eltoque_logo
Mi parecido con Camilo

Foto del autor

Mi parecido con Camilo

La maestra detuvo la lectura. Uno de mis compañeros de aula acababa de preguntar qué era tener las cejas tupidas. La clase giraba en torno a Camilo Cienfuegos, y esta era una de las características de su rostro. Ella iba a explicar, pero miró detenidamente a cada uno de sus alumnos. De pronto se detuvo en mí. Pidió que me pusiera de pie y dijo al resto: “vean las de Heriberto, eso es tener las cejas tupidas; así las tenía Camilo”.

Me sentí súper orgulloso. Tenía nueve años y a partir de ese instante supe de mis cejas, y establecí con ellas una relación narcisista de la cual todavía no escapo. Recientemente alguien sugirió que me las sacara:

—Ahora los machos hacen eso.

—¡Ni loco!—respondí.

Tuve que explicar que no tengo nada contra los metrosexuales, simplemente mis cejas se quedan como están.

Pero lo mejor de esa clase fue la relación personal que establecí con el héroe. Con los años he leído y estudiado en torno a su figura y la admiración se ha hecho más fuerte. Puedo decir que es una de las pocas relaciones idílicas de mi infancia que no se ha desperdigado en la adultez.

La historia de Cuba posee múltiples pasajes enigmáticos. A mi entender los tres más turbios son la conversación que sostuvieron en La Mejorana los líderes de la contienda del 95 —Martí, Gómez y Maceo—; la voladura del Maine; y la desaparición de Camilo.

¿Qué sucedió con el FAR-53 después de levantado su vuelo? ¿Qué fue, no solo de Camilo, sino también del piloto Luciano Fariñas y el soldado Félix Rodríguez, quienes acompañaban al héroe en su fatídico viaje? Las versiones de lo ocurrido son disímiles. El diapasón de las mismas es amplio. Algunos aseveran que el líder espontáneo y popular fue ejecutado por dirigentes de la Revolución, otros aseguran que Camilo puede aún estar vivo, la versión oficial es que desapareció en el mar.

Lo cierto es que en octubre de 1959 dejaba de existir uno de los hombres indispensables de la gesta revolucionaria, uno de los cubanos más encomiables de todos los tiempos. Muchacho crecido entre disparos, que llevaba en su actuar, su gratitud y su modestia, la fuerza moral de todos nuestros héroes. Que acompañó a Fidel en toda la gesta revolucionaria y predicó con el ejemplo firme y una moral sin tacha.

Pienso en él y me hierve en la sangre el peso de la Historia. De los tantos jóvenes que dieron la vida por un sueño de emancipación y justicia: José y Antonio Maceo se fueron a la manigua, a luchar por nuestra independencia, con 19 y 24 años, respectivamente; Martí escribió Abdala con 16; Panchito cayó con 20 junto al Titán; Mella fue ultimado en México con 26; Villena tenía 23 cuando participó en la Protesta de los Trece; Guiteras 27 cuando ocupó el Ministerio de Gobernación dentro del llamado Gobierno de los Cien Días; 26 tenía Fidel cuando se efectuaron los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes; a los 25 fue torturado y asesinado Abel Santamaría; y 26 eran los años de Camilo cuando entró triunfante en La Habana.

Yo ya estoy cercano a los 30 y me sobrecojo de vergüenza, me impugno por lo que he hecho y por lo que no. Tener las cejas no es suficiente tupidas para compararse con él. Pienso en aquellas palabras de Fidel Castro que anunciaban a muchos Camilos en nuestro pueblo, y me pregunto dónde están, quiénes son.

Heriberto Machado
Poeta y narrador. Lector. Padre. Casado con la literatura. Amante de la música, la pintura y el cine. Disfruto con las victorias del Real Madrid, aunque no tanto como con las derrotas del Barça.
heriberto-machado

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Jesse Diaz

Heriberto.. Tremendo spot. Corto, pero profundo. Amplio como oceano, pero calmante de sed como un manantial. Alto como las nubes, pero al mismo tiempo se puede tocar con la punta de los dedos. Puedo resumirlo en una sola palabra: MAJESTUOSO.
Y de paso, me hago la misma pregunta que tu: Donde estan los demas Camilos ?. De seguro no los encontraras en la zafra, ni en un trabajo voluntario, mucho menos en la construccion. De seguro, podras recogerlos sentado detras de un amplio buro, con guayabera blanca y con aire acondicionado, -eso no puede faltar, pues ya no serian los mismos Camilos de años ha, ya no se parecerian al del ejemplo a seguir, al guerrillero, al bonachon, al desinteresado, al cordial, al revolucionario-, esta nueva especie de Camilos, es un hibrido de lo que pudo ser y de lo que no fue. Estos nuevos Camilos te pasan por la orilla en su carro del estado, pero no te recogen pues estan apurados para llegar a la reunion o simplemente para irse a tomar cervezas frias en sabra Dios en cual casa de visita de que organismo, o son los que persigues semanas enteras y no logras alcanzarlos, pues siempre estan en una reunion importante. Creo, a mi entender que como Camilo, solo dos, el original y al Sr. o Compañero Tapia, (no se como llamarlo, yo prefiero llamarlo Señor, quizas, otros, los mas confianzudos le llamen Compañero), soy conocedor de su actuar y firmeza, de sus decisiones y lo mejor, de su forma de ser. En fin amigo. Como dices, y te sigo en tu decir: Donde quedaron los demas Camilos ?. Creo que paso como el Unicornio de Silvio Rodriguez, solo el lo vio. Un super abrazo.. Jesse
Jesse Diaz

vasilymp

En muchas partes. En muchas épocas de nuestra Historia. Incluso, ahora mismo, a tu lado. Hay muchos camilos. Yo pudiera serlo…
vasilymp

Miko

Yo conozco a uno que se llama Camilo , hace unos dia hable con el y dice que iba para la cola de la ternilla en la casilla y que ademas aprovecharia para sacar el pollo ppr pescado que habia llegado.
Miko

vasilymp

después de leerme el texto de Heriberto publicado en Eltoque.com. y que termina con una frase diría yo, venenosa: «Pienso en aquellas palabras de Fidel Castro que anunciaban a muchos Camilos en nuestro pueblo, y me pregunto dónde están, quiénes son», y me pongo a pensar… camilos hay muchos, en el pueblo, sí, de todos los tiempos. Hay que verlo no como la resurrección de la carne, sino, como la voluntad de muchos. Camilo, es uno solo, claro, pero lo que significa, el ejemplo de hombre que deja, eso si es repetible. Ahora bien, ¿por qué reírse a través de una pregunta tonta, de una frase revolucionaria, digna, del líder de nuestra Revolución, que además, ya no está entre nosotros? Cuando uno la piensa, es de uno, soliloquio consigo mismo; cuando la exprea a otro, ya es punto de debate, ya transgresión de espacio porque se sabe que el otro, puede pensar distinto. decirlo a vox populi, y más en un medio que para nada es neutral e indenpendiente, me parece que es como una especie de pedernal para decir lo que se piensa y hacer que los demás piensen y opinen, y eso tiene sus consecuencias. No se tiene respeto por nuestros valores revolucionarios. Me pareció un buen texto mientras lo iba leyendo, y casi me creo que era un texto neutral, de alguien que se dice de «izquierda», pero que en verdad predica otra cosa. Termina con este especie de sarcasmo a una frase que hizo historia en nuestra Historia. Allá los que no creen en eso, cada cuál toma la ideología que quiere, pero triste aquel que no hace lo que dice o no hace lo que piensa.
vasilymp

Jesse Diaz

Muy estimado Vasilymp. No has mencionado mi nombre pero tomare tu respuesta como para mi. Precismente ese detalle de llamarte a ti mismo: como un Camilo mas, te dista mucho de la modestia y modalidad del Comandante. De hecho, ese actuar te descalifica en su totalidad. Cada quien ve en los escritos lo que uno siente en su alma, solo que muchas veces el alma nos traiciona; pero tranquilo, entiendo tu punto de vista. Vuelvo a preguntar y esta vez con mas enfasis: Donde estan los Camilos de los que una vez Fidel Castro dijo: hay muchos.. No existe el veneno en lo que se escribe, mas si en lo que se interpreta, y la interpretacion como viene en silencio, nos desdobla el alma y hace que afloren nuestros “Dolores” o “reconcores” o como lo quieras llamar. Si por llamar las cosas por su nombre somos disidentes, contrarios, anarquistas, y etc, etc y mas etc, entonces tendriamos que mantener la boca cerrada todo el tiempo, pues tu lo sabes muy bien, en Cuba todo lo que se dice y se escribe si no lo aprueba el PCC, eres vetado. Por ahora termino, pero regresare contigo mas adelante. Tu forma de expresarte y de decir, me deja claro que eres un caballero, no de espada, lanza y escudo, hablo en el sentido de la palabra. Con abrazos.. Jesse.
Jesse Diaz

Gilgamesh

Esos Camilos que buscas, est�n escondidos porque tienen miedo que tambi�n los desaparezcan.
Gilgamesh

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE

Mi parecido con Camilo

Foto del autor

Mi parecido con Camilo

La maestra detuvo la lectura. Uno de mis compañeros de aula acababa de preguntar qué era tener las cejas tupidas. La clase giraba en torno a Camilo Cienfuegos, y esta era una de las características de su rostro. Ella iba a explicar, pero miró detenidamente a cada uno de sus alumnos. De pronto se detuvo en mí. Pidió que me pusiera de pie y dijo al resto: “vean las de Heriberto, eso es tener las cejas tupidas; así las tenía Camilo”.

Me sentí súper orgulloso. Tenía nueve años y a partir de ese instante supe de mis cejas, y establecí con ellas una relación narcisista de la cual todavía no escapo. Recientemente alguien sugirió que me las sacara:

—Ahora los machos hacen eso.

—¡Ni loco!—respondí.

Tuve que explicar que no tengo nada contra los metrosexuales, simplemente mis cejas se quedan como están.

Pero lo mejor de esa clase fue la relación personal que establecí con el héroe. Con los años he leído y estudiado en torno a su figura y la admiración se ha hecho más fuerte. Puedo decir que es una de las pocas relaciones idílicas de mi infancia que no se ha desperdigado en la adultez.

La historia de Cuba posee múltiples pasajes enigmáticos. A mi entender los tres más turbios son la conversación que sostuvieron en La Mejorana los líderes de la contienda del 95 —Martí, Gómez y Maceo—; la voladura del Maine; y la desaparición de Camilo.

¿Qué sucedió con el FAR-53 después de levantado su vuelo? ¿Qué fue, no solo de Camilo, sino también del piloto Luciano Fariñas y el soldado Félix Rodríguez, quienes acompañaban al héroe en su fatídico viaje? Las versiones de lo ocurrido son disímiles. El diapasón de las mismas es amplio. Algunos aseveran que el líder espontáneo y popular fue ejecutado por dirigentes de la Revolución, otros aseguran que Camilo puede aún estar vivo, la versión oficial es que desapareció en el mar.

Lo cierto es que en octubre de 1959 dejaba de existir uno de los hombres indispensables de la gesta revolucionaria, uno de los cubanos más encomiables de todos los tiempos. Muchacho crecido entre disparos, que llevaba en su actuar, su gratitud y su modestia, la fuerza moral de todos nuestros héroes. Que acompañó a Fidel en toda la gesta revolucionaria y predicó con el ejemplo firme y una moral sin tacha.

Pienso en él y me hierve en la sangre el peso de la Historia. De los tantos jóvenes que dieron la vida por un sueño de emancipación y justicia: José y Antonio Maceo se fueron a la manigua, a luchar por nuestra independencia, con 19 y 24 años, respectivamente; Martí escribió Abdala con 16; Panchito cayó con 20 junto al Titán; Mella fue ultimado en México con 26; Villena tenía 23 cuando participó en la Protesta de los Trece; Guiteras 27 cuando ocupó el Ministerio de Gobernación dentro del llamado Gobierno de los Cien Días; 26 tenía Fidel cuando se efectuaron los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes; a los 25 fue torturado y asesinado Abel Santamaría; y 26 eran los años de Camilo cuando entró triunfante en La Habana.

Yo ya estoy cercano a los 30 y me sobrecojo de vergüenza, me impugno por lo que he hecho y por lo que no. Tener las cejas no es suficiente tupidas para compararse con él. Pienso en aquellas palabras de Fidel Castro que anunciaban a muchos Camilos en nuestro pueblo, y me pregunto dónde están, quiénes son.

Evalúe esta noticia

Cargando ...

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR83.5 CUP
1 USD64 CUP
1 MLC73 CUP
calendar_icon

CUBA

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Jesse Diaz

Heriberto.. Tremendo spot. Corto, pero profundo. Amplio como oceano, pero calmante de sed como un manantial. Alto como las nubes, pero al mismo tiempo se puede tocar con la punta de los dedos. Puedo resumirlo en una sola palabra: MAJESTUOSO.
Y de paso, me hago la misma pregunta que tu: Donde estan los demas Camilos ?. De seguro no los encontraras en la zafra, ni en un trabajo voluntario, mucho menos en la construccion. De seguro, podras recogerlos sentado detras de un amplio buro, con guayabera blanca y con aire acondicionado, -eso no puede faltar, pues ya no serian los mismos Camilos de años ha, ya no se parecerian al del ejemplo a seguir, al guerrillero, al bonachon, al desinteresado, al cordial, al revolucionario-, esta nueva especie de Camilos, es un hibrido de lo que pudo ser y de lo que no fue. Estos nuevos Camilos te pasan por la orilla en su carro del estado, pero no te recogen pues estan apurados para llegar a la reunion o simplemente para irse a tomar cervezas frias en sabra Dios en cual casa de visita de que organismo, o son los que persigues semanas enteras y no logras alcanzarlos, pues siempre estan en una reunion importante. Creo, a mi entender que como Camilo, solo dos, el original y al Sr. o Compañero Tapia, (no se como llamarlo, yo prefiero llamarlo Señor, quizas, otros, los mas confianzudos le llamen Compañero), soy conocedor de su actuar y firmeza, de sus decisiones y lo mejor, de su forma de ser. En fin amigo. Como dices, y te sigo en tu decir: Donde quedaron los demas Camilos ?. Creo que paso como el Unicornio de Silvio Rodriguez, solo el lo vio. Un super abrazo.. Jesse
Jesse Diaz

vasilymp

En muchas partes. En muchas épocas de nuestra Historia. Incluso, ahora mismo, a tu lado. Hay muchos camilos. Yo pudiera serlo…
vasilymp

Miko

Yo conozco a uno que se llama Camilo , hace unos dia hable con el y dice que iba para la cola de la ternilla en la casilla y que ademas aprovecharia para sacar el pollo ppr pescado que habia llegado.
Miko

vasilymp

después de leerme el texto de Heriberto publicado en Eltoque.com. y que termina con una frase diría yo, venenosa: «Pienso en aquellas palabras de Fidel Castro que anunciaban a muchos Camilos en nuestro pueblo, y me pregunto dónde están, quiénes son», y me pongo a pensar… camilos hay muchos, en el pueblo, sí, de todos los tiempos. Hay que verlo no como la resurrección de la carne, sino, como la voluntad de muchos. Camilo, es uno solo, claro, pero lo que significa, el ejemplo de hombre que deja, eso si es repetible. Ahora bien, ¿por qué reírse a través de una pregunta tonta, de una frase revolucionaria, digna, del líder de nuestra Revolución, que además, ya no está entre nosotros? Cuando uno la piensa, es de uno, soliloquio consigo mismo; cuando la exprea a otro, ya es punto de debate, ya transgresión de espacio porque se sabe que el otro, puede pensar distinto. decirlo a vox populi, y más en un medio que para nada es neutral e indenpendiente, me parece que es como una especie de pedernal para decir lo que se piensa y hacer que los demás piensen y opinen, y eso tiene sus consecuencias. No se tiene respeto por nuestros valores revolucionarios. Me pareció un buen texto mientras lo iba leyendo, y casi me creo que era un texto neutral, de alguien que se dice de «izquierda», pero que en verdad predica otra cosa. Termina con este especie de sarcasmo a una frase que hizo historia en nuestra Historia. Allá los que no creen en eso, cada cuál toma la ideología que quiere, pero triste aquel que no hace lo que dice o no hace lo que piensa.
vasilymp

Jesse Diaz

Muy estimado Vasilymp. No has mencionado mi nombre pero tomare tu respuesta como para mi. Precismente ese detalle de llamarte a ti mismo: como un Camilo mas, te dista mucho de la modestia y modalidad del Comandante. De hecho, ese actuar te descalifica en su totalidad. Cada quien ve en los escritos lo que uno siente en su alma, solo que muchas veces el alma nos traiciona; pero tranquilo, entiendo tu punto de vista. Vuelvo a preguntar y esta vez con mas enfasis: Donde estan los Camilos de los que una vez Fidel Castro dijo: hay muchos.. No existe el veneno en lo que se escribe, mas si en lo que se interpreta, y la interpretacion como viene en silencio, nos desdobla el alma y hace que afloren nuestros “Dolores” o “reconcores” o como lo quieras llamar. Si por llamar las cosas por su nombre somos disidentes, contrarios, anarquistas, y etc, etc y mas etc, entonces tendriamos que mantener la boca cerrada todo el tiempo, pues tu lo sabes muy bien, en Cuba todo lo que se dice y se escribe si no lo aprueba el PCC, eres vetado. Por ahora termino, pero regresare contigo mas adelante. Tu forma de expresarte y de decir, me deja claro que eres un caballero, no de espada, lanza y escudo, hablo en el sentido de la palabra. Con abrazos.. Jesse.
Jesse Diaz

Gilgamesh

Esos Camilos que buscas, est�n escondidos porque tienen miedo que tambi�n los desaparezcan.
Gilgamesh
boletin_elTOQUE