes confirmaron su interés pudieran integrar el equipo Cuba. El hecho fue condenado por el presidente de la FCB, Juan Reinaldo Pérez Pardo, quien aseguró que «resulta arbitrario y discriminatorio que se necesite un permiso del Gobierno de Estados Unidos para que los organizadores de un evento deportivo puedan garantizar la participación de un país como Cuba».

El Gobierno cubano también ha denunciado las «condiciones» que deben cumplir sus nacionales para integrarse a las Grandes Ligas. Entre ellas está el requisito de establecer su residencia en un tercer país para poder firmar como agentes libres.

El 7 de diciembre de 2022 la FCB criticó a la Adminstración Biden por no haber emitido los permisos individuales para que quienes confirmaron su interés pudieran integrar el equipo Cuba.

Carlos Fernández de Cossío, viceministro de Relaciones Exteriores, dijo que Estados Unidos estaba «bloqueando» a algunos de los mejores jugadores de Cuba para el Clásico por no haber emitido la autorización (licencias) para su incorporación al equipo.

«Está prohibido comerciar, viajar e incluso tomarse un trago en Cuba, o jugar béisbol si uno vive en Estados Unidos», dijo Fernández de Cossío.

A finales de 2022 se dio a conocer que el Gobierno de Estados Unidos había aprobado una licencia para que el equipo Cuba pudiera inscribir en su nómina a los atletas cubanos que tuvieran residencia en territorio norteamericano.

La licencia otorgada, que se extiende a todos los jugadores del circuito MLB, les impedía participar en los entrenamientos y juegos de preparación precompetencia. Solamente podrían incorporarse al equipo el 3 de marzo, apenas cinco días antes del inicio del certamen.

Sin embargo, en el caso específico de los cubanos, la licencia se extendía no solo a los jugadores de la MLB, sino a todos los que tuvieran residencia en Estados Unidos, según denunció la FCB en un comunicado.

Los miembros del equipo que juegan en otras ligas sí pudieron participar en los topes de preparación con el equipo, antes del 3 de marzo de 2023.

Cada equipo asegura 300 mil dólares solamente por participar en el Clásico Mundial de Béisbol. Los primeros de grupo suman 300 mil dólares adicionales. Los que avanzan a cuartos de final ganan otros 400 mil dólares y, por clasificar a semifinales, obtienen 500 mil dólares extra. Los equipos que lleguen a la final recibirán 500 mil dólares adicionales, mientras que el equipo ganador del torneo se llevará un premio de un millón de dólares.

Por regla general, el 50 % del ingreso que logre cada equipo debe ser repartido entre sus 30 jugadores y la otra mitad recaerá en la federación de cada país.

En el caso de los cubanos, las sanciones del Departamento del Tesoro de Estados Unidos no permiten pagos a instituciones de la isla, por lo que el dinero que corresponde a la FCB irá a parar a los organizadores del torneo.

Aunque no existe información oficial al respecto, los cubanos con residencia en el extranjero sí podrían cobrar el dinero que ganen. Un reporte de CubaNoticias360 asegura que los organizadores manejan varias alternativas para realizar el pago a los atletas y el cuerpo técnico residentes en Cuba.

«Jugadas políticas» durante el Clásico 

Las tensiones políticas alrededor de la participación cubana en el Clásico Mundial han llevado el debate a las redes sociales. Aunque en un primer momento algunas cuentas institucionales, de prensa estatal y personales, intentaron posicionar la etiqueta #CubaAlClásico, fue #teamasere —creada en la página de memes en Facebook El Pelotazo— la que más gustó a los fanáticos.

El hashtag comenzó a usarse por aficionados y conocedores del béisbol dentro de la isla, e incluso ganó una encuesta de ESPN para conocer cuál era el sobrenombre con más swing en la competencia.

Durante las primeras presentaciones —y derrotas— del equipo cubano, el presidente Miguel Díaz-Canel no hizo alusión a la actuación del equipo Cuba. Sin embargo, el 12 de marzo de 2023 utilizó por primera vez (en su segundo tuit sobre el torneo) la etiqueta #teamasere para referirse a la selección nacional.

A partir de ese momento, no solo cuentas asociadas al Gobierno cubano y medios nacionales de prensa empezaron a usarlo, sino que provocó el rechazo de una parte de la comunidad cubana que alegaba que usar el sobrenombre sería como alinearse con la política de la isla.

«Nosotros pusimos la iniciativa de ponerle un nombre con el que todos podamos sentirnos identificados, y si ellos lo usan, imagínate tú, todo el que apoye al equipo tiene derecho de usarlo. ¿Ahora porque lo use alguien con el que tú no estás de acuerdo políticamente vas a dejar de usarlo tú?», publicaron en la página de Facebook El Pelotazo. «Solo pedimos que no usen el hashtag para hacer política, como he visto por ahí. Esto no es de un bando ni de otro, esto es de CUBA», concluyeron.

En varios de los comentarios, los foristas aseguraron que debía celebrarse como un triunfo que el Gobierno cubano tuviera que «montarse» en una frase salida de la gente y no impusiera otra de sus etiquetas políticas. Sin embargo, algunos internautas y periodistas estatales también criticaron el uso masivo del #teamasere por tratarse de una frase «poco simpática».

Las posturas de la oficialidad cubana reafirman un fenómeno al que se refieren los estudiosos. Se trata de cómo un acontecimiento deportivo es empleado para distraer a la ciudadanía de los problemas realmente importantes de la sociedad; y también cómo es ejemplo de la apropiación del éxito por parte de los líderes, con el fin de ganar popularidad.

Las tensiones políticas trascienden los terrenos de juego y han afectado a los atletas inmersos en el torneo, quienes han sido criticados por sus excompañeros y han reaccionado —a veces de forma ofensiva— a través de sus redes sociales. Los debates en el ciberespacio aluden al respeto entre jugadores, sin importar qué camiseta visten, qué equipo representan o cuál es su postura política.

El pase de Cuba a la semifinal, con su sede en Miami, augura un aumento de las tensiones políticas entre los aficionados. Aunque están convocadas marchas y manifestaciones en contra de la participación del equipo antillano, las entradas al estadio LoanDepot Park para el juego del 19 de marzo de 2023, entre Cuba y el ganador entre Estados Unidos y Venezuela, están agotadas.

toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ray

Cuando la sociedad civil haga lo mismo que este equipo, se una más allá de las diferencias y se enfoque en un objetivo útil al bien común y encamine sus esfuerzo al logro del mismo, entonces avanzaremos y superaremos esta situación lamentable en la que nos encontramos. No sé cuál será el resultado final de Cuba en este certamen, pero sea el que sea ya constituye una muestra de que solo aceptándonos y uniendo esfuerzos podemos mejorar. Cuando superemos el odio que nos han sembrado los que nos han utilizado por años, entonces estaremos en el camino correcto para la concreción de la sociedad justa a la que aspiramos, mientras seguiremos perdidos en la oscuridad actual....

Luis

Si todos pensaramos así todo caminaría a un buen futuro ojala esto sirva de ejemplo para buscar union y no odio es hora de pasar página a las cosas del pasado y buscar un futuro mejor
Luis
Ray

Antonio Tamayo Pupo

La política es asquerosa,en Cuba todo está politizado. El partido con su ideología absurda lo dirige todo y es el que toma las decisiones, crítica a los que abandonan la Isla,pero cuando les conviene los Alaban. El Gobierno de los EEUU también es responsable de esta situación. En el caso del Béisbol, porque exige que los talentos Cubanos para que puedan jugar con la MLB, tienen que vivir en un tercer país, Cómo se puede ver también politiza el Deporte. Al final quién paga son los Atletas y el Pueblo.
Antonio Tamayo Pupo

Luis

Hasta ahora no he visto ninguna posición política ni declaraciones políticas del equipo ni de la prensa oficialista como se hacia antes los únicos que estan con esa estupidez son ustedes y los de miami
Luis

La tiza

Me preocupa mi país Cuba y me preocupa la ausencia el debate superficial de las redes sociales.
La tiza

La tiza

Pensé que el comentario anterior era justo para crear un usuario y quise decir "me preocupa la ausencia de debate y la superficialidad de las redes". Me gusta el sitio, porque trata de profundizar. Muy de acuerdo con Ray, superar el odio que nos han sembrado los extremos de los dos lados y nos unamos con el objetivo común de construir una Cuba decente, entonces valdrá la pena. Sí, el gobierno cubano es una dictadura mediocre, pero aislarla la hace tener alguna razón de ser, crear conexiones a lo Obama que perduren, las hace perder su sentido y comenzar el camino de la prosperidad, los derechos, etc. Una cosa lleva a la otra.

Sanson

El odio lo sembraron desde un lado solamente y ese es y ha sido siempre el lado de la dictadura que hizo del odio algo OBLIGATORIO . Del lado de "Miami" existen opiniones pero a nadie se le OBLIGA por pensar de una forma diferente a la que tiene a costa de perder su lugar en la sociedad. No creo que los peloteros deban haber ido a confraternizar con el tipo que le saco las tropas y los sicarios al pueblo a la calle.
Sanson
La tiza

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR320.00 CUP
1 USD315.00 CUP
+1
1 MLC270.00 CUP
+2
Calendar iconCUBA
publicidad_banenr
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification