eltoque_logo
Jóvenes en Cuba

Foto: Cortesía de la autora

Migrar

-I-

Una se va y es como si diera un portazo. Consigo se lleva la vida, la gente, los recuerdos y también las esperanzas. Una se lleva todo lo que cabe en la memoria y la piel… y también escoge qué deja.

El futuro promete. Estudié lo suficiente, según mamá quería, como para poder ganarme la vida.

No quieres solo sobrevivir, pretendes que esta sea tu nueva existencia. Te dispones a gozar. Abres bien los ojos y el estómago. Llevas demasiado tiempo viviendo al límite y esta es LA oportunidad. Antes te has hecho la idea de que en la tierra que te vio nacer ya nada es posible.

-II-

Un cuño en tu pasaporte. Una puerta que se abre. Una ciudad que te dice Willkommen o Bienvenido dependiendo dónde arribes.

Pisas y das gracias a la vida por la oportunidad de ir más allá de las fronteras. Das las gracias a tus orishas por haber tocado tierra firme sin percance alguno. Entonces, empieza el viaje.

-III-

Los sentimientos no son uniformes. Un día estás por todo lo alto, tan feliz que te importa un bledo comentar el último brete en Facebook. Otro, no te puedes ni mirar al espejo: te tienes lástima. Tus pulmones no dan más pero sigues dándole a los pedales aunque sea en falso. No puedes detenerte ni para arreglar la catalina.

Ahora ya no solo eres Juan, Dania o Rosario, sino la cubana, el habanero, el emigrante. El “vengo de” te acompañará toda la vida. Responderás preguntas como: ¿conociste personalmente a Castro? Como si Cuba fuera una finca.

-IV-

Es sábado. Música y vino mediante, pones tu mejor estado de ánimo al cuerpo. “Se acabó el querer” dice Pedrito Calvo y tú, que no cantas ni comes fruta, quisieras tener a ese negro en tu cocina para que te diera un recital.

Entre el escobazo y el agua que no puedes tirar -acá todo se limpia con trapitos y papel toalla-, recuerdas la tanda del domingo que te hacía correr, para sentarte ante el televisor con el plato de comida en la mano derecha: “¡Mami, los frijoles negros quedaron riquísimos!”

-V-

Abres los ojos y desconoces el color de las paredes, el techo, la telaraña. Te preguntas dónde estás pero tu cerebro no responde. Sientes como si tus ojos se desvincularan de tu cuerpo, perdiendo el sentido real de la vida.

Tres segundos más tarde te das cuenta de que estás en tu casa, esa que has podido alquilar con tu salario y cuyas paredes has adornado con recuerdos. Los sollozos no calman tu existencia. Lloras para no morir.

Sandra Abd'allah-álvarez Ramírez
Licenciada en Psicología por la Universidad de La Habana, 1996; Máster en Estudios de Género, 2008; y diplomada en Género y Comunicación por el Instituto Internacional de Periodismo José Martí. Diez años de experiencia laboral como editora y periodista del sitio web Cubaliteraria. Gestiona la bitácora Negra cubana tenía que ser (negracubanateniaqueser.com) desde junio del 2006. En la actualidad desarrolla el Directorio de Afrocubanas (directoriodeafrocubanas.com)
sandra-abdallah-alvarez

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pirela

Pero es mas soportable que no saber que vas a hacer de comida hoy , que tener hambre, que ganar 20 dolares al mes, que no opinar lo que piensas para que no te tilden de gusano, que no tener ropa, ni zapatos y tampoco esperanzas de tenerlos, que caminar por calles desbaratas con salideros y fachadas despintadas y derrubandose, que encender el TV y ver a la prensa como tergiversa la realidad de manera sorprendente al punto que no hay carne ni frijoles pero los periodistas dicen que sobrecumplieron los planes de produccion de frijoles y carne , el mismo gobierno desde 195 y estamos en 2017 , en fin es mejor intentar vivir en Marte que en esa isla del infierno.
Pirela

Carmen

En dos te partes,cuando emigras.
Estoy aqui,pero mi corazón alla.Porque todo lo que tengo aqui,debía tenerlo allá y para ayudar a los de allá y también a mi misma (por que no),es asi,va pasando la vida,entre alegrías y añoranzas,sueños y realidades .
Y poco a poco aprende uno a vivir de esta manera y recuerdas a tus viejos y tantas necesidades y una vez más me acuerdo de aquello de “aprieta las nalgas Eddit”,Que es lo mismo que decir:”guapa ,que tú puedes”.
Carmen

Anónimo

Pirela tiene razón. En lo absoluto.
Anónimo

Luna

Cierto, yo hay días que camino por las paredes… Todo lo que amo esta en Cuba, todo lo que verdaderamente me importa y quiero… pero no podía más, me asfixiaba, sentía que caminaba en círculos, que no llegaba a parte alguna… y trabajando, porque eso es lo mas duro y triste… Estudié, me preparé… mi trabajo mal pagado y poco reconocido, era lo único que me hacía olvidarme un poco de todo el resto, de todo lo demás, de cada amanecer incierto, de pasar trabajo para todo, aguantar y aguantar privaciones, escaseses… si para uno solo es duro, es peor cuando te viras y ves a tu mamá criando un puerquito, a tu hijo con 20 años trabajando en una finca por unos kilos, quemado por el sol, diciendote: “mami toma, coge estos cien pesitos para lo que haga falta en la casa”… sin poderse comprar una camisa, salir a un lugar bonito… Me acuerdo de todo eso cuando estoy en baja, y le sigo dando a los pedales. No hay de otra.
Luna

Repatriarse es posible

Si la nostalgia se los come por una pata, por favor, en el yuma nadie está obligado. Ya es posible repatriarse, así que enpiecen cuanto antes con el papeleo.
Repatriarse es posible

Elisa

Me gustó mucho el mini relato. Como autora investigué el tema intensivamente en mi novela Día Soleado, como emigrante viví la experiencia en carne propia, una y otra vez con cada cambio de país. Gracias Sandra por compartir.
Elisa

Sandra Alfaro (smariana)

Gracias por tus escritos cuyas palabras me acercan en el momento exacto. Me parece que estoy viviendo otra vez en ellas
Sandra Alfaro (smariana)

Gusano 100%

En mi vida fue haberme ido de Cuba y si para ellos soy un gusano pues que viva este gusano libre sin Patria pero sin amo, un gusano vestido y calzado, un gusano con carro, un gusano con un buen salario, un gusano bien alimentado, un gusano que puede viajar a donde quiera, un gusano con internet sin censura, un gusano con TV sin censura, un gusano protegido por la primera enmienda y que me garantiza libertad de expresion, un gusano que adora esta vida gusanezca y jamas cruzaria las 90 millas para ser comidos por las auras tiñozas que llevan desde 1959 en el poder y estamos en 2017.
Gusano 100%

Mariano

Me gustó la manera en que la autora recreo el tema. Con pocas palabras deja un “vacío” al recuerdo inerte de cada emigrante, en este caso, el cubabo…el amor madre a la tierra…ya lo escribió Marti y lo sentimos todo. Una cosa es la política que nos ha llevado a donde estamos y otra cosa es la tierra. Podríamos decir que la tierra es parte de nuestra familia. No la escogemos, nacemos en ella y la disfrutamos como propia que es. La cultura siempre nos persigue y nos delata, por así decirlo, pero nos hace sentir orgullosos y orgullosas. Algún día Cuba será de todos los cubanos y cubanas y no de algunos que prestados en este mundo, se creen en el derecho de expropiarla solo por pensar disferente. Amo a Cuba y mi gente. Soy orgulloso de ser cubano y decirlo. Pienso que no he cerrado la puerta, solo he salido y no he llegado a casa….
Mariano

Sandra AbdAllah

Exactamente Mariano, de eso se trata: quien no quiere a su tierra no quiere a su madre. La política no cabe en la azucarera….
Un abrazo y seguimos dandole la vuelta al mundo.
Sandra AbdAllah

Repatriarse

Insisto, ya pueden repatriarse con toda su nostalgia bloguera. O seguir trabajando fuera de Cuba para mandarle los quilitos a la familia en Cuba sin tanto bla bla bla de nostalgia. Ustedes escigeb
Repatriarse

Repatriarse

Ustedes escogen quise decir
Repatriarse

Jesse Diaz

Querida Sandra. Otra vez, sin quererlo tocas lo mas profundo del sentir de “NOSOTROS LOS EMIGRANTES”, es como bien dices; que envidian sentirian Jose Marti y Heredia, de ti, no por compararte con ellos, sino por lo claro que tienes en mente lo que es saberse “EXTRAÑO” en tu propia casa, hablo de quienes estamos fuera de Cuba. Lamento que muchos como Pirela, Anonimo, Gusano 100%; no entiendan nada de lo que tratas de decir, ellos se van por la tangente mas rapida, se en el fondo que no lo hacen por lo malo, sino que no leen lo que escribes entre renglones, te confieso que estaba comiendo mientras leia tu escrito, y no pude terminar de comer, aun ahora se me hace un nudo en la garganta y mis lagrimas brotan, no se deslizan, simplemente brotan en abundancia, me identifico tanto contigo, que lo unico que quiero ahora es abrazarte bien fuerte sin mediar palabra alguna, el abrazo lo diria todo. Eres grande amiga mia, eres inmensamente grande, por tus luchas constante contra todo lo mal hecho, contra la descriminacion sexual, contra la descrinamcion entre lo blanco y lo negro de la sociedad. Sin especificar lugar alguno.
Retomando tu escrito, en su Oda al Niagara Jose Ma. Heredia, describe con total exactitud lo que es vivir el en “destierro”, lo escribo entre comillas, pues se que muchos diran como dijo Repatriarse, eso quizas resuelva algunos problemas, pero volveria todo a comenzar desde cero, seria caminar circulos; creanme, yo se lo que digo. Es cierto Pirela, es muy cierto lo que dices, se de todas nuestra carencias, pero estoy seguro que Sandra trato de dar otra imagen, lamentablemente no todos interpretamos lo mismo, puede ser que el errado sea yo, no digo que no, pero Sandra habla de lo mismo que hablo Heredia, de lo mismo que hablo Jose marti y de lo mismo que han hablado miles quienes han y hemos vivido en un exilio forzado, solo por el deseo de unos cuantos. Estoy de acuerdo con Luna, y con todos, todos vemos las cosas desde diferentes angulos, pero a la largo todos convergen en un mismo punto, el estar lejos de casa, de nuestras familias, de nuestros amigos, de nuestros recuerdos, es algo que no se puede apartar de nosotros por mas que querramos. Asi es el destino, asi es vivir fuera de nuestra Patria. Sin importar si nos repatriamos, sin importar que tenemos para comer, sin importar si tenemos o no los 100 pesos para comprar una camisa o en aportarlo para lo que haga falta en la casa. Se que es duro, muy duro. Pero tambien es duro vivir fuera de nuestro entorno, las dos cosas son duras, durisimas diria yo, y estoy seguro que todos me apoyarian en eso. Si pudieramos vivir en Cuba como se vive en cualquier lugar fuera de Cuba, otra cosa seria, estoy seguro que nadie saldria de nuestro verde caiman. Pero, asi es el destino, un destino que nadie quiso que fuera asi, sin embargo lo es, una realidad tan tangente como chocante e irreverente ante nuestros ojos. Pero como dijera el mismo Jose Marti: .. nuestro vino es amargo, pero es nuestro vino.. Un fuerte abrazo a todos.. Bendiciones. Jesse
Jesse Diaz

Cubano 100 %

Me gustan sus relatos, realmente estoy también reflejado en esos recuerdos, quisiera hacerles saber algo que quizás han escuchado pero que jamás ha vivido, hace poco tiempo logre salir de esa tortura, y la califico así, tortura!!!!!!!! Pues por profesión pesaba sobre mi una bastarda ley que no me permitía hacerme al mundo, como pesa sobre miles de colegas mios también, aún siento el temor de la persecución, aún pienso en que seré perseguido, pues tantos años de domesticación pesan sobre el alma y te hacen sentir esa sensación de bicho rato, pasaron muchos meses hasta que les dio la gana de dejarme hacer mi vida, aquí estoy, cierto, en las tardes viajo y entro a mi pueblo querido, ese que quizás por razones propias de la migración no está tan desmantelado y feo como muchos otros que hay en nuestra bella isla, que añoranza por los míos, por los que deje y pasará mucho tiempo sin volver a verlos, sólo se que la decisión fue dura pero era la única solución a mi modo, “ya no cabia allí”, era simplemente mi frase a diario, y aun la sigo diciendo, que difícil entorno que te hace ser todo un detonante en las críticas cotidianas y en el desprecio por aquellos que hacen de nuestro país un espacio sin futuro y paralizado en el tiempo, todo a su modo arrogante, dominante y totalitario, disculpen la redundancia, una sociedad llena y repleta de seres preparados profesionalmente, pero estancados pues sólo ellos deciden quien trabaja, como, donde y cuando ellos quieran, Pal carajo el comunismo que sólo da margen a la corrupción de los secuaces que dominan……..
Cubano 100 %

Sandra

Gracias por ese comentario tan intenso y sincero. Gracias por entender lo que aqui escribi, lo cual va de afectos, humanismo, (des)arraigos y amores. Sea cual sea el gobierno que tenga CUBA puues no dejara de ser MI CUBA, la de mi familia, mis amores, mi hija, mis hermanas, amantes y nieto. Sencillamente la CUBA DE MI VIDA y nada ni nadie me hara renunciar a ello.
Sandra

Jesse Diaz

Gusano 100%. Querido mio, nadie esta diciendo que fue lo mejor o lo peor que hiciste, TODOS, por un motivo u otro nos hemos ido de nuestra Cuba, pero es un hecho que Cuba no se ha ido de ninguno de nosotros, quizas hoy por hoy tu no lo sientas asi, pero llegara un momento en tu vida que anhelaras aquellas tazas de cafe recien colado sentado en el portal de cualquier amigo o familiar, jugar al domino debajo de un poste electrico casi a ciegas, pero diciendo: Pollona, o se cerro el juego; anhelaras tomarte unas cervezas frias o un trago de ron Caribe o Mulata o quien sabe si Chispa e’tren o esperame en el suelo, como lo llamabamos nosotros en Ciego de Avila, haciendo cuentos, no importa si son nuevas las historias o si las has repetido mil veces, hablaras de la mulata de la esquina, de la blanca rubia que esta con el negro carnicero, y diras -claro, si el negro lo consigue todo-, y haras con los dedos la costumbre que tenemos cuando hablamos de dinero. Es cierto que no haras guardia en el CDR, que no tendras que ir al trabajo “voluntario” (obligatorio), que no tendras que pagar sindicato ni las MTT, que te comeras un bistec o quizas un sarten lleno, que manejaras un carro aunque sea de 1990 pero comparado con los de Cuba,es un carro moderno, en eso estamos de acuerdo, pero te aseguro, que estes donde estes no te faltara para Fin de Año el congri ni el lechon asado, en olla o al horno, pero alli estara presente, la yuca con mojo, y estoy seguro que entre risas y algarabias diras: Coño si la vieja estuviera aqui, o tu primo Pepe, o Julita la novia que tuviste cuando tenias 14 años, de eso trata lo que muy acertadamente quiso decir Sandra. Esa nostalgia que quieras o no, va intrinseca en nosotros los que hemos emigrado por una razon o por otra, reitero. Todos sabemos del regimen opresor que nos ahoga, que nos empuja a hacer algo que no queremos, como dijo Cubano 100%, nos ponen el pie en el cuello hasta que nos asfixian, para no repetir; pero Sandra hablo de lo que se siente al vivir fuera de lo nuestro, vivamos donde vivamos, en el lejano Egipto, en Haiti o el China, Cuba vivira dentro de nosotros, dicho de otra forma, saldremos de Cuba, es un hecho, pero Cuba no saldra de nosotros. Lo mas duro de todo es vivir en el destierro, no importa si fue decision nuestra o de otros, obligados por las circunstancias, pero es duro, muy duro. Gracias Sandra por dedicarme unas palabras, eso me deja saber que sigues a tus lectores, mil gracias. En serio. Bendiciones. Jesse.
Jesse Diaz

Selma

Sandra tienes razón. No se trata de política, de gobernantes o de leyes. Se trata de quien te dio vida, quien te forjó, quien te enseño a sobrevivir. A veces o casi siempre el ser humano es tan egoísta que se deja llevar por la ambición de alcanzar “lo mejor”, cuando ni siquiera saben que es lo que eso significa. En la vida lo unico bueno que te llevas contigo es el amor y los momentos de felicidad que compartisteis con personas reales. El dinero ayuda , claro que si, pero es vacío. Carece de sentido. Un día comprenderás que nunca es suficiente y siempre vas a carecer de lo que supuestamente necesitas. Por eso, como tu dices Sandra, es mejor abrir los ojos. La realidad puede ser dura pero efervece. La vida es solo una prueba y no lo que todos piensan que es, “un regalo”. Lo dice alguien que ha estado en los dos lados del malecón. Vive y hazlo lo mejor que puedas. Lo demás ya vendrá , cuando toque y si es que toca.
Selma

Sandra AbdAllah

Asi mismo es Selma! Un abrazo
Sandra AbdAllah

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE

Jóvenes en Cuba

Foto: Cortesía de la autora

Migrar

-I-

Una se va y es como si diera un portazo. Consigo se lleva la vida, la gente, los recuerdos y también las esperanzas. Una se lleva todo lo que cabe en la memoria y la piel… y también escoge qué deja.

El futuro promete. Estudié lo suficiente, según mamá quería, como para poder ganarme la vida.

No quieres solo sobrevivir, pretendes que esta sea tu nueva existencia. Te dispones a gozar. Abres bien los ojos y el estómago. Llevas demasiado tiempo viviendo al límite y esta es LA oportunidad. Antes te has hecho la idea de que en la tierra que te vio nacer ya nada es posible.

-II-

Un cuño en tu pasaporte. Una puerta que se abre. Una ciudad que te dice Willkommen o Bienvenido dependiendo dónde arribes.

Pisas y das gracias a la vida por la oportunidad de ir más allá de las fronteras. Das las gracias a tus orishas por haber tocado tierra firme sin percance alguno. Entonces, empieza el viaje.

-III-

Los sentimientos no son uniformes. Un día estás por todo lo alto, tan feliz que te importa un bledo comentar el último brete en Facebook. Otro, no te puedes ni mirar al espejo: te tienes lástima. Tus pulmones no dan más pero sigues dándole a los pedales aunque sea en falso. No puedes detenerte ni para arreglar la catalina.

Ahora ya no solo eres Juan, Dania o Rosario, sino la cubana, el habanero, el emigrante. El “vengo de” te acompañará toda la vida. Responderás preguntas como: ¿conociste personalmente a Castro? Como si Cuba fuera una finca.

-IV-

Es sábado. Música y vino mediante, pones tu mejor estado de ánimo al cuerpo. “Se acabó el querer” dice Pedrito Calvo y tú, que no cantas ni comes fruta, quisieras tener a ese negro en tu cocina para que te diera un recital.

Entre el escobazo y el agua que no puedes tirar -acá todo se limpia con trapitos y papel toalla-, recuerdas la tanda del domingo que te hacía correr, para sentarte ante el televisor con el plato de comida en la mano derecha: “¡Mami, los frijoles negros quedaron riquísimos!”

-V-

Abres los ojos y desconoces el color de las paredes, el techo, la telaraña. Te preguntas dónde estás pero tu cerebro no responde. Sientes como si tus ojos se desvincularan de tu cuerpo, perdiendo el sentido real de la vida.

Tres segundos más tarde te das cuenta de que estás en tu casa, esa que has podido alquilar con tu salario y cuyas paredes has adornado con recuerdos. Los sollozos no calman tu existencia. Lloras para no morir.

Evalúe esta noticia

Cargando ...

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR85 CUP
+1
1 USD64 CUP
1 MLC73.8 CUP
+0.3
calendar_icon

CUBA

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pirela

Pero es mas soportable que no saber que vas a hacer de comida hoy , que tener hambre, que ganar 20 dolares al mes, que no opinar lo que piensas para que no te tilden de gusano, que no tener ropa, ni zapatos y tampoco esperanzas de tenerlos, que caminar por calles desbaratas con salideros y fachadas despintadas y derrubandose, que encender el TV y ver a la prensa como tergiversa la realidad de manera sorprendente al punto que no hay carne ni frijoles pero los periodistas dicen que sobrecumplieron los planes de produccion de frijoles y carne , el mismo gobierno desde 195 y estamos en 2017 , en fin es mejor intentar vivir en Marte que en esa isla del infierno.
Pirela

Carmen

En dos te partes,cuando emigras.
Estoy aqui,pero mi corazón alla.Porque todo lo que tengo aqui,debía tenerlo allá y para ayudar a los de allá y también a mi misma (por que no),es asi,va pasando la vida,entre alegrías y añoranzas,sueños y realidades .
Y poco a poco aprende uno a vivir de esta manera y recuerdas a tus viejos y tantas necesidades y una vez más me acuerdo de aquello de “aprieta las nalgas Eddit”,Que es lo mismo que decir:”guapa ,que tú puedes”.
Carmen

Anónimo

Pirela tiene razón. En lo absoluto.
Anónimo

Luna

Cierto, yo hay días que camino por las paredes… Todo lo que amo esta en Cuba, todo lo que verdaderamente me importa y quiero… pero no podía más, me asfixiaba, sentía que caminaba en círculos, que no llegaba a parte alguna… y trabajando, porque eso es lo mas duro y triste… Estudié, me preparé… mi trabajo mal pagado y poco reconocido, era lo único que me hacía olvidarme un poco de todo el resto, de todo lo demás, de cada amanecer incierto, de pasar trabajo para todo, aguantar y aguantar privaciones, escaseses… si para uno solo es duro, es peor cuando te viras y ves a tu mamá criando un puerquito, a tu hijo con 20 años trabajando en una finca por unos kilos, quemado por el sol, diciendote: “mami toma, coge estos cien pesitos para lo que haga falta en la casa”… sin poderse comprar una camisa, salir a un lugar bonito… Me acuerdo de todo eso cuando estoy en baja, y le sigo dando a los pedales. No hay de otra.
Luna

Repatriarse es posible

Si la nostalgia se los come por una pata, por favor, en el yuma nadie está obligado. Ya es posible repatriarse, así que enpiecen cuanto antes con el papeleo.
Repatriarse es posible

Elisa

Me gustó mucho el mini relato. Como autora investigué el tema intensivamente en mi novela Día Soleado, como emigrante viví la experiencia en carne propia, una y otra vez con cada cambio de país. Gracias Sandra por compartir.
Elisa

Sandra Alfaro (smariana)

Gracias por tus escritos cuyas palabras me acercan en el momento exacto. Me parece que estoy viviendo otra vez en ellas
Sandra Alfaro (smariana)

Gusano 100%

En mi vida fue haberme ido de Cuba y si para ellos soy un gusano pues que viva este gusano libre sin Patria pero sin amo, un gusano vestido y calzado, un gusano con carro, un gusano con un buen salario, un gusano bien alimentado, un gusano que puede viajar a donde quiera, un gusano con internet sin censura, un gusano con TV sin censura, un gusano protegido por la primera enmienda y que me garantiza libertad de expresion, un gusano que adora esta vida gusanezca y jamas cruzaria las 90 millas para ser comidos por las auras tiñozas que llevan desde 1959 en el poder y estamos en 2017.
Gusano 100%

Mariano

Me gustó la manera en que la autora recreo el tema. Con pocas palabras deja un “vacío” al recuerdo inerte de cada emigrante, en este caso, el cubabo…el amor madre a la tierra…ya lo escribió Marti y lo sentimos todo. Una cosa es la política que nos ha llevado a donde estamos y otra cosa es la tierra. Podríamos decir que la tierra es parte de nuestra familia. No la escogemos, nacemos en ella y la disfrutamos como propia que es. La cultura siempre nos persigue y nos delata, por así decirlo, pero nos hace sentir orgullosos y orgullosas. Algún día Cuba será de todos los cubanos y cubanas y no de algunos que prestados en este mundo, se creen en el derecho de expropiarla solo por pensar disferente. Amo a Cuba y mi gente. Soy orgulloso de ser cubano y decirlo. Pienso que no he cerrado la puerta, solo he salido y no he llegado a casa….
Mariano

Sandra AbdAllah

Exactamente Mariano, de eso se trata: quien no quiere a su tierra no quiere a su madre. La política no cabe en la azucarera….
Un abrazo y seguimos dandole la vuelta al mundo.
Sandra AbdAllah

Repatriarse

Insisto, ya pueden repatriarse con toda su nostalgia bloguera. O seguir trabajando fuera de Cuba para mandarle los quilitos a la familia en Cuba sin tanto bla bla bla de nostalgia. Ustedes escigeb
Repatriarse

Repatriarse

Ustedes escogen quise decir
Repatriarse

Jesse Diaz

Querida Sandra. Otra vez, sin quererlo tocas lo mas profundo del sentir de “NOSOTROS LOS EMIGRANTES”, es como bien dices; que envidian sentirian Jose Marti y Heredia, de ti, no por compararte con ellos, sino por lo claro que tienes en mente lo que es saberse “EXTRAÑO” en tu propia casa, hablo de quienes estamos fuera de Cuba. Lamento que muchos como Pirela, Anonimo, Gusano 100%; no entiendan nada de lo que tratas de decir, ellos se van por la tangente mas rapida, se en el fondo que no lo hacen por lo malo, sino que no leen lo que escribes entre renglones, te confieso que estaba comiendo mientras leia tu escrito, y no pude terminar de comer, aun ahora se me hace un nudo en la garganta y mis lagrimas brotan, no se deslizan, simplemente brotan en abundancia, me identifico tanto contigo, que lo unico que quiero ahora es abrazarte bien fuerte sin mediar palabra alguna, el abrazo lo diria todo. Eres grande amiga mia, eres inmensamente grande, por tus luchas constante contra todo lo mal hecho, contra la descriminacion sexual, contra la descrinamcion entre lo blanco y lo negro de la sociedad. Sin especificar lugar alguno.
Retomando tu escrito, en su Oda al Niagara Jose Ma. Heredia, describe con total exactitud lo que es vivir el en “destierro”, lo escribo entre comillas, pues se que muchos diran como dijo Repatriarse, eso quizas resuelva algunos problemas, pero volveria todo a comenzar desde cero, seria caminar circulos; creanme, yo se lo que digo. Es cierto Pirela, es muy cierto lo que dices, se de todas nuestra carencias, pero estoy seguro que Sandra trato de dar otra imagen, lamentablemente no todos interpretamos lo mismo, puede ser que el errado sea yo, no digo que no, pero Sandra habla de lo mismo que hablo Heredia, de lo mismo que hablo Jose marti y de lo mismo que han hablado miles quienes han y hemos vivido en un exilio forzado, solo por el deseo de unos cuantos. Estoy de acuerdo con Luna, y con todos, todos vemos las cosas desde diferentes angulos, pero a la largo todos convergen en un mismo punto, el estar lejos de casa, de nuestras familias, de nuestros amigos, de nuestros recuerdos, es algo que no se puede apartar de nosotros por mas que querramos. Asi es el destino, asi es vivir fuera de nuestra Patria. Sin importar si nos repatriamos, sin importar que tenemos para comer, sin importar si tenemos o no los 100 pesos para comprar una camisa o en aportarlo para lo que haga falta en la casa. Se que es duro, muy duro. Pero tambien es duro vivir fuera de nuestro entorno, las dos cosas son duras, durisimas diria yo, y estoy seguro que todos me apoyarian en eso. Si pudieramos vivir en Cuba como se vive en cualquier lugar fuera de Cuba, otra cosa seria, estoy seguro que nadie saldria de nuestro verde caiman. Pero, asi es el destino, un destino que nadie quiso que fuera asi, sin embargo lo es, una realidad tan tangente como chocante e irreverente ante nuestros ojos. Pero como dijera el mismo Jose Marti: .. nuestro vino es amargo, pero es nuestro vino.. Un fuerte abrazo a todos.. Bendiciones. Jesse
Jesse Diaz

Cubano 100 %

Me gustan sus relatos, realmente estoy también reflejado en esos recuerdos, quisiera hacerles saber algo que quizás han escuchado pero que jamás ha vivido, hace poco tiempo logre salir de esa tortura, y la califico así, tortura!!!!!!!! Pues por profesión pesaba sobre mi una bastarda ley que no me permitía hacerme al mundo, como pesa sobre miles de colegas mios también, aún siento el temor de la persecución, aún pienso en que seré perseguido, pues tantos años de domesticación pesan sobre el alma y te hacen sentir esa sensación de bicho rato, pasaron muchos meses hasta que les dio la gana de dejarme hacer mi vida, aquí estoy, cierto, en las tardes viajo y entro a mi pueblo querido, ese que quizás por razones propias de la migración no está tan desmantelado y feo como muchos otros que hay en nuestra bella isla, que añoranza por los míos, por los que deje y pasará mucho tiempo sin volver a verlos, sólo se que la decisión fue dura pero era la única solución a mi modo, “ya no cabia allí”, era simplemente mi frase a diario, y aun la sigo diciendo, que difícil entorno que te hace ser todo un detonante en las críticas cotidianas y en el desprecio por aquellos que hacen de nuestro país un espacio sin futuro y paralizado en el tiempo, todo a su modo arrogante, dominante y totalitario, disculpen la redundancia, una sociedad llena y repleta de seres preparados profesionalmente, pero estancados pues sólo ellos deciden quien trabaja, como, donde y cuando ellos quieran, Pal carajo el comunismo que sólo da margen a la corrupción de los secuaces que dominan……..
Cubano 100 %

Sandra

Gracias por ese comentario tan intenso y sincero. Gracias por entender lo que aqui escribi, lo cual va de afectos, humanismo, (des)arraigos y amores. Sea cual sea el gobierno que tenga CUBA puues no dejara de ser MI CUBA, la de mi familia, mis amores, mi hija, mis hermanas, amantes y nieto. Sencillamente la CUBA DE MI VIDA y nada ni nadie me hara renunciar a ello.
Sandra

Jesse Diaz

Gusano 100%. Querido mio, nadie esta diciendo que fue lo mejor o lo peor que hiciste, TODOS, por un motivo u otro nos hemos ido de nuestra Cuba, pero es un hecho que Cuba no se ha ido de ninguno de nosotros, quizas hoy por hoy tu no lo sientas asi, pero llegara un momento en tu vida que anhelaras aquellas tazas de cafe recien colado sentado en el portal de cualquier amigo o familiar, jugar al domino debajo de un poste electrico casi a ciegas, pero diciendo: Pollona, o se cerro el juego; anhelaras tomarte unas cervezas frias o un trago de ron Caribe o Mulata o quien sabe si Chispa e’tren o esperame en el suelo, como lo llamabamos nosotros en Ciego de Avila, haciendo cuentos, no importa si son nuevas las historias o si las has repetido mil veces, hablaras de la mulata de la esquina, de la blanca rubia que esta con el negro carnicero, y diras -claro, si el negro lo consigue todo-, y haras con los dedos la costumbre que tenemos cuando hablamos de dinero. Es cierto que no haras guardia en el CDR, que no tendras que ir al trabajo “voluntario” (obligatorio), que no tendras que pagar sindicato ni las MTT, que te comeras un bistec o quizas un sarten lleno, que manejaras un carro aunque sea de 1990 pero comparado con los de Cuba,es un carro moderno, en eso estamos de acuerdo, pero te aseguro, que estes donde estes no te faltara para Fin de Año el congri ni el lechon asado, en olla o al horno, pero alli estara presente, la yuca con mojo, y estoy seguro que entre risas y algarabias diras: Coño si la vieja estuviera aqui, o tu primo Pepe, o Julita la novia que tuviste cuando tenias 14 años, de eso trata lo que muy acertadamente quiso decir Sandra. Esa nostalgia que quieras o no, va intrinseca en nosotros los que hemos emigrado por una razon o por otra, reitero. Todos sabemos del regimen opresor que nos ahoga, que nos empuja a hacer algo que no queremos, como dijo Cubano 100%, nos ponen el pie en el cuello hasta que nos asfixian, para no repetir; pero Sandra hablo de lo que se siente al vivir fuera de lo nuestro, vivamos donde vivamos, en el lejano Egipto, en Haiti o el China, Cuba vivira dentro de nosotros, dicho de otra forma, saldremos de Cuba, es un hecho, pero Cuba no saldra de nosotros. Lo mas duro de todo es vivir en el destierro, no importa si fue decision nuestra o de otros, obligados por las circunstancias, pero es duro, muy duro. Gracias Sandra por dedicarme unas palabras, eso me deja saber que sigues a tus lectores, mil gracias. En serio. Bendiciones. Jesse.
Jesse Diaz

Selma

Sandra tienes razón. No se trata de política, de gobernantes o de leyes. Se trata de quien te dio vida, quien te forjó, quien te enseño a sobrevivir. A veces o casi siempre el ser humano es tan egoísta que se deja llevar por la ambición de alcanzar “lo mejor”, cuando ni siquiera saben que es lo que eso significa. En la vida lo unico bueno que te llevas contigo es el amor y los momentos de felicidad que compartisteis con personas reales. El dinero ayuda , claro que si, pero es vacío. Carece de sentido. Un día comprenderás que nunca es suficiente y siempre vas a carecer de lo que supuestamente necesitas. Por eso, como tu dices Sandra, es mejor abrir los ojos. La realidad puede ser dura pero efervece. La vida es solo una prueba y no lo que todos piensan que es, “un regalo”. Lo dice alguien que ha estado en los dos lados del malecón. Vive y hazlo lo mejor que puedas. Lo demás ya vendrá , cuando toque y si es que toca.
Selma

Sandra AbdAllah

Asi mismo es Selma! Un abrazo
Sandra AbdAllah
boletin_elTOQUE