eltoque_logo
Los gays se casan en Cuba

Jorge y Lázaro celebraron su boda en Cuba. Foto: Aire de Fiesta Cuba

Los gays se casan en Cuba

“Jorge y yo llevamos 14 años de unión”, cuenta Lázaro. Para él, el entendimiento y respeto mutuo son ingredientes básicos de una relación, ya sea de dos hombres, dos mujeres o un hombre y una mujer.

Ambos, ciudadanos de Estados Unidos y provenientes de familias cubanas, decidieron celebrar su fiesta nupcial simbólica en la Isla donde el matrimonio igualitario aún no es ley. No son los únicos. A falta de una legislación incluyente que permita el matrimonio igualitario en el país, algunos miembros de la comunidad LGBTI (Lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales) de la Isla han encontrado como alternativa la boda simbólica.

Los precursores de este tipo de casamiento han sido extranjeros o cubanos de la diáspora que, como Jorge y Lázaro, aquí encuentran raíces profundas, para celebrar públicamente su unión. No obstante, otras parejas cubanas se han inspirado en ellos para cumplir su sueño de casarse.

“El derecho de amar todos lo tenemos”, apunta Lázaro. El derecho de casarse también, podría acotarse en su oración.

“Lo importante es amarse, respetarse y darles la oportunidad a las personas de que conozcan quién eres por tus acciones, no por tu preferencia sexual”, explica, y también agradece el hecho de haberse convertido en un ejemplo positivo para la comunidad LGBTI en Cuba, a pesar de que él y Jorge no son activistas.

Boda gay en Cuba

Esta pareja de 14 años de unión, celebró un matrimonio simbólico en Cuba. Foto: Aire de Fiesta Cuba

“Aunque ya casados legalmente en los Estados Unidos, quisimos celebrar nuestra unión en la Isla para compartir con los invitados nuestras raíces, incluyendo todos los tipos de música cubana y el talento que emerge de las calles de La Habana y sus bares y barrios”.Ese talento, explica, fue reclutado por él y la coordinadora Ana Cintron, de la compañía Casa Flor. Producciones Almendares (PA), el equipo de jóvenes realizadores liderados por Patricia Santa Coloma, dejó la huella visual de la ceremonia, filmada en La Guarida.

En el mismo lugar, 20 años antes, había sido filmada una película de culto en la cinematografía cubana. Fresa y Chocolate (1993), de Titón, reflejó un amor con obstáculos, un amor distinto, fraternal, pero a fin de cuentas amor, que no cabe en definiciones ni en fichas técnicas. Así, Jorge y Lázaro, alegóricamente, alzaron la bandera del arcoíris gay, a dos décadas y más de aquel fenómeno cinematográfico y cultural.

Boda gay en Cuba

Jorge y Lázaro celebraron su boda en el restaurante La Guarida. Foto: Aire de Fiesta Cuba

El casamiento en La Guarida se ha convertido en inyección para otros cubanos, quienes ya se comunican con PA para filmar sus bodas simbólicas, teniendo en cuenta la imposibilidad de formalizar sus uniones conyugales a través de un acta notarial, porque la Constitución de la República decreta que “el matrimonio es aquel que tiene lugar entre un hombre y una mujer”. Varias parejas gays, tras algún tiempo de compromiso, creen que es momento de casarse, fundar familia y hasta pensar en hijos, aun cuando el Código de Familia cubano no los incluya, y se encuentren en un limbo legal, como parte de una población flotante que los Censos del país no recogen.

Mucho menos vislumbran la adopción como una realidad a corto o mediano plazo, pues resulta un proceso complejo incluso para padres heterosexuales, cuyos requisitos contemplan desde la edad —25 años mínimo—, la solvencia económica, el pleno goce de los derechos civiles y políticos, hasta la moral o la capacidad de obrar íntegramente sin ninguna de las restricciones que en ese sentido establece el Código Civil.

Cuba, un país con algunos índices demográficos de primer mundo y una proyección progresista que tiene al Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) como abanderado y a Mariela Castro como cohesora, no integra aún la lista de estados latinoamericanos donde el matrimonio igualitario es ley: Argentina, Uruguay, Brasil, Puerto Rico, Colombia y México.

La realidad es que algo, poco a poco, parece estar cambiando. La sociedad ofrece sus propias respuestas…Los rostros de Lázaro y Jorge, y los de sus seguidores, lo demuestran, aunque sea por un camino paralelo a la “legalidad”.

Darcy Borrero
#Periodista_trotamundos. Poeta. Cree que hay pocas diferencias entre los presidentes y JLo. Integrante de la #RedLATAM de @DLatitudes
darcy-borrero

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Jesse Diaz

Apreciada Darcy.. Muy lindo tu articulo, y merece FELICIDADES por el. En la primera foto (y eso que es de perfil), se nota el amor que eman de ambos muchachos, la mirada lo dice todo, observa y lo veras. Con la segunda foto llore de la emocion. Como bien dice Lazaro, el respeto, y el entendimiento muto, es la base de cualquier relacion, yo puedo agregar ademas: la comunicacion. Esto es valido para todos, sin excepcion. Este articulo, es un punto mas a favor de la comunidad gay, (aqui reuno a todos). Imagino que alguien no estara de acuerdo conmigo y dira la tan trillada frase: Dios aborrece y etc, etc, etc… pero las personas olvidan lo que dijo Cristo, el hijo de Dios: AMA A TU PROJIMO COMO A TI MISMO. Aqui Cristo no hizo acepcion de personas, no dijo ni blancos, ni negros, ni judios, ni gay, ni heteros, dijo: Ama a todos por igual. Piensen en esto antes de escribir algo. Por mi parte tengo dos cosas mas que agregar: 1ro. Mil gracias Srta. Darcy por tan noble escrito; y 2do. MIL COSAS BUENAS Y MUCHISIMAS FELICIDADES A ESTE PAR DE JOVENES. Lo escribo en mayusculas, pues el AMOR merece ser dicho en alta voz. Aun me queda la esperanza de que en Cuba se puedan casar todos por igual, se que Mariela Castro esta trabajando en eso. Ojala ese dia llegue pronto. Un super abrazo a todos.. Jesse.
Jesse Diaz

El principeño

Mientras leia el comentario de Jesse pensaba en una frase que lei no recuerdo donde: LA HOMOSEXUALIDAD NO ES UNA ENFERMEDAD, LA HOMOFOBIA SI…
El principeño

Tomas Mesa

El 13 de Agosto del 2011 Cambio la Historia de Cuba cuando la Historia de Amor Entre Wendy Iriepa una Mujer Transgender y Ignacio Estrada un Hombre Gay Contrajeron Matrimonio ante Notario Publico. Esta Historia de Amor Cambio la Historia de la Comunidad LGBT Cubana dandole una visibilidad Unica y Reconocida Internacionalmente, Alguien Puede Hablar de Ellos y su Bella Historia de Amor? Historia la que Perdura aun y se habla y la que tubo la aposición del Gobierno Cubano y la de la Mismísima Mariela Castro. Hablen de esto Por Favor. felicidades a los Recién casados.
Tomas Mesa

Jesse Diaz

Querido/a.. Esto que dices, que no recuerdas donde lo viste, es el eslogan de la Comunidad gay.. Un super abrazo y gracias por estar de acuerdo conmigo.. Jesse
Jesse Diaz

Jesse Diaz

Amigo. Gracias por dejarme saber al respecto, no sabia ni tenia conocimiento de tal boda. Te agradezco infinitamente a ti y a este maravilloso periodico, por llamarlo de algun modo, donde nos dejan saber a quienes vivimos fuera de la isla lo que acontece, de otra forma ni soñarlo pues no creo que el Granma ni el Juventud se tomen el tiempo para esto, el tiempo de ellos es solo para inflar las metas cumplidas que jamas se cumplen. Un super abrazote con mil gracias.. Jesse
Jesse Diaz

Rafasuri

Soy activista sociopolítico del grupo Placetas LGBTI y agradezco con la mayor sinceridad la publicación de trabajos periodísticos sobre el tema. Discursos como este nos ayudan a entender o a cuestionarnos si ante la Ley todos los [email protected] somos realmente iguales. Sobre la equidad social we en arbolados y sobre la igualdad de derechos y oportunidades de las personas LGBTIQ en nuestro país. Espero no sea el único. Mis respetos y felicitaciones a la autora por tocar un tema silenciado por los medios de prensa y el periodismo “oficial”.

Daliani CALVO

Rafasuri, se debe responder con medidas desalentadoras a los homófobos. Por ejemplo, si haces alfombras y un homófobo desea comprarlas, no se las vendas. Esto implica además no tratar de ningún modo a ningún homófobo ni a sus cercanos que lo apoyan. Creeme que al principio parece una locura. Pero los gays de cuba tienen más poder en sus manos del que son conscientes. Si todos niegan su palabra y servicios a los homófobos, eso se notartá socialmente. Creeme, por algún lado debe comenzar la resistencia social. Creo que además viene siendo hora de establecer una base de datos documentada de todos los LGBTI ocultos dentro del gobierno de cuba que apoyan la homofobia para encubrirse. A esos oportunistas hay que desenmascarqawlos y sacarlos de su posición de poder. Sólo así avanzara la causa LGBTI en Cuba. Es que hay muchos homosexuales y Lesbianas en el MININT/FAR y temen que altos oficiales y subordinados se casen entre sí y esto produzca un escándalo social. Luchen!
Daliani CALVO
Rafasuri

Daliani

Los Estados Unidos debería comprender y aceptar de una vez que las llamadas Iglesias cristianas (mayormente evangélicas) tomadas de la mano con militantes extremistas de izquierda del Partido Comunista de Cuba están detrás del rechazo en cuba al matrimonio igualitario. Los evangélicos lanzaron la campaña sobre el apoyo al “diseño original” en contra del matrimonio igualitario. Luchar por los derechos humanos en Cuba implicaría cerrar y prohibir toda ayuda, visas o suministros desde los Estados Unidos tanto por vía oficial como por vía eclesial a todos aquellos homófobos que se prestaron para tal campañita escudandose en una Biblia que aceptan sólo en lo que no les conviene. Si Trump apoya la libertad y derechos humanos en Cuba, entonces debe reprimir de algún modo a estos perseguidores, quienes proyectan ahora sobre la comunidad LGBTI de Cuba aquella misma persecusión que religiosos, lumpens y gays sufrieron en Cuba desde 1965 hasta el 1992. De perseguidos a perseguidores… y no se meten en política (contra los comunistas) porque ellos son “neutrales”. Ningún gay debería dar servicios en Cuba a ningún homófobo. Y que conste, yo no soy gay, y soy fundamentalista. Pero la religión ha sido dada para acercar al hombre a Dios y tiene espacio dentro del espíritu humano, no en teocracia social.
Daliani

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE